En último Informe a la Nación, presidente Correa expodrá los nueve años de su gestión

Este martes, 24 de mayo, será el último Informe a la Nación del presidente ecuatoriano Rafael Correa. La ceremonia se realizará, en las instalaciones de la Asamblea Nacional y está previsto hacer un repaso de los logros alcanzados durante los nueve años de su gestión y los retos que se cumplirán hasta mayo de 2017, así lo confirmó Omar Simon, secretario del primer mandatario.

Una de las novedades del Informe a la Nación es que los éxitos alcanzados por el gobierno ya no serán detallados por los ministros coordinadores de cada área, como era habitual en años pasados, sino que será la titular de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades), Sandra Naranjo, la encargada de presentar “un resumen de lo que han sido los nueve años y cómo se recibió al país, qué es lo que se ha hecho y los retos de futuro”.

Según detalló Simón, también se propondrá al país una “agenda de estado que pueda dar continuidad a lo que ha hecho la revolución, al margen de cuál sea el resultado electoral”. El presidente Correa concluye su mandato el 24 de mayo de 2017.

En su cuenta de Twitter, el Primer Mandatario confirmó que está dejando “todo listo”. “Estamos preparando el último informe a la Nación. El próximo 24 de mayo habrá un nuevo presidente”, escribió.

En ese contexto se mostrarán los avances que se ha obtenido en salud, educación, erradicación del trabajo infantil, conquista de derechos laborales, generación de equidad social, entre otros.

En el programa difundido por el departamento de comunicación de la Legislatura está previsto don intervenciones del presidente Correa, una del vicepresidente Jorge Glas y la encargada de la Inauguración será la titular de ese organismo, Gabriela Rivadeneira.

Además, uno de los ejes del informe será el plan de reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto del pasado 16 de abril, que sacudió principalmente a las provincias de Esmeraldas y Manabí y que dejó grandes pérdidas de vidas humanas y de infraestructura en la zona.

Por ello, para la decoración del Plano de la Asamblea se ha escogido la temática de la unión y la solidaridad. El salón, con capacidad para 900 personas, estará adornado con claveles, kalanchoes, helechos enanos, aves de paraíso, paja toquilla, palma africana, entre otras flores y frutas representativas de ambas provincias.

El ingreso de los invitados está previsto desde las 09:00 por la puerta principal de la Asamblea Nacional. Según información proporcionada por la administradora general de esa institución, Evelyn Brunner, hay alrededor de 1.600 invitados que se distribuirán entre el Pleno (900) y las barras altas (700). En la parte alta se ubicarán las autoridades de elección popular, organizaciones sociales, organismos internacionales y miembros del cuerpo diplomático.

A la par, en los exteriores de la Asamblea Nacional el artista plástico esmeraldeño, Yaner Canga y el pintor manabita Ivo Uquillas plasmarán en dos murales las condiciones de inequidad en las que se encontraba el país en 2007 y las mejoras que ha tenido en los últimos nueve años.

Además, se incluirá la participación musical de artistas de diversos géneros, como Claudia Oñate, el trío Pambíl, los hermanos Mera, entre otros. Todos son oriundos de las provincias afectadas.

Para garantizar la seguridad de los asistentes la Escolta Legislativa ha diseñado ya un plan de contingencia que incluye el cierre de las principales vías aledañas a la Asamblea Nacional desde las 00:00 y la proyección de videos con instrucciones de cómo actuar en caso de presentarse un evento sísmico.

Según Víctor Hugo Zárate, jefe de la Escolta, se ha destinado a siete oficiales superiores, 27 subalternos, 859 clases y policías para vigilar el normal desarrollo de la ceremonia. Además se han distribuido acreditaciones y salvoconductos para el ingreso a la Asamblea.

Las actividades en todo el país se desarrollarán con normalidad, pues el feriado del 24 de Mayo se lo trasladó al viernes 27, con el fin de reactivar el turismo.

Andes


En un año el escenario político cambió

El presidente Rafael Correa se apresta a dar hoy su último informe a la Nación. El próximo año, en esta misma fecha, se posesionará su sucesor, quien en vez de detallar al país qué ha hecho expondrá su plan de Gobierno.

La Constitución de Montecristi estableció que cada 24 de mayo el Presidente de la República exponga, en una sesión de la Asamblea, el estado del país. Fue un cambio porque esa actividad se hacía el 10 de agosto. Correa ha usado estos discursos para dar importantes anuncios. En 2014, por ejemplo, luego de la derrota de la Alcaldía de Quito, planteó a la Asamblea una enmienda constitucional para eliminar los límites de la reelección.

Pero, ¿qué ha pasado entre el discurso del año pasado y hoy? La economía ecuatoriana afronta problemas externos debido al derrumbe del precio del petróleo y la apreciación internacional del dólar.

En 2015 los obstáculos económicos estaban presentes y el Primer Mandatario habló sobre ello. “Con petróleo o sin él, la economía se ha mantenido sólida, más cuando los ingresos tributarios aumentaron”, dijo en aquella ocasión. El precio del crudo se derrumbó y llegó a cotizar por debajo de los $ 20. Después Correa diría que ese año el país no reportó ganancias petroleras. Actualmente el hidrocarburo, el que se cotiza en Estados Unidos, roza los $ 50.

La economía probablemente sea uno de los ejes del discurso, más todavía cuando se está convirtiendo en la principal preocupación de los ecuatorianos. A eso se suma los efectos del terremoto del 16 de abril. Los esfuerzos para reconstruir las zonas afectadas será otro de los puntales de la presentación. Eso en el plano económico, en el político también hay novedades.

El 24 de mayo de 2015 Correa anunciaba tres nuevas leyes: las dos primeras apuntaban a reformar los impuestos a las herencias y a la plusvalía, y la tercera estaba vinculada con el Código Ingenios.

El año pasado Correa dedicó tiempo para explicar la injusticia que supone la plusvalía. Puso como ejemplo que en los 9 municipios más poblados del país al menos $500 millones fueron a manos privadas debido a la ganancia de la tierra. Para el gobernante esos recursos deben ser captados por el Estado porque son generados por recursos sociales y su proyecto buscaba la devolución, no la imposición.

Citó el caso de la construcción de la sede de Unasur, en Quito. El Estado tuvo que pagar 5 veces el valor de la tierra en las expropiaciones solo por el mero anuncio de la edificación. Sobre las herencias dijo que la acumulación del patrimonio es una de las causas de la desigualdad estructural de Ecuador y de América Latina. “Ojalá entendamos que la mejor herencia que podemos dejar son las capacidades humanas, como salud, educación y nutrición, y en cuanto a lo colectivo, una sociedad segura, equitativa y cohesionada”.

En su alocución, el Mandatario proponía gravar a las herencias desde $ 50.000, una cantidad que cambiaría luego de recibir aportes de los ciudadanos. A los pocos días, el gobernante envió los dos proyectos de ley a la Asamblea. El de las herencias fue con carácter económico urgente.

Por primera vez en los 10 años de Revolución Ciudadana, la oposición se unió y lideró marchas en Quito y Guayaquil, mientras Correa estaba en Bruselas, en una cumbre entre la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) y la Unión Europea (UE).

En la víspera de la visita del Papa Francisco y ante la amenaza de crear incidentes durante los actos públicos, el Mandatario retiró los proyectos y emprendió jornadas de diálogo a nivel nacional sobre la inequidad y la desigualdad.

¿Qué ha pasado este año en la oposición?

Un mes después del informe a la Nación, la oposición vivió sus días de gloria. Nunca antes había ostentado la iniciativa política, como lo hizo en junio.

Jaime Nebot, alcalde de Guayaquil, encabezó una multitudinaria concentración en la 9 de Octubre. Su colega de Quito, Mauricio Rodas, se unió a las manifestaciones diarias en Los Shyris. El prefecto de Azuay, Paúl Carrasco, también convocó su protesta. Guillermo Lasso emprendía acciones similares por su cuenta.

Nunca los líderes estuvieron juntos y por primera vez la oposición ecuatoriana daba muestras de poder en la calle. Era algo inédito debido a las sucesivas derrotas electorales.

Pero ese poder se diluyó. El asambleísta Andrés Páez, que lideró una caravana para recibir a Rafael Correa en el aeropuerto de Quito, poco después intentó hacer convocatorias similares y no tuvo éxito.

El grupo que conformaron Nebot, Rodas y Carrasco tuvo su última reunión en enero, sin el segundo pero con Ramiro González, de Avanza. Hablan de alianza legislativa pero nada en concreto. Lasso sigue por su cuenta en su camino al sillón de Carondelet.

Es tanta la división en la derecha, que Nebot tuvo que decir que Lasso no está en la unidad porque él así lo quiere. Y publicó un vídeo del exbanquero quejándose del Alcalde de Guayaquil.

Del otro lado, en la izquierda de oposición también hay divisiones. Un sector del movimiento indígena quiere dialogar con la derecha, otro no. Esa diferencia quedó registrada en aquella accidentada reunión donde una parte de la militancia gritaba “con la derecha no”.

Ya hay un sector que ha proclamado a Lourdes Tibán como su candidata y Unidad Popular (ex-MPD) hace lo propio con Lenín Hurtado.

Las centrales sindicales agrupadas en el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) sigue con sus marchas bimensuales, pero con escaso resultado político.

Los hermanos Larrea, Marcelo y Gustavo, aún no pueden inscribir a su movimiento Democracia Sí.

Con ese panorama, los impuestos a las herencias y plusvalía han quedado de lado. Las elecciones de 2017 y la reconstrucción de las zonas afectadas del terremoto copan la agenda de la oposición.

Ceremonia con cambios

El formato del discurso será parecido al de años anteriores. Primero dará la bienvenida la titular del Legislativo, Gabriela Rivadeneira, y de allí intervendrá el presidente Rafael Correa. Luego vendrá el vicepresidente Jorge Glas y la secretaria nacional de Planificación y Desarrollo, Sandra Naranjo.

El Segundo Mandatario, que durante años se dedicó al cambio de la matriz productiva, está metido de lleno en la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto. En la primera parte de su discurso Correa citará los logros de su gestión. La segunda fase será más política, allí expondrá los ejes del último año de su gobierno. Es en esta última parte en la que ocurren grandes anuncios. El año pasado, por ejemplo, denunció los actos de corrupción de una asambleísta.

Por lo pronto, la presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, de conformidad con el artículo 120 de la Constitución de la República y el artículo 44 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa, convocó a la sesión solemne del pleno, que iniciará a las 09:30.

El acto empezará con el Himno Nacional, luego vendrá la intervención de la titular de la Legislatura y posteriormente se dará paso al Informe a la Nación por parte del jefe de Estado. El artículo 120 de la Carta Magna determina que entre las atribuciones de la Asamblea está conocer los informes anuales que presenta el Presidente de la República y pronunciarse al respecto.

Y el artículo 44 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa establece que el Presidente de la República presentará su informe anual de labores, en cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo y los objetivos que el gobierno se propone alcanzar durante el siguiente año, ante el pleno de la Asamblea Nacional en sesión solemne.

AGENDA

Gabriela Rivadeneira convocó a la sesión solemne para el informe anual de labores.

El Informe a la Nación será analizado por una comisión legislativa y luego debatido por el pleno.

El 24 de mayo también se recuerda el Día Clásico de las Fuerzas Armadas Ecuatorianas, por lo que el Ministerio de Defensa y el Comando Conjunto han preparado eventos.

A las 06:30 de hoy se realizará el cambio de Guardia de Honor del Templo de la Patria, ubicado en la Cima de la Libertad, con la presencia del vicepresidente de la República y el Ministro de Defensa.

A las 08:20 se colocarán ofrendas florales en el Mausoleo del Mariscal Antonio José de Sucre, en la Catedral Metropolitana. Esta ceremonia estará presidida por el Presidente de la República, Rafael Correa.

En la ladera del Pichincha, actual Cima de la Libertad, se levantó en 1922 un obelisco conmemorativo del primer centenario de la Batalla que recuerda los nombres de los comandantes patriotas que participaron en el encuentro.

En los años 70 se construyó un monumento de mayores proporciones que fue llamado “Templo de la Patria”. Está decorado en el exterior con una torre y con un mural en mosaico de Eduardo Kingman, que evoca los distintos episodios de la lucha por la independencia de Ecuador.

En el paseo 24 de Mayo, ubicado en el Centro Histórico de Quito, se encuentra el Monumento a los Héroes Ignotos del Pichincha.