El transporte pesado cumplió hoy su primera jornada de protesta con un bloqueo que aísla a los departamentos de Santa Cruz, Tarija, Chuquisaca y Potosí del resto del país, mientras que la dirigencia del sector pidió paciencia a sus bases en medio de un diálogo que hasta el momento no alcanzó ningún acuerdo. Desde la Terminal de Buses de La Paz fueron suspendidos los viajes a las cuatro capitales afectadas.

El sector demanda cambios en la norma tributaria y flexibilización en deudas con el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN). Las terminales de buses de las capitales de las regiones afectadas prohibieron la salida de vehículos por la medida que comenzó en horas de la madrugada.

El presidente de la Cámara Boliviana de Transporte, Fidel Baptista, pidió paciencia a los afiliados a las cámaras de transporte de Santa Cruz y Chuquisaca, que iniciaron un bloqueo de caminos, y solicitó a las autoridades del Gobierno adelantar el diálogo para el jueves, tomando en cuenta que esa reunión estaba programada para el viernes.

“Quiero decir públicamente a todos los transportistas del sector pesado que tengamos un poco de paciencia. Es cierto que estamos avanzando lento, pero estamos avanzando, (…) hoy mismo le vamos a pedir al Ministro (de Economía, Luis Arce) para que podamos a adelantar (la reunión) al día jueves”, explicó en conferencia de prensa, según la estatal ABI.

El dirigente del transporte pesado de Santa Sruz, Juan Yujra, señaló que la protesta es por la desatención del gobierno a sus demandas tributarias. “Estamos cansados de reuniones y convocatorias infructíferas que no han dado respuesta a nuestras peticiones”, afirmó.

El director de Tránsito de la Terminal de La Paz, coronel Douglas Uzquiano, informó que la suspensión de viajes a las cuatro capitales persiste, por lo que solo -aclaró- hay autorización de salidas a Oruro y Cochabamba.

Los bloqueos en Santa Cruz comenzaron a las cero horas de hoy, con la interrupción de rutas en distintos puntos, como la doble vía La Guardía, cuyo paso fue cerrado con arena, ripio y piedras.

Los accesos a la ciudad de Sucre, Chuquisaca, fueron bloqueados por los transportistas, sin embargo el transporte desde la capital chuquisaqueña al nuevo aeropuerto de Alcantarí, a unos 30 minutos de la ciudad, operó con normalidad. Se reportó que al menos 500 movilidades del transporte pesado bloquearon carreteras en Chuquisaca.

En Tarija el panorama fue similiar a las otras regiones. Tránsito apuntó al menos cinco puntos de bloqueos, entre ellos, la salida al Norte, a Bermejo, y al Chaco. Otro departamento donde se instalaron puntos de bloqueos es Potosí.

Por precausión, Tránsito de las ciudades de Cochabamba y Oruro determinaron en la mañana el cierre temporal de los viajes desde esas ciudades al interior del país. A última hora dirigentes del transporte en estos departamentos decidieron no acatar el bloqueo y esperar la reunión con el Gobierno pactada para el próximo viernes.

Según radio Fides, la protesta de los camioneros comienza dividida, pues sectores de La Paz y Cochabamba determinaron reunirse con Arce el 3 de junio para redactar un acuerdo que después será presentado al presidente Evo Morales, por lo que no participan en el corte de vías.

La viceministra de Política Tributaria, Susana Ríos, declaró en la mañana su extrañeza por la movilización iniciada en el departamento de Santa Cruz, y aseguró que el tema fue zanjado por la dirigencia nacional, por lo que la protesta regional obedecería a una desinformación interna del sector.

La Razón