Otto Pérez y Roxana Baldetti enfrentarán nuevo proceso penal, esta vez por el TCQ

El expresidente Otto Fernando Pérez Molina deberá enfrentar su segundo proceso penal y continuará en prisión preventiva, esta vez por el fraude en la concesión de Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ). En el caso de la ex vicepresidenta Ingrid Roxana Baldetti Elías, sería el tercer proceso en su contra que enfrentaría al relacionarla a actos de corrupción durante su gestión, y también seguirá en prisión.

En total, Pérez Molina suma seis delitos en su contra. Por el caso conocido como La Línea fue ligado por ilícitos de asociación ilícita, cohecho pasivo y casos especiales de defraudación aduanera. Ahora, por el caso TCQ, el mismo juez Miguel Ángel Gálvez decidió ayer que se le procese por fraude, cohecho pasivo y lavado dinero.

Mientras que Baldetti enfrenta diez delitos, asociación ilícita, casos especiales de defraudación aduanera y cohecho pasivo, son por La Línea. El segundo proceso, por el contrato anómalo para la limpieza del lago de Amatitlán, se le señala de asociación ilícita, fraude y tráfico de influencias.

Por TCQ, Baldetti enfrentará a la justicia por los delitos de fraude, lavado de dinero y cohecho pasivo. A ambos exfuncionarios, el Juez Primero B de Mayor Riesgo, los eximió del delito de asociación ilícita al argumentar que ya tienen esa misma infracción dos veces en esa judicatura.
La resolución de TCQ

El juez Gálvez en su argumento previo a su resolución, que duró al menos tres horas, indicó que encontró una serie de probabilidades que le permitieron razonar en que los 12 implicados en este caso pudieron haber participado.

En el caso de Baldetti y Pérez, el juez dijo: “Existen documentos, llamadas y correos que hacen suponer las acciones delictivas. En la Vicepresidencia y Presidencia se encontraron en otros casos indicios de la participación en este caso”.

Gálvez relató que existen correos entre Baldetti y el testigo César Medina Farfán, en el que este último le propone a quién colocar en puestos estratégicos en el Puerto Quetzal.
Además, hizo referencias en los cheques, facturas y transacciones financieras con las que el binomio compró las lanchas de lujo, vehículos y casas con el dinero supuestamente obtenido como comisión por contrato.

En cuanto a Jonathan Chévez, supuesto lavador de dinero de Baldetti, el juez indicó que: “La empresa Transacciones Monetarias Unidas (propiedad de Chévez), recibió depósitos que suman de 2014 a 2015, unos Q149 millones 241 mil”. La IVE alertó de depósitos millonarios a 110 cuentas y 11 personas, las cuales salieron de la empresa de Jonathan Chévez”.

Entre los supuestos beneficiarios de esas transacciones financieras, está la exasistente de Baldetti y exdiputada, Daniela Beltranena; Estuardo González, alias Eco, Corporación de Noticias y Jacques Boussinot, padre del diputado Cristian Boussinot.

Gustavo Martínez, yerno y exsecretario privado de Pérez, fue ligado por asociación ilícita, fraude y cohecho pasivo, al igual que Julio Rolando Sandoval; Jonathan Chévez por asociación ilícita y lavado de dinero; Juan José Suárez por cohecho activo, asociación ilícita y fraude.

Mientras que para los sindicalistas Lázaro Reyes, Julio Zamora y Julio Esquivel el delito es enriquecimiento ilícito. Para Samuel Juárez, asociación ilícita y lavado de dinero; Mario Ruano, tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito, y José Daniel Argueta, por cohecho pasivo.
Solamente los sindicalistas Zamora y Esquivel fueron beneficiados con la medida sustitutiva de arresto domiciliar, el resto fue enviado a prisión preventiva.
Ampliará su declaración

Ante el ataque que hizo Otto Pérez durante su declaración voluntaria, al indicar que la declaración de Juan Carlos Monzón fue hecha de una manera cobarde, el Ministerio Público solicitó que Monzón se presente para ampliar su declaración, lo que fue aceptado por el juez y lo programó para el lunes a las 11:00 horas.

No obstante, los abogados defensores, incluido el de Pérez, César Calderón, intentaron impedir esa ampliación de declaración, lo que fue rechazado por Gálvez. “Lamentable que los abogados de la defensa presentaron alegatos políticos y no jurídicos en contra hasta del juez… y en mí nadie ejerce presión porque llevo 17 años en la profesión”.
Miguel Ángel Gálvez

ElPeriodico


Volver