La Secretaria de Salud Federal anunció ayer que expedirá los permisos para importar sustancias derivadas de la marihuana que se pueden utilizar con fines terapéuticos o medicinales, por lo que los interesados en medicamentos con base en cannabis o THC ya no van a necesitar presentar un amparo, como ocurrió en el caso de la niña Grace.

El secretario de salud, José Narro, explicó que hasta el momento se han otorgado 29 permisos para la importación de medicamentos que contienen cannabis o THC, muchos de los cuales se entregaron después de que los afectados tramitaron juicios de amaparo que se resolvieron, sin embargo partir de ahora no sera necesario presentar el amparo, ya que en la solicitud se podrá presentar de forma directa ante la Cofepris para que dicho organismo las autorice cuando sea necesario y justificado.

Este anuncio se hizo durante la clausura del Quinto Foro Nacional sobre la marihuana que organizo la Secretaria de Gobernación.

El Universal

Urge cambiar política de drogas, coinciden

Al concluir los foros de debate sobre el uso de la marihuana, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, subrayó que el tema tiene múltiples aristas que exige definir con precisión cuál es el problema y cuáles las alternativas de solución.

En el Palacio de Minería, Osorio Chong expuso la necesidad de que se diseñen políticas públicas que tomen en cuenta el tema de salud, el derecho al libre desarrollo y la seguridad, así como reducir el mercado ilegal, mermar el poder del crimen organizado y disminuir la violencia.

En enero pasado comenzaron los foros de debate sobre el uso de la marihuana, mismos que fueron clausurados ayer con el compromiso del secretario de Gobernación de que en los próximos días el presidente Enrique Peña Nieto dará a conocer las conclusiones al respecto.

“Se trata de diseñar e implementar un sistema que sirva no sólo para hacer frente a la coyuntura, sino también con una visión de largo plazo. Se trata de contar con una política integral que distinga entre los daños que generan la producción y el tráfico de aquellos que pudieran asociarse específicamente al consumo”, señaló.

El funcionario federal puntualizó que se debe tomar en cuenta que los problemas de la demanda, la producción y el tráfico no son los mismos, y por lo tanto, tampoco son las herramientas para hacerle frente.

Abordan tema de violencia. En el tema de seguridad, Miguel Ángel Osorio Chong mencionó que la violencia que se genera en torno a la marihuana tiene que ver con la producción y el tráfico, más dirigido a países de alta demanda, donde se deben utilizar medidas punitivas y la fuerza del Estado.

En el caso de consumo individual como es México, se requiere pensar en mecanismos alternativos y de conciliación que no supongan la privación de la libertad.

“Del mismo modo, al hablar de posibles esquemas de regulación y sus implicaciones económicas, se ha señalado que el objetivo no puede ser generar una industria lucrativa, sino debilitar los mercados ilegales”, mencionó el encargado de la política interna del país.

Osorio Chong aseveró ayer en la clausura de los foros que la ruta que México habrá de trazar debe brindar soluciones de fondo a un problema que afecta a la sociedad.

“Necesaria, evidencia científica”. El secretario de Salud, José Narro Robles, afirmó que la política pública a desarrollar debe estar sustentada en evidencia científica y orientada a la salud de la población.

“El debate nos ha enseñado que es conveniente revisar la regulación para asegurar y profundizar el acceso de la población a este tipo de medicamentos que contengan marihuana y sus derivados para alcanzar efectos terapéuticos”, señaló el funcionario.

“Faltan acuerdos”. En su oportunidad, el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano (PRD), expuso que si bien existen coincidencias en el tema del uso de la marihuana, es necesario seguir discutiendo el tema.

Sentenció que percibe falta de acuerdo en la regulación de la yerba para uso personal, con fines lúdicos o lucrativos.

“Hasta ahora no percibo un acuerdo sobre este punto; sin embargo, debe ser parte de los elementos que deben quedar pendientes y regulen una nueva política de drogas”, aseguró.

El perredista Zambrano Grijalva convocó al gobierno federal a hacer compromisos públicos sobre el tema, los cuales permitan desarrollar piezas legislativas.

El presidente del Senado, Roberto Gil Zuarth (PAN), manifestó la necesidad de dar pasos audaces en la política sobre la marihuana.

Pidió que no se limite el tema a la importación de medicina derivada de la planta.

“La realidad nos exige pasos audaces, no limitarnos a la importación de medicamentos, sino generar patentes y aplicaciones mexicanas”, señaló.

Roberto Gil Zuarth puntualizó que es necesario terminar con el mercado negro de venta de la yerba, el cual sólo se regulará con la legalidad y el control de abastecimiento.

“En la medida en que no se hagan cambios, el mercado negro va a ser cada vez más grande y apetitoso”, apuntó el senador albiazul.

El Universal