En el marco del Día Mundial contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género, activistas presionaron frente a la Asamblea Legislativa por la aprobación de una ley que les permita usar el nombre que deseen.

Dayana Hérnández, presidenta de la Asociación Transvida, explicó que la manifestación tenía como objetivos llamar la atención contra la discriminación y la aprobación del proyecto de ley que les daría derecho a usar el nombre que prefieran, a la educación y al trabajo.

“Yo no quiero operarme, ninguna quiere operarse, lo que estamos pidiendo es el derecho a poder llamarnos como queremos“, dijo.

Insistió en la necesidad de que el Estado y el gobierno respeten la identidad de las personas transgénero.

Dijo que entregaron a cada uno de los diputados (incluidos los evangélicos) cartas con historias de las personas transgénero con el propósito de que las lean.

“Nosotras no excluimos, nosotras incluimos a todo el mundo, para que vean los obstáculos, barreras, dolor y estigma que vivimos las personas trans por no tener el derecho al nombre”, indicó.

La iniciativa fue elaborada por el colectivo Mulabi y fue presentada por la diputada del Frente Amplio Ligia Fallas.

CR Hoy