Tras el movimiento telúrico que azotó las costas ecuatorianas, Manabí, la provincia más afectada, se levanta cada día. Muestra de ello es la inauguración de la Unidad Educativa del Milenio número 64, que lleva el nombre de Guadalupe Larriva, a quien el Presidente Rafael Correa describió ayer como una mujer con claridad política y firmeza ideológica.

Larriva, quien fue designada como Ministra de Defensa en el actual Gobierno, perdió la vida en el año 2007, tras un accidente de dos helicópteros en Manta.

El Primer Mandatario destacó que esta unidad educativa forma parte del nuevo modelo de gestión del Ministerio de Educación. Acogerá a 2.374 estudiantes en dos jornadas. De hecho, se trata de la primer centro de estudios  completo en el país que cuenta con Educación Inicial, Educación General Básica y Bachillerato.

Tras recorrer las instalaciones de la unidad educativa, para la cual se destinó una inversión de 6 millones de dólares, el Jefe de Estado motivó a los estudiantes a aprovechar todos los espacios y equipos con los que cuenta la UEM.

Debido al terremoto del 16 de abril, el 45% de la infraestructura educativa sufrió algún tipo de daño, según el Ministerio de Educación; por ello hasta el momento el 75%  de los estudiantes han regresado a clases. El 4 de julio se espera que el 100% de la población estudiantil retome sus actividades escolares.

De hecho, 150 escuelas, entre públicas y privadas, no podrán ser rehabilitadas, sin embargo el Presidente anunció que se han tomado varias medidas para garantizar el derecho a la educación. Una de ellas es la instalación de 25 unidades educativas móviles con capacidad para 75.000 estudiantes.

En su alocución, el Primer Mandatario destacó que la inversión en educación, en estos nueve años de Revolución Ciudadana, asciende a 21.000 millones de dólares, de los cuales 2.000 han sido invertidos en Manabí. En ese sentido, resaltó también que otras obras ejecutadas en la provincia han permitido que el desastre natural no haya provocado mayores consecuencias.

“Hemos recuperado la Patria y en medio del dolor, seguiremos por la senda que hemos construido juntos a lo largo de estos años”, expresó el Jefe de Estado, quien llamó a continuar luchando.

Pese a difícil momento que atraviesa el país, el Presidente Correa lamentó que los políticos de oposición intentarán politizar el ajuste económico que debió tomar el Gobierno para afrontar la reconstrucción de las zonas afectadas por el sismo.

En ese contexto, precisó que el 70% del extinto Fondo de Estabilización (FEIREP) servía para garantizar el pago de la deuda, un 10% para inversión en educación y salud; y para contingencias solo se destinaba un 20%, lo cual no superaba los 400 millones de dólares. Actualmente, el país tiene líneas inmediatas de emergencias por más de 640 millones de dólares con el Banco Mundial, el CAF y el BID.

“Pese a las dificultades económicas externas que afectan a la región entera y al Ecuador con mayor gravedad por no tener moneda nacional, dificultades a las que se ha sumado la tragedia del terremoto, el país no se detiene. Ecuador ya cambió, y con garra manaba y esmeraldeña saldremos adelante”, expresó el Mandatario.

El Ciudadano