Ayer conjuntamente con diversas organizaciones sociales y políticas, el Frente Amplio y el PIT-CNT convocaron a una movilización contra el golpe de Estado en Brasil. A partir de las 18 horas marcharon desde la Universidad hasta la plaza Libertad. El integrante del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT y responsable de la Secretaría de Relaciones Internacionales, Fernando Gambera, llamó a enfrentar el “linchamiento que pretenden hacer con Dilma” y recordó que el compromiso de los trabajadores con la democracia y la institucionalidad “es histórico” y no responde a afinidades políticas.

Gambera recordó que en el pasado ya se vivieron escenarios similares y a los trabajadores por defender las libertades y la democracia se los reprimió con dureza. “Es factible que en los próximos días estemos viendo cómo se reprime a los trabajadores por defender la democracia en Brasil”.

Para el responsable de la Secretaría de Relaciones Internacionales de la central, existe el probable escenario represivo ante las movilizaciones de trabajadores en Brasil resistiendo el golpe. Gambera estuvo en San Pablo la semana pasada. “He estado intercambiando con diversos actores sindicales y distintas personalidades de allí, la percepción generalizada es que hay una campaña de odio que han venido desarrollando desde hace más de un año. Parte de algunos medios muy poderosos junto con actores políticos y del Poder Judicial, financiado por fuertes empresarios paulistas, contra los negros, contra los pobres, contra los excluidos de antes o las minorías, eso se palpa en la calle, por lo que si se produce el linchamiento que pretenden hacer con Dilma va a haber reacción, va a salir la gente a las calles y si continúa esa línea que han venido desarrollando de división de la sociedad, uno no puede pensar otra cosa que presumiblemente haya represión para detener las manifestaciones populares y eso nos preocupa”, reflexionó.

República