Las negociaciones entre el Gobierno y los cooperativistas se estancaron ayer. Estos endurecieron su postura y piden que la aplicación del IVA se aplace a enero del año próximo, según una fuente gubernamental. Las partes quedaron, tras la segunda jornada de negociaciones cumplida ayer en Mburuvicha Róga, en volver a reunirse hoy a ver si logran destrabar la situación.

Cuando en el Gobierno creían que podrían lograr un acuerdo con los cooperativistas, y de paso aislar a los campesinos, que se quedarían solos en sus reclamos, los cooperativistas, conforme a nuestras fuentes, se volvieron intransigentes en su postura de seguir rechazando el Impuesto al Valor Agregado (IVA), que ya se aplica a los actos cooperativos desde este mes.

Mirna Lovatti, presidenta de la Confederación Paraguaya de Cooperativas, quien hizo de portavoz tras casi tres horas de reunión en la residencia presidencial con representantes del Gobierno, aseguró que “están avanzado las conversaciones”, aunque se negó a dar detalles. Admitió que piden la implementación del IVA desde enero próximo.

Explicó que dieron una contrapropuesta ayer a los negociadores del Gobierno que se comprometieron a estudiarla ya anoche. A su vez, los cooperativistas debían reunirse también anoche para analizar la oferta del Gobierno y hoy volver a la mesa de negociaciones con una respuesta, según Lovatti.

La fuente gubernamental consultada refirió que para el Gobierno los cooperativistas están queriendo ganar tiempo, para buscar que el Congreso apruebe una ley que derogue la ley de Cooperativas, en que se incluyó el pago del IVA y la adopción del sistema D’Hondt para la elección de autoridades. La traba se da sobre el punto del aplazamiento del IVA, pero en otros puntos, como el mejoramiento del decreto reglamentario de la ley de Cooperativas y la aplicación selectiva del IVA a las transacciones de las entidades, existe una coincidencia, según nuestra fuente, que añadió que los cooperativistas aseguraron en la mesa de negociaciones que aceptan la aplicación del sistema D’Hondt.

Lovatti, consultada sobre si pidieron la reducción del IVA, se limitó a responder que los cooperativistas son respetuosos de la ley, con lo que dio a entender que renunciaron a esta pretensión. De hecho, el punto que hizo avanzar las negociaciones en la primera reunión con el Gobierno el lunes fue la aceptación de los cooperativistas de la vigencia del IVA, algo que llamó la atención porque significaba la renuncia a la principal reivindicación que motivaba ya dos semanas de protestas.

Campesinos esperan

Una reunión entre los líderes campesinos y representantes del Gobierno se daría en la fecha, según se supo ayer en fuentes del Poder Ejecutivo. El ministro de Agricultura y Ganadería, Juan Carlos Baruja, está en contacto con los representantes de los labriegos para realizar una segunda reunión, explicaron. Campesinos y cooperativistas van por la tercera semana de movilizaciones.

ABC


Indígenas se suman a movilización de campesinos y cooperativistas

Un grupo de indígenas ya comenzó a movilizarse frente al Ministerio de Hacienda y acompañarán la marcha de campesinos y cooperativistas.

Otros nativos se movilizarán desde la Plaza Italia, harán una parada frente a la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (Senavitat), luego frente al Instituto Paraguayo del Indígena (INDI) y, posteriormente, se unirán a la gran marcha.

La comunidad indígena Xákmok Kásek exige que el Estado cumpla la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y les restituya sus tierras.

“Acá no hay nada que festejar”, dijo Paulina Villanueva, de la organización Arapysandú. Criticó que el presidente Horacio Cartes se pase inaugurando viviendas, y que estos programas no beneficien a los indígenas, a pesar de los pedidos presentados al Gobierno. “No puede ser que ellos elijan dónde construir; si no es del agrado de ellos no hacen”, expresó en comunicación con la 970 AM.

Dijo que la idea era reunir a 800 nativos para esta movilización, pero dijo que solo pudieron juntar G. 4.000.000 para los gastos, lo que tal vez no alcanzaría para cubrir las necesidades de los manifestantes, a menos que alguien los apoye en la logística.

Última Hora