Productores campesinos de distintas zonas del país realizaron una movilización este lunes en la capital concentrando a aproximadamente 10.000 personas, de acuerdo a las estimaciones. La marcha fue convocada por la Coordinadora Nacional Intersectorial, Mesa de Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (MCNOC), Organización Nacional de Cañicultores (ONC), Cooperativistas (COOP) y el Movimiento Agrario Popular (MAP).

Solicitan al gobierno de Horacio Cartes un plan de fortalecimiento de la agricultura familiar campesina así como la condonación de deudas adquiridas por los productores en la fallida campaña de chía del 2014, que fue promovida por el propio gobierno pero que no tuvo mercado, por lo que los labriegos no pudieron recuperar la inversión realizada y quedaron con cuentas que pueden significarle hasta la pérdida de sus tierras. En una situación similar se encuentran los cañicultores.

Los manifestantes llegaron al centro de Asunción en dos columnas, una que marchó por la avenida Eusebio Ayala y otra por Mariscal López. Durante la protesta participaron también los cooperativistas, que rechazan la imposición del Impuesto al Valor Agregado (IVA) al sector. El sitio RTV reportó que la marcha transcurrió de manera pacífica, pero con el constante hostigamiento de los antimotines, que cubrían la protesta prácticamente pegados a los manifestantes. También anunciaron que la medida de fuerza fue convocada por tiempo indefinido y que permanecerán movilizados hasta que el gobierno atienda sus reclamos al tiempo de pedir la solidaridad de la ciudadanía.

Pedro Loblein, del sector cooperativo, destacó la importancia de la agricultura familiar campesina en la producción de alimentos y criticó las políticas de endeudamiento del gobierno, que en poco tiempo ha duplicado la deuda externa con la emisión de los “bonos soberanos”.

E’a