Caso Berta: Pruebas son contundentes y hunden a los detenidos: Ministerio Público

Hoy el Ministerio Público presentará ante el juez competente las pruebas técnicas, científicas y testimoniales, que según el ente acusador, incriminan plenamente a Sergio Rodríguez, Douglas Murillo, Mariano Díaz y Edilson Duarte en el asesinato de la líder indígena y ambientalista Berta Cáceres, así como su grado de participación en el condenable hecho criminal.

En esta audiencia programada para las 9:00 de la mañana de este viernes en los juzgados de la capital, la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida acreditará la carga probatoria recopilada por agentes de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) e identificará al autor material que disparó contra la reconocida ecologista.

“En la audiencia inicial, el Ministerio Público va a proponer todas las pruebas que tiene y al final lo que se espera es el auto de formal procesamiento”, informó Yuri Mora, portavoz del organismo acusador del Estado.

Indicó que toda la información y la carga probatoria con la que se cuenta “son contundentes” y no deja margen acerca de la implicación de los cuatro acusados en el asesinato de la líder indígena.

“Lo que sí ha reiterado el director de la Atic (Ricardo Castro) es que la prueba que se tienen por parte del Ministerio Público es contundente y estamos seguros que el juez va a dictar el auto de formal procesamiento y la prisión preventiva mientras se lleva a cabo el juicio oral y público”, agregó Mora.

La relación

Sergio Rodríguez, gerente ambiental de la empresa Desarrollos Energéticos S. A. (Desa), Douglas Bustillo, exsubjefe de seguridad de Desa; el mayor de las Fuerzas Armadas, Mariano Díaz Chávez, y el supuesto sicario Edilson Duarte Meza fueron detenidos el lunes de esta semana en Tegucigalpa y La Ceiba en el marco de la operación Jaguar.

Los cuatro hombres son acusados por la Fiscalía por los delitos de asesinato en perjuicio de Berta Cáceres y de asesinato en su grado de ejecución de tentativa contra el activista mexicano Gustavo Castro, director de la asociación Otros Mundos Chiapas y único testigo del crimen, quien se encuentra en México.

El Código Penal establece una pena de 20 a 30 años años de reclusión y cuando el crimen se cometiese mediante pago, recompensa o promesa remuneratoria la condena es de 30 años o privación de por vida de la libertad.

El director de la Atic Ricardo Castro dijo esta semana que la dirigente ambientalista fue asesinada por su trabajo en favor del ambiente y que entre los cuatro detenidos se encuentra el sujeto que le disparó en su vivienda la madrugada del pasado 3 de marzo del presente año y, que los demás actuaron como autores intelectuales del crimen.

Versiones no oficiales identifican a Douglas Bustillo como la persona que contrató al supuesto sicario Edilson Duarte para matar a Cáceres a petición de Sergio Rodríguez, ejecutivo del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, al cual la dirigente indígena se oponía por su perjuicio al ambiente y las comunidades indígenas de la zona.

De acuerdo con esa información, Bustillo contactó al mayor del Ejército Mariano Díaz para que los asesorara en la labor de seguimiento y planificación del asesinato y que a la vez le contactara con el sicario que se encargó de apretar el gatillo que cegó la vida de la connotada ecologista hondureña.

En 2013, Cáceres denunció públicamente a Douglas Bustillo en una entrevista concedida al periodista Dick Emanuelsson de estar detrás de mensajes amenazadores y de acoso sexual en su contra.

“Tengo mensajes en mi celular de Douglas Bustillo, el vicejefe de seguridad de la empresa (Desa), con mensajes de acoso sexual. Es una situación muy complicada para Copinh de un contexto de mayor criminalización, pese a que siempre ha habido una criminalización a Copinh desde el principio”, subrayó en esa oportunidad.

Información clave

En relación con las pruebas que llevará el Ministerio Público, Mora indicó que los fiscales presentarán los vaciados telefónicos, huellas dactilares y declaraciones de testigos.

Se conoció que la Fiscalía de Delitos Contra la Vida presentará la confesión de uno de los autores materiales y otros elementos científicos que han permitido comprobar el grado de participación de los cuatro acusados.

“Ahí se van evacuar todos los elementos de prueba con que se cuentan hasta el momento que fue emitido el requerimiento fiscal; pero también pueden haber otros elementos que han surgido a partir de la captura de estas cuatro personas imputadas”, dijo.

La Prensa


Un vicealcalde y un diputado están en lista de investigados por crimen de Berta

La investigación en el caso del asesinado de la lideresa indígena Berta Cáceres es amplia y podría alcanzar cúpulas de poder en el país.

Una fuente de entero crédito informó a EL HERALDO que las investigaciones en proceso alcanzarían a un vicealcalde y a un diputado del Congreso Nacional.

La fuente no reveló el nombre de los investigados, pero aseguró que ambos tenían vínculos con Cáceres y los temas ambientales que esta defendía.

Es de recordar que el pasado martes el director de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), Ricardo Castro, reveló que el crimen contra Cáceres se realizó por su trabajo.

Con esto descartó las versiones que circulaban de que el asesinato de la ambientalista fue por aspectos pasionales. La fuente reveló que, además del vicealcalde y este diputado, hay empresarios que están siendo indagados.

Comentó que de estas personas ya existían antecedentes que en vida divulgó y denunció la ambientalista.

Audiencia

Este día el Ministerio Público se prepara para realizar la audiencia inicial para las cuatro personas que fueron capturadas por agentes de la ATIC y de la Policía Militar.

La audiencia se desarrollará a las 9:00 de la mañana en los juzgados de lo penal, adonde será presentada la evidencia de la Fiscalía que supuestamente comprueba la participación de los capturados.

La Fiscalía solicitará para los acusados el auto de formal procesamiento con prisión preventiva, pero en la audiencia el juez también podría dictar medidas distintas a la prisión.

EL HERALDO divulgó en exclusiva que entre los elementos probatorios están las escuchas telefónicas que hicieron caer a los detenidos, además de otros estudios científicos que, según la Fiscalía, son irrefutables.

Las escuchas fueron solicitadas ante el juez en base a indicios de partición de al menos siete personas, según lo revelado por una fuente.

Se conoció, además, que en una de las llamadas telefónicas los involucrados “debatían” sobre lo acontecido utilizando claves en su lenguaje.

En el seguimiento se detectó también un cruce de llamadas que vinculó a varios de los involucrados.

Acusados

El lunes la ATIC puso en marcha la Operación Jaguar, con operativos paralelos en Tegucigalpa, Trujillo y La Ceiba.

En esta acción se dio captura al gerente ambiental de la empresa Desarrollos Energéticos S. A. (DESA), Sergio Rodríguez, quien según revelaciones hechas a EL HERALDO habría iniciado con la operación que concluyó en la ejecución de Cáceres.

También se detuvo al mayor de las Fuerzas Armadas de Honduras, Mariano Díaz, quien supuestamente vendió sus servicios al ejecutivo de DESA para dar sugerencias sobre el trabajo de inteligencia que se debía realizar para ubicar e ingresar a la casa de la dirigente indígena.

Díaz se desempeñaba hasta el día de su captura como instructor de la Policía Militar del Orden Público (PMOP) y miembro de las Fuerzas Especiales de esta institución.

Otro de los detenidos es el teniente retirado de las Fuerzas Armadas de Honduras, Douglas Bustillo, quien se desempeñó como subjefe de seguridad de la empresa DESA.

Bustillo fue denunciado en varias ocasiones por el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) y por la propia Bertha Cáceres.

De acuerdo a la información revelada a EL HERALDO, Bustillo también habría contactado por orden de Rodríguez al mayor Díaz, y además contrató al supuesto sicario Edilson Duarte, quien también fue capturado.

Sanción

Todos ellos fueron acusados por la Fiscalía de Delitos contra la Vida por los delitos de asesinato en perjuicio de Bertha Cáceres y por asesinato en su grado de tentativa en contra de un testigo protegido.

Cáceres fue asesinada en horas de la madrugada del 3 de marzo de este año. Los asesinos ingresaron a su casa de habitación en La Esperanza, donde se encontraba en compañía del también ambientalista mexicano Gustavo Catro, único testigo en el caso.

El artículo 117 del Código Penal de Honduras establece que: “La pena por asesinato será de veinte (20) a treinta (30) años de reclusión y cuando se cometiese mediante pago, recompensa o promesa remuneratoria, o se acompañase de robo o violación, la pena será de treinta (30) años a privación de por vida de la libertad”.

Otras hipótesis

Hasta el momento, la ATIC no ha confirmado el papel que jugó cada uno de los capturados, lo que sí indicaron es que entre los cuatro había un autor material, es decir quién jaló el gatillo, y el resto eran autores intelectuales.

Pero según un análisis del caso proporcionado por el experto en criminología y médico forense, Denis Castro Bobadilla, en la escena del crimen habrían participado al menos cuatro personas, todos autores materiales.

Dos de ellos podrían haber actuado como conductores de igual número de automóviles y otros dos, el gatillero y una persona con formación militar conocida por Cáceres, habrían ingresado a la casa.

La hipótesis del galeno se avala en huellas de calzado de la industria militar encontradas en el área. Indicó que esta persona pudo haber conocido a Cáceres en temas de conflictividad y habrían intercambiado algunas palabras.

Sin embargo, dijo que después hubo un forcejeo cuando Cáceres se opuso al ingreso de esta persona quien habría golpeado con su bota la puerta y dejado en ella la huella tractora.

El Heraldo


Gustavo Castro dispuesto a reconocer agresores de Berta Cáceres

El activista mexicano Gustavo Castro aseveró estar dispuesto a realizar los reconocimientos de los supuestos asesinos de Berta Cáceres, pero no a viajar a Honduras.

“Las diligencias han sido realizadas. Hasta el momento quieren que haga reconocimientos, pero no ha habido algún requerimiento”, aseveró en entrevista para medios mexicanos.

Aseguró estar dispuesto a colaborar en la investigación sobre el asesinato de Cáceres, pero ante el cuestionamiento de si se encuentra dispuesto a viajar para realizar el reconocimiento, Castro indicó: “A hacer los reconocimientos sí, a regresar a Honduras, no”.

No dio más detalles del ataque, ya que la investigación del crimen aún se encuentra en proceso, pero recalcó que también fue víctima del mismo.

“Es probable que mi vida corra peligro, soy el único testigo de esto, todo va a depender cuales son las consecuencias de la investigación”, comentó.

Recordemos que el activista estuvo retenido en Honduras durante un mes, regresando a México el pasado 1 de abril. A su regreso a México, Castro agradeció la presencia de los medios y el trabajo de difusión que realizaron durante el mes que estuvo retenido en Honduras. Así como la información que publicaron por la muerte de su compañera y amiga Berta Cáceres y la situación de criminalización y hostigamiento que viven las y los defensores de derechos humanos en Honduras.

“Llegué a Honduras el primero de marzo invitado por Berta para apoyar con un taller de reflexión sobre energía, alternativas locales de vida distinta donde se veía la necesidad de resistir a grandes megaproyectos de represas, monocultivos, que violan su vida, derechos humanos, afectan el derecho humano al agua, a la alimentación. En el contexto de ese taller que apenas iniciaba se dio el atentado, después de eso fue lo que ya se ha hablado bastante en la prensa, la forma en como el mismo gobierno inició con la búsqueda de información para esclarecer un crimen que conmocionó al mundo entero”.

Cuando regreso a su país natal Gustavo Castro también agradeció a la embajadora y al cónsul de México en Honduras en el momento en que el gobierno de aquel país no le garantizó seguridad “en un país donde el 90 por ciento o más de los crímenes están impunes, uno de los países catalogados como los más peligrosos, me prohibieron la salida sin especificarme las razones ni cuantas diligencias ni que más había que hacer después de varios días de muchas diligencias”, dijo.

Castro dijo que la situación de indefensión en que se encuentran los defensores de derechos humanos prevalece en toda América Latina.

Tiempo


La hija de Berta Cáceres recoge el premio Ecozine 2016 en nombre de su madre

Berta Zúñiga, hija de la activista hondureña Berta Cáceres, asesinada el pasado marzo por su lucha en defensa del medio ambiente y de los pueblos indígenas, asegura que no pueden “no volver” a su país, pese al clima de peligro y hostilidad, y las vulneraciones constantes de los derechos humanos.

Zúñiga recogió este jueves, en nombre de su madre, el Premio Ecozine 2016, que le ha concedido a título póstumo el Festival Internacional de Cine y Medio Ambiente de Zaragoza.

Berta Cáceres, del pueblo indígena lenca, fue asesinada debido a su activismo contra la construcción del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, sobre el río Gualcarque, considerado sagrado por su pueblo y que supone una “amenaza latente” para su comunidad.

Su hija, junto a miembros del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) se encuentra de gira por Europa, donde ha recabado el apoyo de la Comisión Europea, que ha asegurado la financiación de una comisión independiente que esclarezca el crimen. Esta propuesta también ha recibido el visto bueno de la Comisión Iberoamericana y solo necesita de una petición formal del presidente de la República de Honduras para que se materialice.

Además de Berta Cáceres también ha sido asesinado Nelson Noé García, otro dirigente del Copinh, y ha habido otros intentos contra periodistas, lo que le lleva a decir que “obviamente” no se están cumpliendo los derechos humanos en su país.

Además de continuar su lucha contra el proyecto, insisten en pedir justicia, ya que han sido excluidas del proceso de investigación de este asesinato desde el principio.

Del mismo modo, denuncia los vínculos de “la institucionalidad hondureña”, de agentes estatales y de personas de la empresa, que son “presuntamente responsables y partícipes” del crimen. Reclama también, por ello, que se agote la investigación de la autoría intelectual del asesinato de su “mami”, que piensa que es todavía más profunda.

Sobre la sociedad de este país centroamericano, señala que el rechazo al asesinato y a la impunidad por el mismo ha sido “muy fuerte”, y que ha trascendido hasta tener un alcance “mundial”. Por ello, desde esta organización indígena quieren aprovechar esta situación, la receptividad y la sensibilidad encontrada a este lado del Atlántico, para esclarecer no solo el asesinato de la activista, sino también para abordar la situación general del país.

No obstante, Berta Zúñiga recrimina, como han manifestado a lo largo de esta gira, que no existen reglamentos vinculantes para las empresas que han generado conflictos “evidentes” y violaciones a los derechos humanos. En el caso de Agua Sarca, subraya que hay dos bancos europeos entre los que han financiado, que dicen que han cumplido las cláusulas de respeto a los derechos humanos, lo que “no es verdad”, dado los resultados.

A su juicio, hay “un camino largo” en materia de convenios y reglamentos, porque están plasmados en un papel, pero hay que “dar el brinco del papel a cuestiones concretas”.

Premio póstumo

En lo relativo al premio póstumo que recibió este jueves en Zaragoza su madre, afirmó que es un reconocimiento a su lucha, a su trayectoria, al proceso de criminalización que sufrió, tanto por la empresa como por las instituciones hondureñas, como defensora de la vida, de los bosques, de la tierra y de la territorialidad.

Este premio se otorga a personas o instituciones en reconocimiento al compromiso con el medio ambiente, y la activista asesinada lo recibe tras otros reconocimientos, como el Goldman, considerado como el más importante en el ámbito del conservacionismo.

En las últimas ediciones, el Premio Ecozine fue entregado a la plataforma de periodismo ambiental EFE Verde y la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético.

Heraldo(de España)


COMUNICADO DE COPINH (03-05-2016)

El Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, COPINH, a la comunidad Nacional e Internacional tras una evaluación no apresurada de los hechos ocurridos el día de ayer, comunica lo siguiente:

1. Que el día de ayer, el gobierno de Honduras realizó el denominado operativo “jaguar” en el que se arrestó a cuatro personas a las que se les síndica como responsables de participar en la planificación y asesinato material de nuestra compañera y Coordinadora General del COPINH, Berta Cáceres.

2. Que hacemos constar que si bien es cierto que, estas personas que fueron capturadas, coinciden con parte de la lista de sospechosos y sospechosas del asesinato, que maneja el COPINH, no confiamos, en que como parte de la investigación se hayan realizado de la manera más exhaustiva y profunda, todas las acciones pertinentes, ni que incluya a todas las personas responsables de conspirar, planificar y ejecutar el asesinato.

3. Que aun considerando el anuncio de tres requerimientos fiscales, contra tres personas más; debido al monopolio, silencio o nula comunicación que tiene el Ministerio Publico para informar al COPINH como víctima y permitir su participación en el proceso de investigación, esta conducta no nos da una certeza respecto a que se hayan hecho todas las diligencias, todas las capturas necesarias para llegar a los conspiradores y autores materiales de alto nivel.

4. Es por ello, que hoy más que nunca, el gobierno debe atender la exigencia del COPINH y de la familia de Berta para que se instale una comisión de expertos en este tipo de crimen, dirigida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH, para a la cual la CIDH ha expresado interés de participar bajo las condiciones señaladas.

5. El gobierno no ha mostrado interés en concertar y aprobar el convenio para la instalación de la Comisión de expertos, que como COPINH hemos exigido desde el asesinato de nuestra hermana y compañera BERTA.

Esta negativa preocupa porque, debido a la fragilidad del sistema de justicia cualquier acto de inoperancia, ineficiencia, colusión y corrupción pueden contaminar este proceso. En tal sentido la instalación de la Comisión de expertos, garantiza el profesionalismo, la objetividad, la no discriminación y la participación propositiva del COPINH en la investigación. Además genera la confianza incuestionable que se necesita para alcanzar la verdad, la justicia, la reparación, la no repetición y el nunca más.

Es por eso que exigimos en carácter urgente, que se entregue al COPINH toda la información pertinente y disponible, de manera directa y en un ámbito de respeto al derecho a la información que tenemos como víctimas, ya que tras dos meses del vil asesinato, no hay ni una tan sola información comunicada de manera directa a nosotros como parte de la coordinación de COPINH, ni a las hijas e hijo de nuestra compañera Berta.

6. Finalmente, más allá de lo señalado, las capturas realizadas al día de ayer, y lo expresado por el Ministerio Publico en su comunicado, confirman la participación de la empresa Desarrollos Energéticos S.A. de C.V. DESA; con capital de grupos económicos poderosos nacionales e internacionales (Banco Centroamericano de Integración Económica BCIE, FMO Banco Holandés, FinFund Banco Finlandés, así como el Banco FICOHSA y la familia Atala), en el asesinato de nuestra compañera Berta Cáceres.

Lo cual también invita a extender la investigación sobre la vinculación de la empresa DESA y sus asociados financieros en los demás asesinatos cometidos contra compañeros activos en la oposición al desarrollo del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca: (1) Tomás García, (2) William Jacobo Rodríguez, (3) su hermano Maycol Rodríguez un niño de 15 años a quien le fue arrebatado su derecho a la vida, y (4)Baudilio Sánchez.

Son cinco los asesinatos cometidos contra opositores a DESA, y la instalación del proyecto Agua Zarca. La investigación debe extenderse sobre estos asesinatos, denunciados por Berta y el COPINH en su momento, incluyendo otras acciones criminales que incluyen atentados contra la vida, lesiones, abusos y vejámenes por parte de la empresa y las autoridades estatales que les respaldan, represión y persecución judicial tendenciosa y criminalizante contra el COPINH y las comunidades adyacentes y afectadas por el proyecto.

Es por todo esto que, como COPINH, exigimos que se cancele de manera inmediata y definitiva, el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, por ser este un proyecto de muerte, que debe ser expulsado del territorio Lenca de Rio Blanco y su hábitat funcional, ya que pone en peligro la vida de nuestros compañeros y compañeras que han opuesto (y siguen haciendólo) toda su resistencia a que este proyecto no se construya.

¡¡¡BERTA VIVE!!!

Intibucá 3 de mayo del 2016

Con la fuerza ancestral de Berta, Iselaca, Etempica y Mota se levantan nuestras voces llenas de Vida, Justicia, Paz, Dignidad y Libertad.

COPINH