Chiloé: siete comunas intentan normalizar servicios y Ancud mantiene movilización

Hoy se cumplen 14 días de movilizaciones en la Isla Grande de Chiloé y, pese a que el gobierno destrabó el conflicto con algunas organizaciones de siete comunas -de las diez que conforman el archipiélago-, los bloqueos de caminos y barricadas, además del aislamiento, se mantienen en gran parte de la zona.

Pescadores de Ancud, que tienen tomado el acceso a la Isla Grande hacia el continente, en el Canal de Chacao, suspendieron las negociaciones con la autoridad y, en aquellas donde el gobierno concretó un acercamiento, persisten grupos de trabajadores que no han suscrito el acuerdo, lo que dificulta la normalización de los servicios y el término de las movilizaciones.

“Hicieron votación, barricada por barricada, y hay algunas que no se bajaron. Hay una diferencia entre lo que ciertos dirigentes piensan, lo que piensan los pescadores y las organizaciones sociales”, dijo Juan Carlos Viveros, vocero de la ONG Defendamos Chiloé.

Los pescadores artesanales de Ancud insisten en que el gobierno entregue un bono de $ 900 mil a todos los afectados, y asistencia durante todo el tiempo que duren los efectos de la marea roja en la zona. Sin embargo, el gobierno no ha elevado la oferta de $ 750 mil.

El subsecretario de Pesca, Raúl Súnico, descartó incrementar el valor de los bonos de asistencia en las zonas que mantienen los bloqueos. “Queremos ser muy claros que el monto del bono ya se ha suscrito en varias comunas y no habrá alteración con eso, lo que sí podemos es usar otros instrumentos para los afectados más indirectos”, enfatizó.

Al respecto, Julio Cárdenas, presidente de la Mesa Comunal de Pescadores de Ancud, que agrupa a 70 organizaciones, dijo que “las conversaciones se volvieron a romper. Parece que el ministro coordinador (Luis Felipe Céspedes) no tiene todas las atribuciones y facultades como dijo la Presidenta. Estamos entrampados en el bono, no hay acuerdo, y el gobierno dice que no hay más plata”. Agregó que “estamos trabajando para los pescadores, no aceptaremos migajas,”.

Cárdenas planteó que son unos cinco mil pescadores formales y otros 15 mil informales los que requieren soluciones concretas. “No descartamos llegar en caravana a La Moneda para hablar con la Presidenta y demostrarle que necesitamos, que así como se invierte en otras regiones, lo hagan con Chiloé”.

Los contrastes

En Ancud, Quellón y Quemchi, se mantuvieron ayer los cortes de caminos y los pescadores movilizados buscaban la forma de llevar conbustible y alimentos a sus vecinos. Situación que contrasta con algunos sectores de las siete comunas que, tras acordar el cese de las movilizaciones y el desbloqueo de los caminos, ya iniciaron un trabajo con el gobierno para restituir la normalizar en Castro, Puqueldón, Curaco de Vélez, Queilen, Quinchao y Dalcahue.

En estas zonas, el ministro coordinador del conflicto y titular de Economía, Luis Felipe Céspedes, anunció que se entregará combustible y alimentos, y se retomará el funcionamiento de los servicios públicos y las clases, en coordinación con La Armada, Fuerza Aérea y Carabineros. Asimismo, se creará un puente marítimo para llevar abastecimiento a localidades remotas.

El intendente de Los Lagos, Leonardo de la Prida, dijo que “creemos que las condiciones están dadas, en la comunas del centro de la isla, como para que vuelva la normalidad, que estén todos los servicios públicos abiertos mañana (hoy) y que las clases estén reestablecidas”.

A Castro llegó una barcaza con dos camiones con 71 mil litros de bencina y petróleo, y uno con gas para proveer a vehículos particulares, de emergencia, bomberos, servicios públicos y Carabineros, lo que generó largas filas de vehículos aguardando para abastecerse. Se coordinaba, además, la llegada de otra barcaza hoy.

Zonas aisladas

Los alcaldes de algunas comunas de Chiloé denuncian que la situación no se ha normalizado. “Ancud sigue en conflicto y no permite la conectividad. Acá en Quinchao seguimos completamente aislados. No tenemos gas y no podemos llegar a nuestras islas, no podemos prestar el servicio de salud, por ejemplo, porque ninguna lancha tiene combustible”, enfatizó el alcalde de Quinchao, Santiago Torres.

El edil agregó que una de las situaciones que evidencia la crisis es que, normalmente, cada domingo a las 15.00 arriban los estudiantes provenientes de las islas adyacentes, “pero no han podido llegar, no pueden volver a clases porque simplemente ninguna lancha puede operar y traerlos al colegio”, relató.

Similar es la situación de Queilén, donde tampoco ha llegado combustible, gas y escasean los alimentos.

“Queilen no se ha bajado de la toma. Seguimos en las mismas condiciones que al principio. Sólo un sindicato, de los 15 que hay, que llegó a acuerdo con el gobierno y, por lo tanto, el resto sigue movilizado”, dijo el edil Marcelo Godoy, quien explicó que tampoco podrán comenzar las clases hoy en su comuna, porque no tienen los medios para trasladar a los alumnos.

Al cierre de esta edición, un grupo de recolectores de machas de Ancud se encontraba en la intendencia de Los Lagos, para firmar el acuerdo del gobierno. Asimismo, dirigentes de Maullín negociaban con las autoridades el acuerdo que, de alcanzarse, permitiría desbloquear el Cruce Maullín en la Ruta 5 hacia Chiloé, ubicado a unos 5 km al norte del Canal de Chacao.

La Tercera