Con fuertes argumentos en contra de la pretensión de sectores del Parlamento que no apoyarán la derogación del IVA a las cooperativas, dirigentes de la Confederación Paraguaya de Cooperativas Limitada (Conpacoop) expusieron ayer en conferencia de prensa la postura de las entidades solidarias en torno a la gran movilización que hoy desarrollarán desde tempranas horas, frente al Congreso.

a cúpula cooperativa dejó sentada su posición, mencionando que se trata de una Ley injusta la 5501, principalmente en sus artículos 51 y 113, ya que existen sectores poderosos en el país que no tributan lo que corresponde, y que el Gobierno busca aumentar sus recaudaciones a costa de los pequeños contribuyentes.

Pedro Loblein, de la Central de Cooperativas, instó a los socios de las entidades solidarias y a la ciudadanía toda a que se adhieran hoy a la gran convocatoria para las plazas frente al Congreso, además de recordar que las oficinas correspondientes al sector estarán cerradas en la fecha, para dar fuerza a los reclamos de la manifestación y la marcha que realizarán por el microcentro, acompañando la sesión de Diputados donde se tratará y analizará una posible derogación del IVA a los intereses de los préstamos de cooperativas.

regulación. Destacó además que Diputados y el mismo Gobierno tienen la intención de regular a los entes solidarios y que se ubiquen bajo el paraguas del Banco Central del Paraguay. Al respecto, aclaró que las actividades de este ámbito están ya bien reguladas por el Instituto Nacional de Cooperativas (Incoop); mientras que también puntualizó que la Secretaría de Prevención del Lavado de Dinero (Seprelad) quiere perseguir a los pequeños ahorristas.

Con respecto a esto último, Loblein exhortó a que Seprelad más bien controle el contrabando de tabaco a Colombia, México o Brasil, ya que “ahí sí hay mucho dinero que se lava y no se controla”, según especificó.

Consultado por qué el sector cooperativo decidió apoyar a los campesinos en sus reivindicaciones, una de las cuales es la condonación de la deuda, dijo que si bien es cierto que muchos labriegos son socios de cooperativas, es el Estado el que debería hacerse cargo de solucionar el drama del pasivo que contrajeron, sobre todo los cañicultores, a quienes se les prometió mercado para su producción, pero que finalmente no se les aseguró tal situación, quedando el sector cañero con deudas.

Última Hora