Las 76 comunidades indígenas del Valle del Cauca anunciaron su decisión de crear el Consejo Regional de Paz para el postconflicto, al acoger la propuesta del Gobierno del Valle a través de la Consejería de Paz, sobre la puesta en marcha de  acciones para la paz territorial en el departamento, planteada por la Gobernadora del Valle Dilian Francisca Toro, en la reciente “Plenaria del Plan de Acción para la Igualdad Étnica y Racial Colombia-Estados Unidos”, realizada en Cali.

La primera reunión preparatoria se realizó entre la Organización Regional Indígena del Valle del Cauca y el Consejero de Paz del Valle, Fabio Cardozo y en ella se definieron acciones que le abrirían paso a la creación de dicho Consejo.

Los representantes indígenas se comprometieron a trabajar una propuesta, que llevarían ante el Gobierno del Valle una vez creado el Consejo, basada en los siguientes puntos: “El reconocimiento de la leyes constitucionales, entre ellas el Derecho Internacional Humanitario, la Jurisdicción Especial Indígena, el control territorial que comprendería propuestas sobre el fortalecimiento de la guardia indígena, el reconocimiento de los territorios ancestrales y la ley de víctimas”, precisó el dirigente de la Orivac, Rafael Perdomo.

El Consejo Regional Indígena de Paz para el postconflicto en el Valle del Cauca, estaría integrado inicialmente por representantes de la Organización Regional Indígena del Valle, Orivac y de la Asociación de Indígenas de Buenaventura-Región Pacífica, lo cual podría definirse el próximo  16 de abril, para cuando está prevista la Asamblea de Gobernadores y Autoridades Indígenas del Valle del Cauca, que aglutina las 76 comunidades, resguardos y asentamientos indígenas del Departamento.

El Consejero de Paz del Valle del Cauca, Fabio Cardozo, precisó además que “se convocará un encuentro regional indígena para la construcción de un modelo de paz territorial, desde la perspectiva indigenista, “Cabildo Indígena por la Paz”.

Agregó que este trabajo hace parte del desarrollo de una agenda con las comunidades indígenas que nació a partir de una reunión con la Gobernadora, Dilian Francisca Toro y todos los Secretarios de despacho.

“Hay inquietudes de las comunidades indígenas sobre cómo relacionarse con el proceso de paz, sobre sí las zonas de paz van a quedar ubicadas en sus territorios y hasta que punto las propuestas de La Habana los pueden impactar, pero también han expresado su voluntad de paz y participación. Se trata de construir mecanismos institucionales para que las comunidades indígenas puedan participar en las acciones que se implementarán en el Valle en el postacuerdo”, concluyó el Asesor de Paz, Fabio Cardozo.

Ciudad Región