El presidente del Senado, Roberto Gil (PAN), presentó ayer una iniciativa de ley, elaborada por académicos, investigadores y organizaciones de la sociedad civil, para despenalizar el consumo personal de la marihuana en el país.

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, signó también la iniciativa y dijo que el tema del consumo de la marihuana debe ser atendido como un problema de salud pública.

La iniciativa de ley general de control de la cannabis que ayer se presentó es tanto para su consumo como para su portación, distribución y producción.

Plantea despenalizar la marihuana y quitar umbrales para permitir su portación.

Se informó que buscarán imponer sanciones alternativas a fin de inhibir el consumo, como multas, trabajo comunitario o la suspensión de la licencia de conducir.

El objetivo es que los consumidores no vayan a la cárcel y se acabe con el mercado negro, que genera sangre y violencia.

Según Gil, es una iniciativa que han trabajado un grupo de académicos y expertos que contiene la evidencia y las mejores prácticas que se han ensayado en el mundo. La intención, dijo, es redactar un modelo regulativo para todos los usos posibles de la yerba.

En conferencia de prensa conjunta, dijo que no solamente incluye el uso medicinal, sino también el personal y el terapéutico.

“Es una iniciativa integral que despenaliza efectivamente el consumo de la marihuana en nuestro país”, explicó.

Ramírez habló de la necesidad de despenalizar tanto el consumo como la producción, debido a que estas medidas no resuelven los problemas de combate al crimen y los detenidos por los delitos de portación y consumo cuestan al Estado mil 600 pesos diarios y no se rehabilitan.

El Universal