Congreso aprueba ley de marihuana medicinal

Con la aprobación del uso medicinal de la marihuana, realizada ayer por el Congreso, Colombia se suma a Chile, Puerto Rico y Uruguay, países latinoamericanos que ya cuentan con una legislación sobre el uso del cannabis con fines terapéuticos y paliativos.

El proyecto, que recibió 84 votos a favor y solo 4 en contra, reglamenta la producción, adquisición, importación o exportación, almacenamiento, transporte, comercialización, uso y posesión de las semillas de la planta de cannabis, sus derivados y los productos que lo contengan, con fines medicinales y científicos.

El autor del proyecto, el senador liberal Juan Manuel Galán, expresó su satisfacción por la aprobación de la ley y dijo en su cuenta de Twitter que “hoy (ayer) ganaron los pacientes”

Como los textos aprobados en Senado y en Cámara tienen algunas diferencias, la semana entrante irán a conciliación para luego pasar a sanción presidencial.

La ley regula lo relacionado con los derivados de la marihuana y los productos que la contengan, tales como cremas, pastillas y jarabes, entre otros artículos, con los que se tratan diferentes enfermedades.

El proyecto aclara que no se trata de la legalización del uso recreativo de la marihuana, sino de su uso con fines médicos, para pacientes con enfermedades graves o terminales.

Cuando el paciente sea menor de edad, los padres o tutores serán informados sobre los riesgos o beneficios del uso medicinal del cannabis por su médico tratante antes de autorizar o negar la utilización de productos terapéuticos con componentes psicoactivos.

Colombia es una de las principales naciones productoras de marihuana, como se conoce a los cogollos o flores femeninas del cáñamo, donde se concentran sus propiedades psicoactivas.

Sin embargo, será facultad del Ministerio de Salud, establecer la reglamentación correspondiente al uso médico del cannabis, y al uso científico para fines exclusivamente médicos, incluyendo las condiciones para la producción y formulación de medicamentos con base en cannabis

El proyecto estipula que el Estado “deberá apoyar las iniciativas económicas de producción, transformación y distribución de productos derivados de la planta de cannabis”, que desarrollen los pueblos y comunidades indígenas con fines medicinales y científicos.

¿Qué representa la aprobación del uso de marihuana con fines medicinales en Colombia?

Para el abogado constitucionalista Dimas Martínez, Colombia se une a los países del mundo que están transformando el uso de las drogas. De verlas como sustancias peligrosas y psicoactivas, a usarlas por el bien de la sociedad, “de un grupo particular de la sociedad”, que se verá beneficiado con esta nueva aprobación.

Aún así, hay que aclarar que esta ley no beneficiará a todo el mundo, ni está ligada a la lucha de drogas, como lo explica Juan Pablo Sarmiento, abogado doctor en derecho.

“Esta norma atiende a un objetivo particular y va dirigido a las personas que la necesitan con fines medicinales, no con fines recreativos, en este sentido esta ley no haría parte de la política pública de lucha, ni de legalización de la droga y aquellos que sean autorizados para su cultivo y distribución deberán hacerlo cobijados bajo el amparo constitucional”.

Según el Ministerio de Salud y Protección Social, es aceptable el uso de la marihuana medicinal en los casos de: dolor severo o espasmos persistentes por esclerosis múltiple, lesión de la médula espinal y enfermedad de la médula espinal, dolor intenso por cáncer, infección por VIH, dolor severo de las formas graves de la artritis, convulsiones de epilepsia y dolores paroxísticos, entre otros.

Los otros tres países

En 2014 Chile legalizó el uso terapéutico de la marihuana, mientras que en Puerto Rico, el uso medicinal fue legalizado por medio de una orden ejecutiva del gobernador de  la isla, Alejandro García Padilla.

Por su parte, Uruguay aprobó la ley en diciembre de 2013. Esta regula el mercado de esta planta, la producción, la comercialización, la tenencia y los usos recreativos y medicinales, así como su utilización con fines industriales. En varios países de la región como Brasil, Argentina, Costa Rica, Ecuador, México, Perú y Venezuela está despenalizado el consumo.

El Heraldo


‘Los uribistas terminaron convencidos de la marihuana medicinal’

El Congreso extendió este miércoles estatus de ley al cultivo, comercio y consumo de marihuana con fines medicinales.

El tema ya había sido reglamentado por vía de decreto, con un alcance similar, por el Gobierno, hace apenas unos meses. Pero ayer la plenaria de la Cámara de Representantes le dio último debate al proyecto de ley que impulsó el senador por el Partido Liberal Juan Manuel Galán.

De acuerdo con Galán, son muchas las “enfermedades” que podrán ser combatidas mediante “el uso de la marihuana medicinal”, y entre las que mencionó figuran “la epilepsia, la migraña, la diabetes” y otras de carácter neurológico.

El congresista también afirmó que la existencia de argumentos “mejor documentados, más investigados y consultando expertos” fue clave para convencer a los sectores políticos conservadores que tenían dudas sobre las bondades de la norma, entre ellos el Centro Democrático del senador Álvaro Uribe.

“Los uribistas terminaron convencidos y eso prueba que a través de un proceso de argumentación de ideas es posible hacer cambiar de posición a las personas”, afirmó el congresista liberal.

Esta decisión del Congreso se enmarca también dentro de la lucha que ha venido dando Colombia desde hace varios años, ante diferentes escenarios internacionales, para que haya un debate sobre el fracaso de “la guerra” contra las drogas y que ha tenido eco en organizaciones como Naciones Unidas.

Precisamente este organismo multilateral jugará un papel clave para el paso que se viene, que, según Galán, será “renegociar” el cupo de Colombia para la producción de marihuana con fines terapéuticos.

“Antes de hablar de cultivos y comercialización es muy importante que una vez se sancione el proyecto Colombia lleve una propuesta a la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (Jife) para renegociar el cupo que tiene asignado”, afirmó Galán.

El congresista explicó que hay unos “cupos” que las convenciones de Naciones Unidas de los años sesenta regularon a través de la Jife, y Colombia “tiene asignado uno de marihuana con fines medicinales”.

Luego de esto sí entrará de lleno, según la ley aprobada, todo el proceso para el cultivo y la comercialización de esta hierba, en el que jugarán un papel clave los ministerios de Justicia, Salud y Agricultura, responsables del otorgamiento de las licencias a los cultivadores.

Adicionalmente, según explicó el autor del proyecto, se establece un “régimen sancionatorio y de multas” para quienes reciban licencia para sembrar marihuana con fines medicinales y lo hagan con carácter recreativo.

El uso de marihuana con fines medicinales ha tomado fuerza en el mundo en los últimos años. En 24 estados de Estados Unidos esta práctica ya es legal, lo mismo que en cuatro Estados latinoamericanos.

Decreto ya reglamentó

El 22 de diciembre pasado el Gobierno firmó el decreto 2467 que reglamentó la tenencia y el cultivo de semillas y plantas de cannabis, y que reguló los procesos de producción, fabricación, exportación, distribución, comercio, uso y tenencia de estos elementos y sus derivados, estrictamente destinados a uso médico y científico.

La norma, según el Ministerio de Salud, no regula los consumos, sino que fija los límites para la producción de insumos derivados de la planta de marihuana con fines medicinales.

El decreto fijó las reglas para quienes quieran dedicarse a la investigación y producción de sustancias en cualquier presentación (aceites, extractos, pastillas, soluciones, jarabes, cremas).

Además definió las actividades específicas que se permiten, las áreas de cultivo y de fabricación, los beneficiarios de estas prácticas y las condiciones que deben cumplir.

El Tiempo