El presidente Evo Morales lanzó este domingo la licitación pública internacional para adjudicar la construcción en Yacuiba de una planta petroquímica con una inversión de más de 2.200 millones de dólares.

En un acto que se cumplió en un hotel de Tarija, Morales anticipó que hasta fin de año se firmará el contrato para iniciar las obras y remarcó que después de 190 años Bolivia empieza a dar valor agregado a sus recursos naturales.

“Ahora estamos pasando a la industrialización, eso nos da mucha esperanza a todos los bolivianos y a todas las bolivianas”, puntualizó y recordó que con esa política de defensa de los recursos naturales se cumplirá el “gran proyecto” de consolidar la liberación política y económica de Bolivia.

A su juicio, el éxito de la nacionalización demuestra cuán importante es sentar soberanía sobre los recursos naturales, como una parte de la historia y del actual modelo económico.

Según fuentes oficiales, la Planta Petroquímica de Propileno-Polipropileno procesará más de 906.000 toneladas por día de propano y eso permitirá una producción de 250.000 toneladas de polímeros al año lo que significará nuevos ingresos para la economía boliviana

Con la futura planta petroquímica de Propileno – Polipropileno, Bolivia tendrá $us 420 millones de ingresos anuales por la comercialización de los polímeros (macromoléculas compuestas por varias unidades químicas), que es la principal materia prima para la fabricación de productos y materiales a base de plástico.

En un acto protocolar que se llevó a cabo en la ciudad de Tarija, el presidente de la estatal petrolera, Guillermo Achá, dijo que hasta el 2 de septiembre es el plazo para la presentación de las propuestas de las empresas interesadas en adjudicarse el proyecto que tiene una inversión de $us 2.200 millones.

“Bolivia podrá obtener ingresos anuales por $us 420 millones al año por la comercialización de polímeros y va generar 4.000 empleos directos. En la planta se contratará a personal boliviano no solo de Tarija, sino también de otras regiones”, mencionó.

Por su parte, el presidente Evo Morales Ayma dijo que con la licitación de la planta petroquímica que es la más grande en el país, se da un salto a la industrialización después de la nacionalización de los hidrocarburos.

El mandatario volvió a destacar el resultado del proceso de nacionalización del gas y petróleo, con el aumento de los ingresos de la renta petrolera a $us 31.500 millones y las inversiones a $us 11.000 millones en 10 años, superando a lo que se registraron en el período de los gobiernos neoliberales.

El Deber