El presidente Tabaré Vázquez confirmó la muerte de siete personas en todo el país debido a la tormenta que atraviesa el país. Según precisó el mandatario en conferencia de prensa, cuatro de las muertes ocurrieron en Dolores (Soriano), dos en Rocha y una en Canelones. En el departamento de San José se reportó una persona desaparecida que fue arrastrada por la corriente y es muy probable su fallecimiento, informó el Sistema Nacional de Emergencia (Sinae) en su reporte en la tarde del domingo.

Asimismo, y debido a las inundaciones en todo el país, hay 3.623 desplazados en 13 departamentos (1.280 son evacuados y 2343 son autoevacuados).

Respecto a la situación en Dolores, a donde el mandatario llegó esta mañana, Vázquez señaló que hay en el entorno de 200 lesionados, entre ellos tres niños en estado grave. A nivel sanitario, el Hospital de Dolores fue severamente afectado y no se está atendiendo, razón por la cual los pacientes están siendo derivados a centros de salud privados.

El presidente reiteró la necesidad de materiales de construcción para reconstruir las centenares de viviendas afectadas por el tornado del viernes pasado. De las 800 viviendas que fueron evaluadas hasta el momento por el Ministerio de Vivienda, 501 deben ser reconstruidas. Según Vázquez, las donaciones serán centralizadas por la Oficina de Planeamiento y Presupuesto. “Ha llegado mucha comida y ropa pero lo que más se precisa son materiales para viviendas: bloques, arena, varillas de hierro”, precisó.

Asimismo, Vázquez anunció que ante la destrucción de dos liceos se están buscando locales para comenzar a dar clases, y que se está trabajando para restituir la energía eléctrica.

“Quiero destacar el espíritu emprendedor de los vecinos de Dolores. Todo lo que necesiten estará a su disposición”, sostuvo el presidente. “Presenciar en el lugar la dimensión de los que pasó, no solo por lo material, sino por lo humano, impacta mucho”, agregó, al tiempo que solicitó precaución a la población en los traslados por rutas y caminos, varios de los cuales están en mal estado o inundados.

En lo que respecta a la seguridad, el director de la Guardia Republicana explicó que no hay detenidos y que la situación está “controlada”. Asimismo, se está realizando un monitoreo con drones para detectar cuáles son las zonas más afectadas.

Inundaciones en todo el país

En la tarde del domingo el Sistema Nacional de Emergencia reportó 32 cortes de rutas y un aumento importante del caudal de ríos y arroyos lo que provocó la evacuación de 132 personas en Canelones, 1.228 desplazados en Colonia (228 evacuadas y 1000 autoevacuadas), 8 personas evacuadas en Durazno, 8 en Flores, 198 desplazadas en Florida (146 evacuadas y 52 autoevacuadas), 58 en Lavalleja (7 evacuadas y 51 autoevacuadas), 101 personas evacuadas en Maldonado, 77 desplazadas en Montevideo (27 evacuadas y 50 autoevacuadas), 260 en Paysandú (60 evacuadas y 200 autoevacuadas), 229 en Rocha (40 evacuadas y 189 autoevacuadas), 9 en Salto (8 evacuadas y 1 autoevacuada), 1250 en San José (450 evacuadas y 800 autoevacuadas) y 65 personas evacuadas en Soriano.

Recomendaciones del Sinae ante las inundaciones

Desplazarse en autos, motos o caballos no disminuye los riesgos de ser arrastrados debido a la cantidad y fuerza de las aguas, sobre todo luego de lluvias intensas y/o prolongadas.

En aquellas zonas de las ciudades que estén inundadas por el desborde de los ríos la precaución debe extremarse, además, por el peligro de posibles áreas electrificadas, incluso dentro de las viviendas afectadas.

Tomar especiales precauciones con las personas más vulnerables (niños/as, ancianos/as, personas enfermas). No dejarlas solas.
Mantener a los animales domésticos en lugares protegidos.
Retirar del entorno (jardines, balcones, etc.) objetos que puedan ser impulsados por el viento y transformarse en proyectiles.
Cerrar y asegurar ventanas y puertas exteriores. Evitar permanecer cerca de ellas.

Si es necesario, refugiarse en la habitación más protegida de la vivienda.

Si hay actividad eléctrica, alejarse de espacios abiertos (canchas, estacionamientos, etc.) y de torres, alambrados o cualquier otra estructura metálica.

Colocar todos los productos tóxicos (herbicidas, pinturas, insecticidas, etc.) en zonas altas de su vivienda, fuera del alcance del agua, para evitar posteriores contaminaciones.

Mantener en una bolsa de nailon reforzado y en un lugar bien identificado por el núcleo familiar los documentos personales y familiares.

En caso de que las autoridades lo indiquen, prepararse para la evacuación, cumpliendo con las directivas que las autoridades señalen.

Una vez que descienda el nivel de las aguas, el retorno a las viviendas solo podrá hacerse sin riesgo una vez que se proceda a la limpieza y desinfección de las zonas afectadas. El desborde del sistema sanitario y la presencia de alimañas constituyen factores de riesgo extra para la salud.

En todo momento, procurar mantener la calma y en caso de emergencia llamar al 911.

El Observador