El fiscal federal Carlos Rívolo amplió ayer la imputación contra la ex presidente Cristina Kirchner y los empresarios Cristóbal López y Lázaro Báez, en la causa Los Sauces por el presunto delito de cohecho. Además, puso a consideración del juez determinar si corresponde aplicar la misma imputación al hijo de la ex jefa de Estado y actual diputado nacional, Máximo Kirchner.

Rívolo amplió el requerimiento de investigación del expediente que lleva con el juez Claudio Bonadio ante la nueva denuncia que presentó la diputada nacional Margarita Stolbizer por el presunto cobro de coimas. El fiscal también imputó a los empresarios patagónicos.

Sobre la situación del hijo de la ex presidente -que en principio había trascendido que también estaba imputado-, Stolbizer lo había denunciado, pero no fue imputado por el cobro de coimas porque son hechos previos a diciembre de 2015, cuando todavía no era funcionario publico. Máximo asumió como diputado el 10 de diciembre pasado.

Los voceros consultados por Infobae señalaron que en la investigación se deberá determinar si desde que asumió como diputado está vinculado con la denuncia del cobro de coimas.

Los Sauces es uno de los hoteles de la ex familia presidencial que les alquiló sus habitaciones a las empresas “Valle Mitre”, “Loscalzo y del Curto”, “Kank y Costilla”, “Inversora M&S” y “Alcalis de la Patagonia”. La operatoria denunciada es similar a la de la causa Hotesur: alquiler de habitaciones que nunca se ocuparon con la sospecha del reintegro de fondos de la obra pública concedida por los Kirchner a empresarios.

“La sospecha recae sobre la manipulación y posible adulteración de documentos públicos relacionados con la empresa Los Sauces SA de propiedad de la Sra. Cristina Fernández y sus hijos Máximo Kirchner y Florencia Kirchner; y que también modifican el contenido de las declaraciones juradas presentadas oportunamente ante autoridad competente”, sostiene la denuncia que presentó Stolbizer, patrocinada por la abogada Silvina Martínez, en la Justicia.

El viernes pasado, Stolbizer ahondó en su acusación y denunció que la ex mandataria cobraba coimas de López y Báez porque estos le alquilaban propiedades en Puerto Madero y el sur del país a cambio de las obras públicas que recibían.

“Mientras crece el patrimonio de Lázaro Báez, él transfiere millones de pesos disfrazados de alquiler de inmuebles a la familia Kirchner, y crece el patrimonio de los Kirchner”, había dicho Stolbizer. Sobre esa denuncia, el fiscal Rívolo amplió la acusación.

El juez Bonadio –que tiene la causa bajo secreto de sumario– allanó la semana pasada las administraciones de los edificios Madero Center, en Puerto Madero, y donde tiene su departamento Florencia Kirchner, en San Telmo, en busca de documentación sobre propiedades de Los Sauces.

A principio de mes, Bonadio y Rívolo quedaron a cargo de la denuncia que Stolbizer presentó para que se investigue a la sociedad Los Sauces por la posible adulteración de documentos públicos, entre ellas las declaraciones juradas.

Infobae


Volver