Esta mañana la Cámara de Diputados recibió la votación del proyecto de agenda corta antidelincuencia con las modificaciones que introdujo el Senado en su debate, incluyendo indicaciones como el control preventivo de identidad y la norma que busca establecer sanciones más duras a las filtraciones de las investigaciones del Ministerio Público.

La definición de la mesa es que el proyecto comience a ser revisado la próxima semana por la Comisión de Constitución y de Seguridad Ciudadana entre el martes y miércoles.

De aquí a la tercera semana de abril el proyecto de agenda corta antidelincuencia, después de varios meses de trámite legislativo, debería convertirse en ley si es que no hay novedades, como por ejemplo en una comisión mixta, lo que parece bastante probable.

Anoche el Senado lo votó el control preventivo con votos de la bancada socialista en pleno y el PPD, excepto Felipe Harboe.

Al respecto, el diputado Jorge Tarud aseguró que en una reunión con la presidenta Michelle Bachelet, ella misma les pidió aprobar la norma del control preventivo de identidad, ya que a ella le parece una buena idea.

La norma amplía las facultades de Carabineros para efectuar un control de identidad, incluyendo a menores de 14 años, lo que ha sido fuertemente cuestionado.

El diputado Marcelo Schilling (PS), aseguró que está por definir una posicion al respecto porque tiene dudas sobre si aprobar o no una vez más esta norma.

“El derecho a cambiar de opinión es un derecho humano. Sólo los tontos siguen estrellándose contra la misma muralla. Ha llegado la hora de cambiar la visión de cómo se combate el delito y poner el acento en lo que corresponde que es el carácter social del mismo”, sostuvo.

Desde la oposición, la diputada Marcela Sabat destacó el control preventivo de identidad como una herramienta que va a ayudar a perseguir a delincuentes prófugos de la justicia.

En tanto, el diputado de la UDI, José Antonio Kast, aseguró que está en contra de la denominada “ley mordaza”.

En tanto, desde la DC, el vicepresidente de la Cámara Gabriel Silber, fustigó al Senado por aprobar la ley que busca regular la filtración de investigaciones del Ministerio Público.

BioBio Chile

Vocero explica lo inexplicable sobre “ley mordaza” y control de identidad: “Hay que buscar un equilibrio para no afectar los derechos de los ciudadanos”

Luego de que el martes en el Senado fueran aprobadas dos controvertidas iniciativas legales, aún en tramitación, en el contexto de un gobierno de centroizquierda, el vocero de La Moneda, Marcelo Díaz, salió a dar explicaciones, teniendo en cuenta el enorme rechazo ciudadano, particularmente entre los votantes de la Nueva Mayoría.

Se trata de la denominada “ley mordaza” que sanciona filtraciones a la prensa de procesos judiciales, que aunque excluyó expresamente a los periodistas, sí contempla castigos para fiscales, abogados y otros funcionarios judiciales que sean descubiertos entregando información.

Me parece que hay que evitar  de manera categórica cualquier efecto que esto pueda tener sobre la restricción al derecho a la libertad de información o a la libertad de prensa. Desde esa perspectiva es un tema que tenemos que examinar en detalle. No sé si habrá una comisión mixta, evidentemente hay etapas del proceso legislativo que aún están pendientes, pero creo que es un objetivo esencial a cautelar”, aseguró el ministro Díaz,

“El rol de la prensa es demasiado importante como para ponerlo en riesgo. El derecho de los ciudadanos a estar informados es un derecho a mi juicio esencial. Forma parte del capítulo de los Derechos Humanos y, desde esa perspectiva, lo que tenemos que asegurar es que cualquier legislación que evacue el Parlamento, respecto de esta y otras materias, no ponga en riesgo esos derechos que son esenciales”, insistió.

El vocero de La Moneda aseguró que la intención del gobierno es buscar un equilibrio entre el éxito de las investigaciones judiciales y la cautela de los derechos ciudadanos.

“Sin perjuicio que uno tenga, por ejemplo, en el caso de las investigaciones penales, que asegurar la prueba, la presunción de inocencia, es decir, hay que buscar los equilibrios que permitan que ningún derecho se vea afectado. Entiendo que algo se avanzó en esa dirección el día de ayer. Aún hay tiempo en el proceso legislativo, si es que se estimara conveniente hacer algunos ajustes. Hubo opiniones y un debate importante importante en el Senado el día de ayer. Me imagino que los diputados tendrán sus propias reflexiones al respecto”, afirmó el secretario de Estado.

Respecto del control preventivo de identidad que se aprobó con los votos de senadores de la Nueva Mayoría, pero que debe volver a discusión en la Cámara de Diputados antes de eventualmente ser promulgado como ley, Díaz recordó sus opiniones en contra, en 2013, cuando un proyecto muy similar era conocido como la Ley Hinzpeter.

“Yo tengo trayectoria conocida y he tenido opinión respecto de estos temas. Sobre esta materia creo que es bueno que uno lo hable desde lo que ha sido su perspectiva. Tenemos que asegurar, porque la ciudadanía lo demanda, entregarle a la policía, a los fiscales, y a todas las instituciones que están a cargo del combate a la delincuencia, herramientas que permitan que ese combate sea efectivo”, dijo.

“Pero hay que hacerlo siempre teniendo a la vista que eso no puede afectar los derechos de los ciudadanos. Hubo una división de opiniones ayer, probablemente en la Cámara ocurra lo mismo”, sostuvo.

El Mostrador