Con la salida obligada del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos exigieron al presidente Enrique Peña Nieto diálogo directo y que acepte lo más pronto posible el mecanismo de seguimiento a las recomendaciones del informe de la instancia internacional.

Esta exigencia se presentó de diferentes formas y tonos durante la movilización que encabezaron la tarde-noche de este martes, del Ángel de la Independencia al Hemiciclo a Juárez, en la Ciudad de México, al cumplirse 19 meses de los hechos de Iguala.

En diferentes paradas a lo largo de la marcha, primero frente a la Procuraduría General de la República (PGR), luego en el Antimonumento a los 43 –sobre Paseo de la Reforma– y finalmente en el mitin en el Hemiciclo, los padres señalaron que el informe del GIEI confirmó lo que ellos sabían desde el principio: “que la llamada ‘verdad histórica’ nunca existió”.

Señalaron que es responsabilidad del gobierno federal, por su intención deliberada de obstruir la investigación y de encubrir a los responsables, que no se ha podido llegar a la verdad de los hechos del 26 y 27 de septiembre en Iguala, Guerrero.

Frente a la PGR, acusaron al director de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón, de haber obstaculizado las averiguaciones, alterado escenarios, sembrado pruebas y encubierto a los responsables. Pidieron castigo para el funcionario.

En el trayecto, decenas, cientos de manifestantes de diversas organizaciones de la sociedad civil y espontáneos que acompañaron a los padres de los normalistas no dejaron de gritar consignas y exigir justicia. “¡Fue el Estado! Ya lo sabíamos, pero el GIEI lo vino a demostrar”, se escuchó varias veces desde el sonido que acompañó la marcha durante toda la ruta.

En el Antimonumento a los 43, que cumplió un año de instalado, exigieron al Presidente “dar la cara” y reunirse de manera directa con los padres para que acepte ya el mecanismo de seguimiento a las recomendaciones del GIEI.

Ahi, Cristina Bautista, madre de uno de los estudiantes desaparecidos, agradeció el acompañamiento que durante todo este tiempo les ha dado la sociedad civil. Pasaron lista a los 43 estudiantes desaparecidos.
Foto
El subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, en reunión con los expertos de la CIDHFoto Fabiola Martínez

En este último tramo de la movilización, hacia el Hemiciclo a Juárez, los manifestantes lo hicieron con decenas de antorchas encendidas en alto, siempre custodiados por decenas de policías preventivos y de vialidad sobre las aceras.

Durante el mitin, varios padres de familia y el abogado Vidulfo Rosales señalaron que tras el informe de los expertos de la CIDH quedó muy claro que el gobierno mexicano siempre se condujo dentro de la mentira y el engaño.

Rosales destacó que esta lucha ya no es sólo por los 43, sino por los más de 27 mil desaparecidos que tiene el país, por sus familiares, que sufren el dolor del ser ausente debido a la omisión y corrupción de las autoridades.

La movilización de los padres concluyó sin incidentes cerca de las 21 horas, con la entonación del himno Venceremos y la exigencia de la aparición con vida de los jóvenes normalistas.

Solidaridad en los estados

Unas 3 mil personas marcharon este martes en Chilpancingo, Guerrero, en apoyo a los estudiantes de la normal de Ayotzinapa y de los padres de los 43 alumnos de ese plantel desaparecidos el 26 de septiembre de 2014. En Morelos y Chiapas hubo movilizaciones similares.

Los manifestantes en Chilpancingo exigieron al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, que los reciba en audiencia, y al presidente Enrique Peña Nieto que prorrogue la estancia de los expertos de la CIDH hasta que se presente con vida a los normalistas. La marcha partió del punto conocido como El Caballito, y en el paraje Parador del Marqués bloquearon ambos carriles de la Autopista del Sol México-Acapulco. La movilización concluyó al filo de las 16 horas.

Jornada


Tras salida del GIEI, ONU pide a México seguir con caso Iguala

La ONU dijo que son preocupantes los diversos obstáculos y problemas que encontraron los expertos designados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para investigar la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, lo que les “impidió explorar algunas líneas de investigación”.

Así lo señaló en una sesión con periodistas en Ginebra el portavoz de la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Rupert Colville, quien detalló que algunos indicios en los cuales los expertos no pudieron profundizar tenían que ver con “los roles y responsabilidades de las fuerzas armadas y de otras autoridades”.

Con la presentación de su segundo y último informe, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) dio por concluida hace dos días su investigación en el caso de los jóvenes desaparecidos en Iguala, Guerrero, en septiembre de 2014.

Sus conclusiones colocaron a los expertos en una posición de enfrentamiento con el Gobierno mexicano, al que criticaron por obstaculizar su trabajo. Al mismo tiempo, le pidieron que actúe para asegurar que los responsables de ese crimen responderán ante la Justicia.

En la misma línea, la ONU formuló un llamamiento a las autoridades para que “garanticen un seguimiento efectivo de la investigación y resuelvan los problemas estructurales que puso en evidencia”.

“También pedimos al gobierno que se comprometa con el mecanismo de seguimiento que el CIDH ha anunciado que establecerá”, comentó Colville.

Al valorar la intervención de la instancia interamericana, la ONU sostuvo que el “caso Iguala muestra el rol crucial que la cooperación internacional puede jugar a la hora de ayudar a los Estados a luchar contra la impunidad por graves violaciones de los derechos humanos”.

Para la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, el caso de los estudiantes desaparecidos en septiembre de 2014 se ha convertido en una “prueba de la voluntad y capacidad de las autoridades de afrontar la violencia criminal y la corrupción”.

La ONU felicitó al grupo de expertos, que incorporó a su investigación el asesinato de otros seis jóvenes ocurrido también en 2014, por su “inestimable trabajo”, contenido en un informe de 605 páginas.

Asimismo, destacó la voluntad expresada por el presidente de México y el fiscal general de “tomar seriamente en consideración las recomendaciones del grupo”.

Milenio


Nos vamos de México con mucha tristeza, dicen expertos del GIEI

Integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) dijeron este martes 26 de abril que se van con “mucha tristeza” de México, porque no pudieron cumplir con el objetivo de decirle a los papás de los normalistas de Ayotzinapa qué pasó con sus hijos.

“La verdad es que siento mucha tristeza por no haber podido decirle a los familiares dónde están sus hijos, pero también hay una satisfacción y una tranquilidad de conciencia, de haber hecho todo lo que se pudo”, mencionó Francisco Cox, del GIEI, en entrevista con la cadena Radio Fórmula.

“Creemos que dejamos un documento que puede ser útil y que puede guiar algunas transformaciones legales para que mejore de manera más eficiente la investigación, en casos de alta complejidad”, agregó respecto a los informes que presentó el Grupo sobre el ataque contra normalistas de Ayotzinapa la noche del 26 de septiembre, en Iguala.

Cox dijo que les hubiera gustado continuar con la investigación, pero no existieron las condiciones necesarias.

“Cuando uno hace una asistencia técnica, quien solicita la asistencia técnica debe querer ser asistido técnicamente. El Estado nos dijo que, en realidad, ya no necesitaba nuestra ayuda”, agregó.

El caso Ayotzinapa, expresó Cox en otro momento de la charla, “muestra problemas estructurales dentro de la justicia, y pueden darle a los países una oportunidad para cambiar ciertas cosas”.

Ángela Buitrago, del GIEI, también habló de que termina su trabajo sobre Ayotzinapa con una sensación de tristeza, porque “las cosas debían haber sido de otra manera, en el sentido de la búsqueda, la investigación, y el descubrimiento de dónde están los 43 desaparecidos”.

En una entrevista previa, con el diario New York Times, integrantes del GIEI  se refirieron a una serie de obstáculos que enfrentaron en México para realizar su trabajo, como la negativa del gobierno para darles acceso a entrevistas con figuras esenciales, como los militares asignados a la zona de Iguala, Guerrero, la noche en que ocurrieron los ataques contra los estudiantes.

El gobierno mexicano, en tanto, defiende que le dio al GIEI los recursos y la información necesaria, desde que comenzó su labor y hasta que concluya su periodo de trabajo, el próximo 30 de abril.

La participación del GIEI en la indagatoria se dio tras un acuerdo firmado en noviembre de 2014 por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Estado mexicano y representantes de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa.

Preocupación de la ONU

Respecto al trabajo del GIEI, el vocero del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Rupert Colville, indicó que hay preocupación por “los muchos retos y obstáculos reportados por los expertos y que pudieran haber prevenido que ciertas líneas de investigación fueran exploradas, incluyendo el papel y responsabilidad de militares y otras autoridades oficiales en el caso”.

Se hace un llamado, agregó Colville, para que el gobierno mexicano dé un seguimiento efectivo al informe presentado por el GIEI el domingo pasado.

“También alentamos al Gobierno a comprometerse con el mecanismo de seguimiento, cuya instalación ha anunciado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”, expresó Colville.

“Es muy importante que el Gobierno actúe decididamente sobre las recomendaciones del GIEI y garantice los derechos a la verdad y a la justicia de las víctimas y sus familias. Saludamos la voluntad expresada por el Presidente de México y la Procuraduría General de la República de considerar seriamente las recomendaciones del Grupo y les exhortamos a explorar exhaustivamente las nuevas líneas de investigación sugeridas por el Grupo, así como a fortalecer las investigaciones sobre este caso emblemático”, agregó.

Animal Político