Mujeres presas sustentan sus hogares aún detrás de las rejas

La ministra de Justicia, Carla Bacigalupo, se refirió sobre el emprendimiento de las mujeres que cumplen pena carcelaria en Paraguay y destacó el sistema de reinserción laboral que se realizan en las penitenciarías nacionales.En ese sentido, resaltó los trabajos de costura realizados por las reclusas del Buen Pastor, que comercializan sus productos bajo la marca Muã, que compite con las reglas de calidad del mercado.”Se trata de agregar valor, agregar valor a las personas primero y a su trabajo, a través de la capacitación, el trabajo y ahora a través de la marca, y esta marca lo que pretende es visibilizar ese esfuerzo sobre todo, el esfuerzo de cada persona de salir adelante”, expresó la ministra en un programa de Paraguay TVHD.De 730 mujeres presas, un total de 660 trabajan y siguen sustentando a sus hogares a pesar de estar recluidas. Hacen termos de tereré forrados y vestidos de moda, entre otras cosas.

Los productos de las mujeres ya se comercializan en diferentes tiendas y supermercados, lo que resalta del producto es que la calidad de la costura y los cortes se comparan con marcas de renombre a nivel nacional e internacional.

Bacigalupo aclaró que para lograr este éxito debieron insistir en persuadir a las reclusas para que decidan el cambio en sus vidas y para eso la herramienta principal de la cartera de Estado es la prevención en el marco de la política penitenciaria.

“Si el Estado invierte en rehabilitación, si la ciudadanía apoya, tenemos un nivel de reincidencia menor, por lo tanto, tenemos una sociedad más segura, y yo creo que todos los paraguayos queremos un país próspero y de paz”, expresó.

Última hora