Sismo de la madrugada de hoy fue una réplica del terremoto del 16 de abril

Alexandra Alvarado, representante del Instituto Geofísico, informó que el movimiento telúrico de 6,8 grados, que se sintió a las 02:58 de hoy fue una réplica del terremoto del pasado 16 de abril.

La funcionaria del Geofísico dijo que el epicentro se localizó en las poblaciones de Cojimies y Muisne. Desde las 02:57 de hoy se han registrado 10 réplicas, sin embargo, desde el pasado 16 de abril se han contabilizado 1.498 réplicas.

El suceso no registró alerta de tsunami.

El presidente Rafael Correa se movilizó, inmediatamente al ECU 911, tras suscitada la réplica. El Jefe de Estado evaluó la situación e informó que hubo pequeñas afectaciones en edificaciones que ya habían presentado problemas tras el terremoto del 16 de abril.

El Mandatario señaló que no se registró pérdidas humanas, tras la réplica de esta madrugada, sino lesionados leves.

También, Correa indicó que no hubo problemas en sectores estratégicos (hidroeléctricas, carreteras, entre otros). Reiteró que las actividades laborales y educativas se desarrollarán hoy con normalidad.

Pidió a la población estar en calma y manifestó, que según reportes del Instituto Geofísico, se podrían dar réplicas dentro de los 2 meses siguientes y que son normales.

Luego de conocer la situación y determinar que no hubo mayor afectación, el presidente Correa levantó el COE Nacional a las 5:15 de hoy.

Según el Instituto Geofísico, este evento es similar a uno registrado en 1942 en la zona frente a Jama y que presentó una serie de réplicas durante 2 meses.

El vicepresidente Jorge Glas, en el ECU 911 en Portoviejo, señaló que no hubo afectación de vías, ni tampoco en infraestructura escolar o sectores estratégicos. Señaló que en Cojimies hubo problemas de electricidad, que se irán superando con el transcurso del día, sin embargo afirmó que en Pedernales el servicio eléctrico estuvo al 100%.

Pocos habitantes esperan amanecer en calles de Pedernales

Los instantes de zozobra que se vivieron en Pedernales, tras la réplica de 6.8 a las 02:58, se desvanecieron conforme avanzaron los minutos y el fluido eléctrico se restableció. “Al principio salió bastante gente a las calles, pero al pasar el tiempo la mayoría ya regresó”, dijo Juan un policía que custodiaba el malecón.

Sin embargo hay personas que aún permanecen en los exteriores de sus viviendas y también en el malecón de la ciudad.”Vivimos al frente y siempre tenemos el miedo de que algo caiga por lo que preferimos salir”, dijo Rolando, quien esperó bajo el letrero de salvavidas que existe en el malecón.

“El movimiento no fue nada comparado con el de abril pero por precaución y sobre todo porque hay una vivienda de 2 pisos junto a nosotros preferimos salir”, comentó doña Jenny Huaca, quien tendió colchones en los exteriores de su domicilio y esperó el amanecer.

El restablecimiento rápido de la electricidad facilitó las conexiones y dio cierta tranquilidad a la población de este sector, mas aún siente temor sobre todo porque hay infraestructura ya afectada que todavía no ha sido demolida como los hoteles. “El riesgo principal aquí es que ese edificio se venga abajo porque por sus dimensiones puede afectar por todos los lados a las viviendas aledañas”, acotó Rolando.

La policía patrulló los distintos sectores de este cantón que aguarda el amanecer, pero hasta el momento no se ha reportado afectaciones.

Mantenses vuelven a dormir en los portales de sus casas ante réplicas

En Manta, varias personas se apostaron fuera de sus vivienda. Gabriela Cedeño, en el sector de Santa Martha, permaneció fuera de su casa, tras la réplica de esta madruga. “Yo soy una piedra, pero fue tan fuerte que me despertó”.

En el albergue de Playita Mía, también en Tarqui, más de 10 personas se reunieron tras el movimiento telúrico. “Estamos paniqueados”, es la primera reacción que tuvo Fabricio Quijije.

Desde hace una semana, Joffre Zambrano y su familia habían vuelto a Tarqui después del terremoto que devastó varias casas alrededor de la suya.

Dormía en su cuarto, el mismo hace 10 años, cuando sintió el fuerte remezón de esta madrugada. De inmediato alertó a su familia y todos salieron de casa.

Tras el terremoto del pasado 16 de abril, se había ido a poner en resguardo a la casa de una hermana, en El Palmar.

Así, en varias esquinas de Manta hubo grupos de personas que volvieron a dormir en el portal de sus casas ante las réplicas de esta madrugada.

En San Mateo se registró un accidente. Un vehículo se volcó debido al sismo. Unidades de rescate se movilizaron al lugar de los hechos para controlar la emergencia.

El Telégrafo