Durante la tarde y noche de ayer continuó el masivo homenaje popular al fallecido ex Presidente Patricio Aylwin en la Catedral Metropolitana, lugar hasta donde fue trasladado su féretro en la mañana desde la sede del Congreso Nacional.

Miles de personas realizaron largas filas para ingresar al templo católico con el fin de despedir al fallecido ex Mandatario. Éstas se extendieron incluso por varias cuadras en el sector de la Plaza de Armas.

La Catedral estuvo abierta hasta la medianoche para permitir que las personas que permanecían esperando pudieran despedir al primer Presidente de la transición.

Miguel Aylwin, hijo del ex Mandatario, reconoció que como familia “estamos conmovidos por como la gente viene a despedirse de él, a darle las gracias y realmente es muy impresionante con la sencillez, con el respeto con que vienen a despedirlo”.

Mientras que la ex senadora Mariana Aylwin manifestó que “es completamente sorprendente” la masiva despedida a su padre.

“La verdad es que nosotros el último tiempo estuvimos tan preocupados de mi papá, de su salud, que se armó un equipo para organizar con el Gobierno y con las autoridades cómo iba a ser, pero nunca pensé que la reacción popular iba a ser de esta manera”, declaró la hija del ex Presidente.

La ex parlamentaria añadió que “siento que ahí hay algo que nos está diciendo la ciudadanía a los políticos, a la sociedad. A lo mejor esto puede significar una contribución a renovar el crédito en la política”.

En tanto, para este viernes se espera la sepultación de los restos de Patricio Aylwin en el Cementerio General.

Para ello, el cortejo fúnebre saldrá desde la Catedral por la calle del mismo nombre hacia el poniente, para continuar por Morandé al norte, General Mackenna al oriente y avenida La Paz al norte.

Cooperativa


Volver