El Ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, Eladio Loizaga, informó ayer que el Mercosur y UE presentarán ofertas tofertas para libre comercio y para el efecto el viceministro de relaciones exteriores, Rigoberto Gauto se encuentra en Bruselas donde el día de mañana hará las propuestas.

Resaltó que las negociaciones no serán fáciles, no obstante espera resultados alentadores de la reunión. “Tenemos que ir avanzando tanto Mercosur como la Unión Europea y encontrar un término medio”, indicó.

Por otro lado anunció la venida de una delegación de Catar para inspeccionar los frigoríficos nacionales a fin de ganar la certificación y poder enviar carne paraguaya a dicho país.

Resaltó que de obtener la certificación significará la posibilidad de exportar más carne a otros países de la región.

PPN


El agro y la industria son muy sensibles, dice embajador de UE

El embajador de la Unión Europea (UE) en Paraguay, Alessandro Palmero, señaló que hay “sensibilidades”, tanto en el Mercosur como en los países del Viejo Continente, y que se tienen que compatibilizar los intereses en el sector agrícola sudamericano y la industria y servicios europeos.

“Debemos compatibilizar las aspectos de los diferentes actores sociales y económicos. Hay sensibilidades diferentes, el sector agrícola para Europa y la industria y servicios del lado del Mercosur. Sabemos que hay sensibilidades en estos productos”, manifestó el embajador de la UE en Paraguay, Alessandro Palmero.

Fue al ser consultado sobre el acto de intercambio de ofertas del Mercosur con la UE e iniciar así las negociaciones para un acuerdo de asociación y libre comercio, que se llevará a cabo mañana en Bruselas (Bélgica).

Las conversaciones entre ambos bloques regionales se iniciaron en 1999 y sufrieron varios estancamientos, debido al proteccionismo sobre todo en los rubros agrícolas. Trece países europeos, entre los que figuran Francia, Austria y Grecia, pidieron a la UE que excluya los productos agrícolas “sensibles”, como los lácteos y las carnes, de los futuros intercambios.

También los productores europeos, representados por el Comité de organizaciones agrarias y cooperativas comunitarias (Copa-Cogeca), enviaron una carta a la Comisión Europea (CE) en la que piden que no se hagan concesiones en el ámbito agrícola en la negociación del acuerdo entre la UE y el Mercosur.

El diplomático Palmero (de nacionalidad italiana) dijo a nuestro diario que las negociaciones se producen en un momento positivo, pero que son conscientes de sensibilidades en ciertos sectores: “Son sensibilidades diferentes en Mercosur y la UE, de algunos países de los 28 estados miembros”.

“Es un momento crucial lo del intercambio de ofertas y nos preparamos muy bien de los dos lados para estar seguros de que todo salga bien”, explicó Palmero.

El embajador de la UE manifestó que “llevó tiempo llegar a este punto”. Agregó que son tratativas complicadas porque “hay mucho dinero y mucha inversión involucrados”. “Hay muchos intereses económicos que hacen que todos tengan más prudencia”, puntualizó.

Principal socio

Palmero recordó que la UE sigue siendo el principal socio comercial del Mercosur, integrado por Brasil, Argentina, Paraguay y Venezuela. Según los datos, el Mercosur mantiene su oferta de una apertura de 87% de su mercado y añadió que es “la presentación inicial”. En tanto, la UE había anunciado una apertura de 90% de sus líneas de productos.

ABC


Florisvaldo Fier: “Mercosur cerrará acuerdo con UE a corto plazo”

Una vez que las ofertas comerciales estén sobre la mesa, el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión Europea (UE) van a lograr cerrar un tratado de libre comercio en poco tiempo, dijo ayer a Sputnik Nóvosti el alto representante general del bloque sudamericano, Florisvaldo Fier.

“Creo que con las ofertas claras, los bloques van a dedicarse a negociar con más tranquilidad” y “se va a adelantar una negociación en corto plazo”, expresó Fier, quien dijo ser “optimista” al respecto.

Fier, conocido popularmente como “Dr. Rosinha” en referencia a su profesión de médico, destacó los avances en las negociaciones respecto a los últimos años, y aseguró que al presentar las propuestas ambos bloques podrán enfocarse en lo económico y dejar de lado ciertas diferencias políticas.

“Ahora se habla más de cuestiones políticas que de cuestiones concretas de las ofertas comerciales”, sostuvo.

El alto representante del Mercosur, uno de los fundadores del Partido de los Trabajadores de Brasil del que forma parte la actual mandataria Dilma Rousseff, se refirió también a la actitud de las autoridades de Francia, que se han mostrado reacias a las negociaciones con el bloque sudamericano con el objetivo de proteger su producción agrícola.

“(La de Francia es) una manifestación política, no económica”, porque ese país “no conoce las ofertas del Mercosur”, observó Fier, quien agregó que Francia “tiene derecho” a tener esa postura, pero hay que “esperar la manifestación después de la oferta sobre la mesa”.

Situación en Brasil

Fier, quien fue por más de quince años diputado federal por el sureño estado de Paraná, evitó pronunciarse sobre la situación política que atraviesa su país, pero reconoció que esta afecta a la interna del bloque.

“No tengo dudas que la crisis (en Brasil) trae perjuicios al bloque”, indicó, y dijo esperar que la situación en su país no se extienda por más tiempo que “los 180 días establecidos por la Constitución”.Este miércoles el Senado de Brasil votará para ratificar o no la decisión de la Cámara de Diputados de iniciar un proceso de juicio político contra la presidenta Rousseff.

Si la Cámara Alta decide dar curso al juicio, la mandataria sería apartada de inmediato de su cargo por 180 días, mientras se desarrolla un proceso que puede acabar con la destitución de la presidenta o el archivo de la denuncia.

El alto representante recordó que además de las crisis políticas en Brasil y en Venezuela, la mayoría de los países del Mercosur enfrentan, “unos más, unos menos”, ciertas dificultades económicas.

“Esto de una manera general perjudica al bloque como un todo; perjudica económicamente y (perjudica) el desarrollo de la política en el día a día”, señaló.Este miércoles, luego de varios años de negociaciones, la UE y el Mercosur intercambiarán sus propuestas comerciales.

Las negociaciones por un TLC entre el Mercosur y la UE comenzaron en 1999 y se extendieron hasta 2004, año en que fueron interrumpidas por las diferencias entre ambos bloques respecto a los alcances del acuerdo.

Las conversaciones se retomaron en 2010 y desde entonces se han llevado a cabo nueve rondas de negociaciones.