El gobierno perdió la credibilidad para investigar, señalan padres de normalistas

Los padres de familia de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa reprocharon al presidente Enrique Peña Nieto la salida del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y por no haber cumplido su palabra de garantizar todas las condiciones para su trabajo en el país. “El Presidente mintió”, dijeron.

Además, pidieron el cese e iniciar un proceso contra el director de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República (PGR), Tomás Zerón, por obstrucción de la justicia y “siembra de pruebas” en el río San Juan, donde presumiblemente fueron encontrados los restos del estudiante Alexander Mora Venancio, como se desprende del video presentado la víspera por el GIEI, durante su último informe.

En conferencia de prensa, los padres de los jóvenes desaparecidos, asesinados o heridos de Ayotzinapa recordaron que fue el mismo presidente Peña Nieto quien desde su reunión con ellos, en octubre de 2014, también se comprometió a que en la investigación se llegaría hasta las últimas consecuencias, e incluso dijo que sería “caiga quien caiga, tope con quien tope”.

Hoy confirmamos, con el trabajo del GIEI, que esa palabra no fue cumplida, dijeron en tono enérgico Nicolás Andrés Juan y Emiliano Navarrete, dos de los padres de familia cuyos hijos están desaparecidos.

En una decena de intervenciones, los padres de familia recriminaron al presidente Peña Nieto su actuación con el GIEI, pues enfrentó una serie de obstáculos para realizar su labor, como la persistente negativa a permitir la entrevista directa a los militares del 27 batallón de Iguala, quienes fueron testigos excepcionales de los hechos, así como la fragmentación de la investigación y el impedimento para entrevistar también presuntos responsables detenidos, particularmente desde enero pasado.

Las familias insistieron en que se deben cumplir las recomendaciones hechas por el GIEI en sus informes, así como agotar todas las líneas de investigación sugeridas por el grupo.

Para ello se deben contar con las declaraciones de todos los policías municipales involucrados; el esclarecimiento de las responsabilidades de las policías estatal y ministerial; la Policía Federal y el mismo Ejército, ya sea por las omisiones o por la propia participación directa en la desaparición forzada y ataques a los estudiantes y civiles, sostuvieron.

Santiago Aguirre, subdirector del Centro Pro de Derechos Humanos, dijo que se tiene que investigar al Ejército no sólo por su presencia esos días en los hechos de Iguala, sino también por su “presunto involucramiento en el entorno de macrocriminalidad. El informe del GIEI da cuenta de datos, de referencias, que señalan al 27 batallón como fuente posible de tráfico ilegal de armas que beneficiaba a organizaciones delictivas presentes en Iguala”.

En Chilpancingo, estudiantes y padres de familia de Ayotzinapa protestaron en la mañana frente a las instalaciones del Congreso estatal, exigieron al presidente Peña Nieto la permanencia en el país de los miembros del GIEI.

Melitón Ortega, vocero del grupo, dijo que su propuesta es que al menos se queden dos o tres miembros del GIEI. “Nosotros no vamos a permitir que el caso quede en manos del gobierno, porque no tiene credibilidad, después de tantas mentiras que han dicho”, insistió.

La Jornada


Padres de los 43 de Ayotzinapa convocan a marcha del Ángel al Hemiciclo a Juárez

Los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa convocaron a una manifestación del Ángel de la Independencia al Hemiciclo a Juárez este martes, esto en el marco del cumplimiento de 19 meses de la desaparición de los jóvenes, caso que ellos consideran sigue sin resolverse.

En conferencia de prensa para dar a conocer su postura ante la presentación del Segundo Informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), informaron que la manifestación está programada para las 17 horas de mañana, donde exigen que el gobierno mexicano llegue hasta las últimas consecuencias de la investigación, pues hasta el momento la PGR se ha empeñado en defender la “Verdad histórica” aún cuando ya se demostró que no hay fundamento científico que la respalde.

Además, manifestaron su agradecimiento al trabajo del GIEI por haber develado las incongruencias de la versión oficial, que indica que los jóvenes fueron incinerados en el basurero de Cocula.

Por eso, exigieron al gobierno federal acatar las recomendaciones del Grupo, entre ellas la determinación de posible responsabilidad de la Policías Federal y el Ejército en los hechos de la noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, además de que se inicie una investigación de lo que pasó en el Río San Juan el 28 de octubre de 2014, donde personal de la PGR dirigidos por Tomás Zerón realizaron una diligencia de recolección de restos óseos sin integrarla al expediente.

24 Horas


Felicita EU al GIEI y pide a México atender “cuidadosamente” sus recomendaciones

El gobierno de Estados Unidos felicitó al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que investigó durante un año la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa y confió en que México considerará “cuidadosamente” las recomendaciones de su informe.

“Felicitamos a la Comisión y a los expertos por su trabajo, que fue solicitado por el gobierno mexicano, y por la asistencia que ha proporcionado a México y a los familiares de las víctimas en su trabajo para resolver este trágico caso”, señaló en un comunicado el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby.

Agregó:

“Confiamos en que las autoridades mexicanas considerarán cuidadosamente las recomendaciones del informe, evaluarán las acciones sugeridas para afrontar el problema de las desapariciones forzadas, proporcionarán apoyo a las familias de las víctimas y seguirán con sus esfuerzos para traer a la justicia a los responsables de este terrible crimen”.

El mensaje se produce un día después de que el grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) entregó su informe final sobre la investigación en la que critica al gobierno mexicano por obstaculizar su trabajo.

El informe reveló más fallas en las pesquisas y alertó sobre la elaboración de una nueva versión oficial basada en testimonios de detenidos torturados y un nuevo estudio de fuego que consideran “un despropósito”.

El GIEI, integrado por Ángela Buitrago, Claudia Paz y Paz, Francisco Cox, Claudio Beristáin y Alejandro Valencia, confirmó su conclusión de que los normalistas no fueron asesinados e incinerados en el basurero de Cocula.

Además, revelaron que el responsable de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República (PGR), Tomás Zerón de Lucio, encabezó una diligencia de recolección de restos óseos que no fue integrada en el expediente.

Proceso