Canciller pide explicaciones a Bolivia por base militar cerca de la frontera

El ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, volvió a referirse a la polémica con Evo Morales en la ceremonia oficial de bienvenida brindada por la Casa Real de Suecia, donde acompaña a la Presidenta Michelle Bachelet en su gira internacional.

El canciller llamó al gobierno boliviano a dar explicaciones por la base militar que instalaron a un kilómetro y medio de la frontera con Chile y desestimó las acusaciones de Morales. “No es efectivo que exista una instalación militar o una base militar en la zona del río Silala, como ha alegado el gobierno boliviano. Lo que si hay es una base boliviana, a un kilómetro y medio de la frontera, así que las explicaciones las esperamos”, dijo.

“Bolivia debe dar explicaciones de porque tiene una base militar permanente a un kilómetro y medio de la frontera”, insistió.

En ese sentido manifestó que “lo que Chile hace en su territorio es velar con Carabineros para que no se produzcan las acciones de contrabando, de narcotráfico, de violencia contra civiles y de robo de vehículos, que ha ocurrido de manera más o menos regular, hasta ahora que ha habido más patrullajes”.

La Nación


Morales: quienes se preocupan por las fronteras armadas sólo piensan en la guerra

El presidente Evo Morales afirmó ayer que quienes se preocupan por las fronteras armadas sólo piensan en las guerras y recordó que los pueblos del siglo XXI piensan en la paz y la integración.

“Quienes se preocupan por fronteras armadas sólo piensan en la guerra. Los pueblos en el siglo XXI pensamos en la paz y la integración”, escribió el Jefe de Estado en su cuenta Twitter: @evoespueblo.

El Mandatario difundió ese mensaje, tras denunciar en los últimos días la instalación de una base militar chilena a 15 kilómetros de las aguas del manantial Silala, en territorio boliviano.

Según el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, esa base militar cuenta con un equipo bélico de “alto potencial” y tecnología “satelital”.

Ante ese hecho, Morales dijo que Chile agrede a Bolivia con la instalación de una base militar, en la comunidad Cariquima, próxima al Silala.

Además, desveló contradicciones en las declaraciones de autoridades de Chile sobre la instalación de esa base militar y ratificó que para Bolivia es importante el diálogo abierto y sincero y construir una buena vecindad.

ABI


Chile instaló base militar a 29 km. de la frontera con Bolivia

Cariquima es un poblado chileno con raíces aymaras. Parece un pueblo fantasma, solo un fuerte viento da la bienvenida. Su iglesia atesora su pasado, y al fondo se ven uniformados bien equipados vigilando la “Base Militar Patrulla Cariqima”, que está instalada a 29 kilómetros de la frontera con Bolivia, concretamente con la localidad orureña de Pisiga.

Esta unidad pertenece a la Segunda Brigada Acorazada Cazadores del Desierto, de la VI División del Ejercito chileno. EL DEBER llegó a la zona y dialogó con el comandante de la base, mayor Alex Quintana, quien evitó el ingreso al cuartel para verificar su equipamiento, aunque aseguró que los 15 efectivos instalados utilizan “armamento convencional”.

El jefe militar confirmó que la base se instaló hace dos meses y que posee equipamiento de punta en materia de comunicación satelital. Dijo que la función de la unidad tiene un único fin: luchar contra los delitos de contrabando y narcotráfico que azotan al lugar, aunque esa labor es destinada para los carabineros del vecino país.

“Este es un paso de droga y de contrabando. Nuestra misión es social y negamos cualquier plan de amedrentamiento”, remarcó Quintana.

Bolivia denunció que la instalación de esta base militar es “ilegal” porque está edificada a 15 kilómetros de la frontera (se comprobó que está a 29 km.) a pesar de que la normativa internacional establece que estas unidades deben ser equipadas a 50 kilómetros del límite territorial.

El Deber