Desde el lunes 11 y hasta el viernes 15 de abril, en el edificio MERCOSUR se celebra la reunión de la instancia ejecutiva de altos delegados del Consejo Sudamericano de Educación, cuya presidencia pro tempore ha sido ejercida por Uruguay en el último año y que al final de esta instancia entrega a la República Bolivariana de Venezuela.

El director de Cooperación Internacional y Proyectos del MEC, Nicolás Pons, explicó los aportes que el país realizó durante la presidencia pro tempore y los objetivos planteados en la reunión. El Consejo Suramericano de Educación de UNASUR se creó en noviembre de 2012, en Lima,

Perú, en el marco de la VI Reunión ordinaria del Consejo de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno con el objetivo de fortalecer la integración educativa regional, concretar políticas para mejorar la equidad, calidad, pertinencia y acceso educativo y promover la reducción de las asimetrías regionales.

Bienes culturales

Pons indicó que “estamos concretando el traspaso de la presidencia pro tempore de Uruguay a la República Bolivariana de Venezuela luego de un año de trabajo intenso en el marco de acción del que disponemos en UNASUR con tres consejos, el Consejo Sudamericano de Educación, el de Cultura y el de Ciencia, Tecnología e Innovación”.

Consultado sobre las iniciativas presentadas, el jerarca comentó que “vale la pena destacar que en el conjunto de las acciones, Uruguay impulsó fuertemente la concreción de los proyectos del Fondo de Iniciativas Comunes”, explicando que se trata de “un fondo presupuestario que UNASUR tiene para viabilizar proyectos sectoriales, que la Unión está ahora en condiciones de instrumentar desde el 22 de abril próximo que es la fecha del traspaso oficial”.

Explicitando estas acciones, destacó que “en el caso del consejo de Cultura, se realizaron avances en el ámbito de relación entre UNASUR y MERCOSUR, en cuanto al dolo que existe en el tráfico ilícito de bienes culturales a raíz de una declaración de los ministros de la región que puso el tema sobre la mesa”. Manifestó que “trabajamos en un espacio común entre ambas plataformas que permite tener una sinergia de agendas, capital humano y esfuerzo de recursos para combatir este flagelo y garantizar el lícito tráfico de bienes culturales, algunos patrimoniales, que pretendemos compartir a nivel de los países de América del Sur”.

Empoderamiento juvenil

Contó el impulso que ha cobrado “Somos UNASUR”, un modelo de participación previsto para jóvenes estudiantes que tiene que ver con la posibilidad de que se empoderen y conozcan los espacios de funcionamiento de UNASUR, con la posibilidad de recrearlos, intercambiar inquietudes de integración y participación social”.

En particular, “la última agenda consagra esta reunión de dos plataformas, UNASUR y MERCOSUR y alienta a seguir un camino de búsqueda de encuentros, justamente cuando adviene el hito histórico de los 25 años del MERCOSUR”.

En cuanto a este bloque regional, Pons precisó que “a nivel de la sesión de altos delegados integrantes del comité regional, tanto de cultura como de educación, ambos consejos tratamos la actualización del plan estratégico de todos los ministerios con competencia en el ámbito social, una herramienta para politicas sectoriales, como Educación, Cultura, Derechos Humanos, Salud, Trabajo y Desarrollo Social. Para estos ministerios en clave de agenda común, con el apoyo del Instituto Social del MERCOSUR, procuramos dejar claro los mecanismos para llegar al fin de la protempore alentando a los ministros a resolver en consecuencia”.

En cuanto a Educación, dijo que “estamos en pleno debate sobre el plan educativo de MERCOSUR 2016-2020 y que hay un conjunto de acciones del sector cultural del MERCOSUR que nos comprometen tanto a Educación como a Cultura para los festejos de los 25 años, pero podemos adelantar cuatro o cinco elementos significativos : El segundo festival del MERCOSUR, la residencia de arte desde el área de Cultura, que se ha promovido como un reconocimiento a artistas de la región que transitan por esta residencia hacia el fin de la protempore en Montevideo, compartiendo sus intervenciones y su producción artística, habilitando a que los uruguayos tengamos acceso a esos productos. Está la eventual declaración de patrimonio de este edificio sede del MERCOSUR, patrimonio de todos los países que integran el bloque, así como la entrega del premio de ciencias, un reconocimiento a los proyectos de innovación científica y la convocatoria a jóvenes de la región, en una representación simbólica para que quienes han participado en el parlamento juvenil del MERCOSUR puedan encontrarse aquí en Montevideo y compartir la experiencia de este programa en el legado integracionista”.

Finalizó manifestando que “estos cinco aspectos son elementos sustantivos para la agenda de aquí a junio, para que la reunión de los ministros de todas las áreas que componen el MERCOSUR pueda sesionar en este contexto de festejos sobre el 20 de junio, estamos muy contentos de contar con la participación de todos los miembros plenos de MERCOSUR más los países asociados, contentos de que las reuniones se estén desarrollando tanto en Educación, en Cultura como en Ciencia bajo las competencias del MEC y celebrar el compromiso de las agendas de Salud, Trabajo, Desarrollo Social y la Secretaría de Derechos Humanos de Presidencia, en clave intersectorial”.

Sela