Pedro Pablo Kuczynski emplazó a Keiko Fujimori a debatir el domingo 22 de este mes en Piura. Esto luego de que la líder de Fuerza Popular se negara a aceptar la invitación de la gobernadora regional, Yamila Osorio, de debatir en Arequipa.

Así, luego de varios dichos y contradichos (ver línea de tiempo abajo de esta nota), Keiko terminó proponiendo que el debate presidencial del 29 de mayo (organizado por el Jurado Nacional de Elecciones) se realice en Piura y que el de los equipos técnicos sea en el sur del país.

Kuczynski respondió a esta propuesta con la siguiente frase: “Déjese de pretextos y no se corra, señora Fujimori. Debatamos en Piura este 22 y respetemos la fecha del 29 del JNE para el debate en Lima”.

Al cierre de esta edición, Fuerza Popular no respondió al reto lanzado por el líder de Peruanos Por el Kambio, pero el JNE sí ratificó el debate del 29 en la Universidad de Lima, con los periodistas Federico Salazar y Mávila Huertas en la moderación de la polémica.

El origen

El emplazamiento de Kuczynski nace luego de que Fujimori echara por tierra la opción de debatir en Arequipa. Ella, como salida, argumentó una supuesta falta de neutralidad de la gobernadora regional Osorio, de quien dijo sería “cercana” a Kuczynski. Por ese motivo, Osorio habló fuerte ayer y respondió con dureza.

Osorio había planteado que Fujimori y Kuczynski confrontaran este viernes 13 sus planes de gobierno y desarrollaran sus respectivas propuestas para la macrorregión sur.

“Quiero dirigirme a la señora Keiko Fujimori para decirle que no me utilice como un pretexto para rechazar Arequipa como sede del debate. Si usted quiere ser presidenta de todos los peruanos, asuma su negativa de exponer sus propuestas para el sur del país y no nos haga recordar de esta manera las prácticas del gobierno de su padre”, señaló Osorio.

La gobernadora arequipeña añadió: “Quiero deslindar claramente de todas las acusaciones que se hayan podido hacer sobre alguna preferencia mía sobre alguno de los candidatos (…) El debate simplemente no va porque la señora Keiko Fujimori me utiliza a mí como un pretexto”.

Las coordinaciones con el fujmorismo para realizar el debate en Arequipa venían desde abril. Concretamente, el 21 de ese mes, Osorio le envió un correo electrónico a Úrsula Letona, congresista electa fujimorista. El e-mail decía: “Conforme a lo coordinado telefónicamente, el día de hoy presenté la invitación a fin de que la señora Keiko Fujimori pueda participar en el debate organizado por la macrorregión sur. Como te comenté este debate tiene además el soporte de las universidades de Arequipa, y será histórico al ser el primer debate descentralizado”.

Letona respondió ese día y consultó a Osorio cuándo estaría en Lima. Ella respondió que llegaría el 2 de mayo y que le gustaría realizar una “invitación personal” para ofrecer “detalles del evento”.

Estas comunicaciones fueron mostradas en público por Osorio para demostrar que las coordinaciones con Fuerza Popular llevaban varios días y que, a pesar de ello, Fujimori se negó a participar.

“Esto acredita que a ambos candidatos se les solicitó una cita y que esta solo fue respondida por un partido. Con esto dejo claramente establecido que el debate no va porque la señora me está utilizando como pretexto. Creo que aquí lo que se pone en juego es el futuro del Perú y no si Yamila es A o B”, dijo la gobernadora.

Retos y respuestas

La negativa de Fujimori de debatir en Arequipa fue comunicada en la mañana. Al mediodía, Kuczynski presentó a su equipo anticorrupción. Ahí, consultado sobre el debate, dijo que su rival electoral está “básicamente escurriéndose de un enfrentamiento formal”.

Kuczynski añadió que, en su opinión, el fujimorismo busca un “enfrentamiento por atrás, con papelitos, con insinuaciones y con acusaciones falsas”. En la noche, lanzó otra propuesta: debatir en Piura el domingo 22 y, una semana después, hacerlo en Lima con la organización del JNE.

¿Aceptará Fujimori? En virtud de los antecedentes y sus diferentes posiciones de los últimos días, es muy posible que solo acepte asistir al debate del JNE, para el que ya existe un acuerdo firmado. Incluso el tema logístico no sería problema si finalmente se concretara un debate fuera de Lima. Por ejemplo, el gobernador de Piura, Reynaldo Hilbck, se mostró de acuerdo en recibir a ambos en su región.

“Estamos dispuestos a acogerlos y darles las facilidades a los participantes”, subrayó. Incluso adelantó que conversará con los representantes de los dos partidos para realizar las coordinaciones necesarias.

Similar posición demostró el presidente del consejo regional de La Libertad, Joel Díaz Velásquez, quien manifestó que un debate entre Fujimori y Kuczynski debería tener como escenario Trujillo, por ser la segunda ciudad del país.

Es decir, no hay razón para que Fujimori se niegue a debatir en una fecha adicional a la del JNE. Depende de ella si acepta o no el desafío.

Mientras tanto, sus voceros ya acordaron con los de PPK los detalles del debate técnico del domingo 15 de mayo enel Cusco, con la moderación del periodista Pedro Tenorio.

La República