El Gobierno negó gasificación a la movilización de las personas con discapacidad, aunque admitió que “rociaron” agentes químicos a los que calificó como infiltrados y que lograron hacer un forado en una de las mallas de seguridad dispuestas alrededor de la plaza Murillo para agredir a los uniformados. Reiteró la disposición de diálogo con los movilizados.

La posición fue expresada por el viceministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes, quien ofreció una conferencia de prensa junto al comandante de la Policía, general Édgar Tellez. “Hemos vuelto a instruir desde el sábado que está prohibido el uso de agentes químicos y esto no tiene que ver, absolutamente, nada con la acción de los discapacitados”, afirmó Illanes.

Las personas con discapacidad que marcharon desde Cochabamba en demanda de un bono de Bs 500 intentaron este mediodía ingresar a plaza Murillo para protestar en puertas del Palacio de Gobierno, pero fueron gasificadas en medio de un cordón de seguridad que cerró todos los ingresos al lugar con ayuda de mallas y puertas metálicas.

Illanes atribuyó los incidentes a infiltrados que “no sabemos si son delincuentes” con “sentimiento adverso a la Policía”. Informó del inicio de una investigación y mostró en la conferencia de prensa objetos que fueron utilizados para romper las mallas de seguridad como barras metálicos y piedras y el escudo que fue arrebatado a un uniformado.

“Usando barras metálicas han empezado a golpear las canillas de los policías y uno de ellos por cuidarse las canillas soltó su escudo y aprovechando esta circunstancia, para sustraer un bien material del Estado”, denunció.

También reiteró la voluntad del Gobierno de dialogar para encontrar, afirmó, “soluciones de fondo y no de forma”. Recordó que las ofertas de diálogo fueron rechazadas en tres oportunidades, pero permanece la voluntad de retomar las negociaciones.

Informó que entre las personas que protestaban estaban encapuchados, lo que –sostuvo- llama la atención porque no es común. “No hubo gasificación (a las personas con discapacidad), solamente a estos tres sujetos les rociaron una pequeña fracción de agente químico, no hubo, gasificación”, insistió.

La administración del presidente Evo Morales negó en reiteradas oportunidades la posibilidad de atender la demanda de un bono mensual de Bs 500 porque le representaría al Estado más de Bs 300 millones. En cambio, plantearon trabajar en la ejecución de una política integral que garantice, por ejemplo, acceso a fuentes de trabajo.

La Razón


Discapacitados: 6 claves para entender el conflicto

1. ¿Qué es lo que piden los discapacitados?

Las personas con discapacidad exigen al Gobierno un bono de 500 bolivianos mensuales. Argumentan que su condición les impide conseguir trabajo con una remuneración justa que les permita mantener a sus familias y cuidar de su deteriorada salud.

2. ¿Cuántos discapacitados hay en el país?

Según datos oficiales existen 61.447 personas registradas con todo tipo de discapacidad en el país. La demanda del sector exige que se realice un nuevo censo y se haga una verificación, porque consideran que hubieron fallas en el programa que evaluaba y carnetizaba a estas personas, por lo que el número podría subir, según estimaciones a más de 100.000.

3. ¿Qué les respondió el Gobierno?

El Gobierno se niega a otorgar un bono mensual a este sector porque considera que podría “desestabilizar la economía del país”. Según cálculos del Ministerio de Economía, este beneficio económico le costaría a las arcas del Estado 368 millones de bolivianos anuales.

4. ¿Los discapacitados reciben algún beneficio?

Sí. Existen 21.112 personas con discapacidad grave o muy grave que tienen una Renta Solidaria de 1.000 bolivianos anuales. Este beneficio se paga con los recursos que antes eran destinados para financiar las campañas de los partidos políticos, según lo establece la Ley General para Personas con Discapacidad, 2 de marzo de 2012.

La norma además señala que las personas con discapacidad visual y aquellas personas con discapacidad mientras desempeñen funciones en el sector público no pueden percibir la renta. El beneficio tampoco alcanza a las personas con discapacidad leve y moderada.

5. ¿Por qué hay personas discapacitadas que ya reciben un bono y otras no?

Para entender este aspecto se debe conocer la clasificación de las personas por el grado de discapacidad, señaladas por la Ley que regula a este sector.

Existen cuatro grados de discapacidad: leve, cuando las secuelas que provocaron la discapacidad provocan alguna dificultad para llevar a cabo sus actividades diarias; moderada, cuando la discapacidad causa una disminución importante de la capacidad de la personas para realizar sus labores o desarrollar su vida. En estos dos casos, que son la mayoría de los discapacitados en el país, no se recibe el bono de Bs. 1.000 anual.

El tercer grado es el grave, son aquellas personas cuya discapacidad les impide realizar la mayoría de las actividades de la vida diaria, pudiendo estar afectada alguna de las actividades de autociudado, requiriendo asistencia de otra persona para algunas de sus tareas; el cuarto grado es el muy grave, que es cuando una persona requiere la asistencia permanente de otra persona para realizar todas sus actividades.

6. ¿Qué es lo que se entiende por discapacidad en Bolivia?

Según la Ley General para Personas con Discapacidad, se entiende por discapacidad al “el resultado de la interacción de la persona, con deficiencias de función físicas, psíquicas, intelectuales y/o sensoriales a largo plazo o permanentes, con diversas barreras físicas, psicológicas, sociales, culturales y comunicacionales”.

La Ley señala que existen los siguientes tipos de discapacitados: personas con discapacidad física-motora, personas con discapacidad visual, personas con discapacidad auditiva, personas con discapacidad intelectual, personas con discapacidad mental o psíquica.

El Deber