Luis Almagro activó la Carta Democrática para Venezuela y convocó a un Consejo Permanente

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, activó la Carta Democrática del organismo para Venezuela, lo que abre un proceso que puede llevar a su suspensión del ente.

En un informe de 132 páginas publicado este martes, Almagro recurre al artículo 20 de la carta para “solicitar la convocatoria de un Consejo Permanente de los Estados miembros entre el 10 y el 20 de junio de 2016″, un procedimiento que “deberá atender a la alteración del orden constitucional y cómo la misma afecta gravemente el orden democrático” de Venezuela.

Almagro se convierte así en el primer titular de la OEA en activar la Carta a un Estado miembro contra la voluntad de su Gobierno y lo hace amparándose en el artículo 20, que autoriza al secretario general o a cualquier Estado miembro a pedir la convocatoria inmediata del Consejo Permanente cuando en un país de la organización “se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático”.

El titular de la OEA “sustenta” su afirmación de que esa “alteración” existe en Venezuela “en las denuncias formuladas a la Secretaría General por la Asamblea Nacional de Venezuela”, de mayoría opositora, y por sus propias conclusiones explicadas exhaustivamente en este largo informe que él mismo ha elaborado.

“La Secretaría General de la OEA considera que la crisis institucional de Venezuela demanda cambios inmediatos en las acciones del Poder Ejecutivo (…) a riesgo de caer en forma inmediata en una situación de ilegitimidad”, afirma en el documento.

“La continuidad de las violaciones de la Constitución, especialmente en lo que se refiere a equilibrio de poderes, funcionamiento e integración del Poder Judicial, violaciones de derechos humanos, procedimiento para el referendo revocatorio y su falta de capacidad de respuesta respecto a la grave crisis humanitaria que vive el país lo cual afecta al pleno goce de los derechos sociales de la población”, añade.

“Todo ello implica que la responsabilidad de la comunidad hemisférica es asumir el compromiso de seguir adelante con el procedimiento del artículo 20 de una manera progresiva y gradual que no descarte ninguna hipótesis de resolución, ni las más constructivas ni las más severas”, concluye.

Con ese paso sin precedentes en la OEA se abre un proceso de reuniones y votaciones que pueden tener como consecuencia desde resoluciones o gestiones diplomáticas hasta la eventual suspensión de Venezuela como miembro del organismo, para lo cual es necesario el voto de dos tercios de los cancilleres y que solo ocurrió tras el golpe de Estado de Honduras en 2009.

Noticias 24


Vea aquí el informe completo


Maduro pidió a la OEA salir de Venezuela y de América Latina

El presidente de la República, Nicolás Maduro, expresó el lunes su repudio al “intervencionismo extranjero” y llamó a la Organización de Estados Americanos (OEA) a salir de Venezuela y de América.

“He llamado a levantar un poderoso movimiento en defensa de la paz, la independencia y contra el intervencionismo extranjero. ¡No a la OEA! Fuera la OEA de Venezuela y de América”, dijo en un discurso ante un grupo de militares en la sede del Ministerio de Defensa.

Maduro abrió el Congreso de la Patria, y desde el escenario lanzó los dardos contra la OEA, cuyo secretario general Luis Almagro hace gestiones para activar la Carta Democrática Interamericana al país.

En la jornada, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) convocó a una marcha el miércoles en Caracas contra el “injerencismo” externo y la OEA.

Maduro dijo que Venezuela es blanco de intentos de intervención por sus recursos, ya que además de tener la mayor reserva de petróleo del mundo espera la certificación de sus reservas de oro, diamantes y gas.

“Pero la mayor riqueza del país es (Simón) Bolívar. La revolución bolivariana, chavista es la que crea mayor temor en la oligarquía, es la mayor riqueza que tenemos”, dijo.

Durante el acto Maduro señaló que la Fuerza Armada es garantía de estabilidad y unión del país y por eso “los enemigos de la patria buscan dividirla y desmoralizarla”.

“La Fuerza Armada es la garantía de que a Venezuela no la toca nadie y que de Venezuela surjan las soluciones a los problemas que tengamos”, aseveró.

Recientemente, un grupo de la Asamblea Nacional, con mayoría opositora, pidió a Almagro la activación de la Carta Democrática al denunciar que el Gobierno ha anulado las decisiones y facultades del poder legislativo.

El Universal