El presidente de la República, Nicolás Maduro, recibió ayer en el Palacio de Miraflores una marcha que se desplazó en rechazo a la Ley de Amnistía, sancionada por la Asamblea Nacional (AN). Dijo que entregará un documento a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia para solicitar la declaratoria de inconstitucionalidad de la referida ley.

“He decidido hoy mismo enviar y pido que ustedes acompañen esa movilización, al secretario jurídico del Palacio de Miraflores, con este documento, pidiéndole a la Sala Constitucional, declare inconstitucional la Ley de Amnistía ‘criminal” para que el Tribunal Supremo de Justicia “cumpla en pleno ejercicio de sus funciones y tomen la decisión”

Maduro dijo que evaluará también la posibilidad de acortar el período del parlamento, electo el pasado 6 de diciembre. “La voy a evaluar con absoluta seriedad, le prometo al país, y si veo que es la posibilidad de despejar los caminos del golpismo y de la utilización de la Asamblea Nacional yo mismo la activaría si el pueblo me acompaña. Se los prometo y me comprometo”, manifestó ante miles de seguidores.

Propuso instalar una Comisión de la Verdad, integrada por el vicepresidente de la República, Aristóbulo Istúriz, el Defensor del Pueblo, la Fiscal General y el comité de víctimas de las guarimbas como órgano asesor.

“Convoco al país para la recolección de firmas públicas para que sean los ciudadanos de a pie quienes reaccionen, sea el pueblo el protagonista”, expresó el Jefe de Estado.

Sostuvo que la “rebelión debe ser el canto del pueblo contra las leyes criminales. “El pueblo debe rebelarse contra las leyes anticonstitucionales”, dijo.

El Presidente calificó de ilegal la ley propuesta por la oposición. “Es mi atribución como Jefe de Estado, garantizar la constitucionalidad, la justicia para que haya paz en Venezuela”.

Maduro destacó que la AN “viene a imponer una agenda golpista, inconstitucionalidad, guarimbera contra el país, aprueban leyes de bufetes que solo ellos representan. Es una confesión histórica confiesan su participación en delitos graves desde 2002 hasta el 2015 y los explican con lujos de detalles”.

“Nadie puede perfumar el hedor, el estiércol, de esta ley nauseabunda, de esta ley criminal”, señaló el mandatario nacional.

Afirmó que “si se aprobara esta ley, Venezuela entraría en un ciclo de guerra civil”.

Denunció que “la campaña internacional se ha intensificado en las últimas 48 horas y los corresponsales están aquí porque en el país porque dicen que ‘en abril habrá algo”. “En abril habrá más revolución, vamos a ganar la paz, el derecho del pueblo al trabajo, a la vida”, aseguró.

Criticó a algunos canales de televisión española por emprender una programación en contra de Venezuela y arremetió contra su homólogo Mariano Rajoy.

“Aquí no hay planes de entrega, respeten las reglas del juego. Si me hicieran algo a mi, Aristóbulo Istúriz, encabecen ustedes una insurrección popular, cívico-popular, no lo duden, es por nuestros hijos, es por la paz, por la indenepencia, así lo digo, que nadie se equivoque conmigo, que nadie se equivocque con el pueblo de Venezuela”, dijo el Presidente en cadena de rario y televisión.

En su alocución pidió a la Fiscal General de la República investigar el escándalo de Panamá Papers y que “se juzgue a quien se tenga que juzgar”.

En el acto, representantes del comité de víctimas de las guarimbas de 2014 dieron su testimonio y apoyaron el rechazo a la ley que promovió la bancada de oposición.

“Nosotros rechazamos esa ley, la aprobaron de forma expedita sin la participación del pueblo (…) No podemos darle amnistía a delitos de corrupción, narcotráfico ¿qué pasa con todo el daño que cometieron, de todas esas personas que quedaron sin familias? (…) No queremos que les borren esos delitos, queremos que se instale la comisión de la verdad (…) Las víctimas quieren justicia, Presidente”, dijo Desireé Cabrera, integrante de la organización.

Otra de las integrantes de la comisión, Maite García, dijo que “el pueblo quiere justicia y verdad es lo que clama nuestra patria”.

También Germán Oscar Carrero, testigos de los destrozos ocasionados por las guarimbas, recordó que en el estado Táchira, fue atacado con bombas y piedras cuando se desplazaba en un camión de Corposalud. “Como el camión decía que era de uso oficial, los manifestantes decían que tenían que matarme”, contó.

Durante el acto, el abogado constitucionalista Hermánn Escarrá mencionó durante su intervención que “el presidente Nicolás Maduro puede presentar una enmienda sin pasar por la AN”. “Se puede ir directo a la Sala Constitucional para anular ley criminal”, expresó Escarrá.

“No rete al Ministro de la Defensa, réteme a mi que estoy dispuesto a debatir con usted”, dijo el jurista, haciendo referencia, sin nombrarlo, al presidente de la Asamblea Nacional (AN). Instó a la bancada de oposición a buscar mejores juristas.

​Temprano, en la concentración participaron también el vicepresidente Ejecutivo, Aristóbulo Istúriz, e integrantes del Bloque de la Patria, quienes rechazaron el instrumento legal.

El primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello declaró que “convocamos desde a todos los movimientos sociales, al Gran Polo Patriótico (GPP), a todos aquellos que sienten la necesidad de que en este país haya paz”.

“Cabello expresó que no es posible que “la violación al Estado de Derecho, la anarquía y la violencia se impongan sobre las leyes. Esta ley fue planificada y escrita por sectores que no quieren a este país, es un autoperdón y no asumen su responsabilidad” con los hechos y las víctimas”.

Panorama

Contra la Ley de impunidad han firmado 2 millones 587 mil venezolanos

En dos días de jornada, un total de 2.587.000 venezolanos han estampado su firma contra la Ley de la derecha que promueve la impunidad y que legitima la violencia como forma de hacer política, informó este jueves el dirigente revolucionario Jorge Rodríguez.

Desde el Palacio Presidencial de Miraflores, en Caracas, donde se concentró el pueblo la tarde de este jueves para manifestar su rechazo al instrumento sancionado recientemente por los parlamentarios de la derecha, Rodríguez advirtió que esta ley —cuya constitucionalidad será evaluada por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia—, no solo ofende a las víctimas de los hechos violentos promovidos por dirigentes derechistas sino afecta a toda la población venezolana.

Es una Ley “que lo que promueve es la guerra, la destrucción, la impunidad, la violencia, el desdén y el desprecio por la vida humana”, subrayó Rodríguez.

Al respecto, el presidente Nicolás Maduro, quien recibió al pueblo, señaló que “las firmas tienen que ser una demostración de conciencia y voluntad”, en “contra de la guerra, en contra de la impunidad, en contra de la amnesia criminal”.

El mandatario nacional informó que se extenderán estas jornadas de recolección de firmas contra la Ley de Amnistía, con la que se eximiría de culpa a quienes generaron acciones violentas y terroristas en 2014 como parte del plan golpista La Salida.

Correo del Orinoco