Unos 500 representantes de organizaciones civiles de América Latina, Europa y Estados Unidos participaron ayer en la apertura de un encuentro para exigir justicia por el asesinato de la activista indígena Berta Cáceres.

En el denominado “Encuentro Internacional de los Pueblos Berta Cáceres Vive”, que tendrá una duración de tres días, se espera la asistencia de unos 400 representantes de movimientos sociales internacionales y unos mil 100 de Honduras, según los organizadores.

Indicaron que la reunión fue convocada ante la impunidad que persiste en el caso de Cáceres, coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), asesinada el 3 de marzo pasado.

“En el encuentro también se construirán estrategias en contra del modelo extractivista y despojo de territorios de las comunidades indígenas”, señaló el comité organizador en un comunicado.

Durante el encuentro, los participantes se organizarán en mesas de trabajo en las que abordarán temas como el pensamiento y la práctica de Berta Cáceres, militarización y extractivismo, y derechos de las mujeres, de acuerdo con la página web del diario local La Prensa.

Noticias Terra