El juez federal Sebastián Casanello libró exhortos a Panamá y Bahamas para que se le informe si el presidente de la Nación, Mauricio Macri, “figura o figuró como accionista” en las empresas Fleg Trading LTD y Kagemusha SA.

La decisión se tomó en el marco de otras medidas de prueba ordenadas en la causa, como por ejemplo dar intervención a la Unidad de Información Financiera para que “con fuentes locales e internacionales” corrobore la existencia de estas sociedades, según la resolución a la accedió Télam.

En el caso de Fleg Trading LTD, con domilicio en Saffrey Square suite 205 Bank Lane, Nassau, Bahamas, el juez pidió en el exhorto que se le informe si “Mauricio Macri figura o figuró como accionista” y si la sociedad registra “cuentas bancarias a su nombre o a nombre de alguno de sus integrantes”.

Y en ese caso que se le proporcionen los “nombres completos de sus titulares, fechas de apertura” y personas “autorizadas a realizar operaciones en ellas” como depósitos, extracciones o transferencias y que se informe “detalladamente” el movimiento de las mismas. Lo mismo se pidió para Kagemusha SA, con sede en Panamá.

Casanello refirió que se investiga si el Presidente de la Nación pudo incurrir en el delito de omisión maliciosa de incluir datos en su declaración jurada patrimonial, un delito que prevé hasta dos años de prisión. Y solicitó que el trámite del exhorto sea “a la brevedad posible”.

Casanello detalló que el objeto es “indagar sobre la relación entre las sociedades puntualizadas y el imputado en autos, conocer sobre la composición de las firmas que se detallan, su giro comercial y financiero y en base a ello establecer su posible vinculación con la maniobra investigada”.

El nombre de Macri apareció vinculado a Fleg Trading en la investigación conocida como Panamá Papers y en cuanto a Kagemusha SA surgió luego en una investigación periodística.

Ámbito Financiero