La canciller de la República, Delcy Rodríguez, denunció ayer que las grandes corporaciones internacionales han emprendido una campaña mediática contra Venezuela, en la que venden una imagen de país en crisis para lograr la intervención extranjera.

“Existe una operación mediática de las corporaciones de la comunicación contra Venezuela, que vende una imagen del país que no se compagina con la realidad, que pretende su intervención, que pretende vender a Venezuela como un estado completamente en crisis”, manifestó durante una entrevista en el programa José Vicente Hoy.

En este sentido, Rodríguez explicó que este plan internacional recrudece en la medida en que los operadores locales se ven frustrados en sus pretensiones de derrocar el proyecto constitucional de Venezuela.

Asimismo destacó que, pese a las dificultades que enfrenta el país, producto de los ataques de potencias imperiales que pretenden socavar los logros conquistados por la Revolución Bolivariana, Venezuela sigue desarrollando un proyecto de país, y eso es lo que se debe resaltar, “quiénes son los enemigos de Venezuela en Venezuela y en el exterior”.

“Nuestros enemigos son, justamente, esos operadores locales que, en consonancia con los intereses internacionales de centros imperiales, pretenden gobernar este país, retomar la restauración conservadora en nuestra región y volver a la década oscura del neoliberalismo”, dijo.

Por otra parte, Rodríguez se refirió a las declaraciones del secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, sobre la aplicación de la Carta Democrática en Venezuela.

“El secretario Luis Almagro es un enemigo de Venezuela, es un enemigo sin sentido, más allá de sus posiciones viscerales, ¿qué pretende él con Venezuela?: darse publicidad. Él no es rey de los países y son los estados soberanos que forman la OEA los cuales tomarán las decisiones pertinentes a la vida de nuestros países miembros”, manifestó.

AMNISTÍA CONTRA ESTADO DE DERECHO

La ministra para Relaciones Exteriores señaló que la llamada Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, aprobada por el Parlamento venezolano con mayoría adecoburguesa, es un instrumento para la impunidad.

La diplomática dijo que “esta ley busca alimentar algo muy peligroso, que es desmoronar el Estado de derecho y la administración de la justicia” en Venezuela.

Al respecto, agregó que el Alto Comisionado de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas se encuentra parcializado con la intención de favorecer a la derecha venezolana a través del autoperdón.

DIPLOMACIA DE PAZ CON EEUU

Durante la entrevista, la canciller Rodríguez aseveró que desde el gobierno del presidente Maduro se ha hecho todo lo posible por extender una mano para la normalización de las relaciones con EEUU, con la condición de que se respeten los principios de la Carta de las Naciones Unidas, así como la soberanía e independencia de nuestro país.

Finalmente, consideró que el Decreto de Obama es un error. “Nosotros no somos una amenaza y eso es un grave error que él cometió, por eso espero que no pasen décadas para tener que escuchar a un expresidente de los Estados Unidos decir que cometió un error con Venezuela, pues sabemos lo que cuestan los errores imperiales”, expresó.

Ciudad CCS