La derecha utiliza la figura constitucional del referendo para encubrir su verdadero objetivo de ejecutar un Golpe de Estado contra el presidente legítimo de la República, Nicolás Maduro, denunció ayer el diputado del Bloque de la Patria a la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello.

Indicó que la oposición, a pesar de estar consciente de que no existe posibilidad de que se cumplan los 243 días necesarios para que se lleve a cabo la consulta popular este año, considera este mecanismo como una forma de ganar tiempo para proseguir con su agenda desestabilizadora destinada a generar un caos en el país, que justifique un golpe de Estado con apoyo internacional por parte de naciones imperialistas.

“Ellos saben que el reglamento que se está usando es el mismo aprobado en 2007. Si ellos en verdad quisieran un revocatorio como una opción constitucional, lo hubieran pedido el 11 de enero, esperaron precisamente pedirlo o iniciar el proceso cuando los tiempos ya no les daban”, dijo al ser entrevistado en el programa José Vicente Hoy, transmitido este domingo por Televen.

Planteó que de concretarse el referendo el próximo año, este proceso “sería inoficioso (para la derecha), porque se tendría que dejar encargado al vicepresidente de la República”.

Cabello señaló que los actores políticos saben que los votos que obtuvieron en los comicios de diciembre de 2015 y que les permitieron obtener una mayoría circustancial en la Asamblea Nacional, no demuestran un apoyo popular contundente como el que poseen los sectores revolucionarios.

“No son votos pegado a ellos, motivo por el que no quieren el referéndum, porque le tienen temor a una elección de este tipo, (…) ellos no creen en ningún proceso electoral donde ellos no ganen, la única manera que ellos creen es donde ganan”, manifestó.

Durante la entrevista, el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) indicó que el bloque del chavismo se unifica cada día más, en contraste con la desintegración de la oposición, que insiste en sus intentos para derrocar al presidente Maduro y romper el hilo constitucional.

Cabello reafirmó que Venezuela no aceptará intervenciones extranjeras ante las intenciones entreguistas de la derecha y consideró que la respuesta, en todo caso, para salir adelante es “aferrarnos a la Revolución Bolivariana y al legado del comandante Hugo Chávez, con quien navegamos tormentas en tiempos de borrascas y salimos adelante, y ésta vez lo vamos a lograr nuevamente”.

De igual modo, rechazó que la mayoría circunstancial de la derecha en la Asamblea Nacional haya convertido al Parlamento en una institución inútil con decisiones demagógicas que atentan contra las conquistas sociales alcanzadas por el poder popular, lo que ha conllevado a desencantar a quienes votaron por ellos.

“Esta asamblea se desnaturalizó completamente, porque el error de ellos es pensar que son un poder y de que gobiernan, son un poder, pero pensaron que podían gobernar, la asamblea no se gobierna absolutamente nada. Creyeron que podían cambiar políticas económicas, engañaron a su gente diciendo que iban a cambiar la economía, que iban a destituir al presidente Maduro, que iban acabar con las colas, ellos engañaron a su gente”, dijo el parlamentario revolucionario.

Agencia Venezolana de Noticias