Uruguay mantiene la oferta de facilitar a Bolivia la salida al Océano Atlántico, según se conoció durante un encuentro entre los ministros de Economía de los dos países, Danilo Astori y Luis Arce, respectivamente, informó Prensa Latina.

Ambos titulares participaron en el conversatorio internacional “El crecimiento de dos países pequeños ante los retos de un entorno desafiante”, auspiciado por el Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata, cuya sede regional está en la ciudad de Santa Cruz.

En la reunión, Astori reiteró la oferta planteada por el expresidente José Mujica para que Bolivia acceda al mar a través de uno de sus puertos y explicó que se trata de una política de integración regional en la que se incluirá a Paraguay, otro país mediterráneo.

Bolivia perdió su salida marítima en el Océano Pacífico cuando en 1879 Chile invadió el territorio nacional y le arrebató 400 kilómetros de litoral y 120 mil kilómetros cuadrados de tierras ricas en minerales.

El ministro uruguayo destacó la importancia de la integración regional, sobre todo para resistir los efectos de una globalización que no tiene gobernanza acorde con los valores defendidos tanto en Bolivia como en Uruguay.

Astori elogió los indicadores económicos de Bolivia y las políticas adoptadas durante la última década y auguró que esta nación continuará liderando el crecimiento en la región.

A su turno el ministro boliviano afirmó que el éxito de su país se debe a la nacionalización de los hidrocarburos, lo cual permite hoy día tener buenos ingresos y mantener un alza del Producto Interno Bruto del cinco por ciento anual.

Otra característica del modelo económico boliviano que explica estos logros es el papel de vanguardia del Estado, que se ha convertido en la locomotora del crecimiento económico, dijo.

Recordó que, si en 2005 solo se empleaba el seis por ciento del PIB en inversión pública, ahora alcanza al 16 y 17 por ciento.

Los dos ministros coincidieron en la necesidad de continuar promoviendo el clima de inversión para atraer capitales extranjeros y consolidar el crecimiento en un clima adverso, marcado por la caída del precio del petróleo y las materias primas en el mercado internacional.

En el encuentro se analizó la posibilidad de que Bolivia le venda gas a Uruguay tanto para el consumo interno como para la reexportación a otros destinos.

República