El movimiento oficialista Alianza PAIS de Ecuador solicitó a los sistemas de integración latinoamericanos, principalmente a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), reunirse con carácter urgente para rechazar la desestabilización de la democracia en Brasil.

El movimiento fundado por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, consideró la decisión del Senado brasileño de someter a juicio político a la mandataria Dilma Rousseff como una nueva desestabilización del sistema democrático, informa un comunicado difundido por el movimiento este lunes.

“Instamos a la comunidad internacional y en especial a los países de la región a defender el debido proceso democrático en Brasil y a nuestros líderes de la Patria Grande”, expone el comunicado.

Además, llama a la Unasur  y a la Celac  a reunirse para rechazar la medida contra Rousseff de separarla del cargo por 180 días y a manifestarse a favor del mandato de los pueblos.

“En estos 180 días en los cuales ha sido obligada a separarse de su cargo, las autoridades brasileñas deberán buscar y encontrar las pruebas que no han sido presentadas ni en la Cámara baja ni en el Senado”, advierte el texto.

De acuerdo con el movimiento político ecuatoriano, la presidenta elegida democráticamente por el pueblo brasileño ha sido víctima de un proceso de destitución sin la existencia de un crimen de responsabilidad.

Asistimos a un golpe de Estado encubierto por mecanismos judiciales con el beneplácito de los medios de comunicación, asegura el manifiesto.

También, Alianza PAIS le transmite a Rousseff solidaridad y fuerza para enfrentar este proceso de juicio político y confianza en que la justicia, la verdad y sobre todo la democracia se impondrán frente a los ataques de una oposición viciada en intereses particulares.

A criterio del movimiento gobernante en Ecuador, la oposición en Brasil viola en estos momentos los elementales derechos sociales y políticos, así como la decisión soberana del pueblo de esa nación suramericana.

Andes


Nuevas condenas en Venezuela a golpe de Estado contra Rousseff

El Consejo legislativo del estado de Anzoátegui se sumó hoy al rechazo del gobierno y el pueblo venezolanos al golpe de Estado parlamentario contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

Según una resolución de esa entidad, esa modalidad de ataques contra la democracia es muestra de la injerencia en los asuntos internos de gobiernos legítimos, populares y democráticos, de Latinoamérica y del resto del mundo, socavados por las oligarquías locales y la intromisión de Estados Unidos.

Por su parte, representantes de la Unión Nacional de Mujeres (Unamujer) alertaron que la oligarquía promueve una avanzada en el continente latinoamericano.

Tania Rodríguez, vocera de Unamujer en la entidad oriental, declaró que se mantendrán alerta ante las nuevas arremetidas de la oligarquía y brindó todo su apoyo a la primera mandataria brasileña, electa con más de 50 millones de votos, precisó.

En este sentido, aseguró que en Venezuela la mayoría circunstancial de la Asamblea Nacional (AN) pretende acometer las mismas acciones contra el jefe de Estado, Nicolás Maduro.

Al respecto el gobernador de Anzoátegui, Nelson Moreno, respaldó las políticas que aprobó el presidente Maduro, como extender el Decreto de Emergencia Económica y el Estado de Excepción.

Son estas medidas la garantía de que la Revolución bolivariana protege al pueblo y se mantiene en pie para combatir la guerra económica impuesta por la derecha con apoyo externos, apostilló.

El pasado jueves, el Ejecutivo rechazó categóricamente el golpe de Estado parlamentario contra Rousseff, quien se vio obligada a separarse de su cargo por un período no mayor a 180 días, luego de que el Senado aprobara la ejecución del juicio político.

En un comunicado, el Gobierno venezolano acusó a las cúpulas oligárquicas y fuerzas imperiales de orquestar el golpe parlamentario contra la mandataria mediante farsas jurídicas.

“La presidenta legítima, Dilma Rousseff, primera mujer electa como Jefa de Estado en Brasil, enfrenta una arremetida motivada por la venganza de aquellos factores que perdieron las elecciones y que son incapaces de llegar al poder político por otra vía que la fuerza”, indica ese texto.

El proceso de golpe de Estado en Brasil pretende sustituir la soberanía popular y desconocer la voluntad legítima de su pueblo, precisa el mensaje que también llama a los pueblos a estar alertas y listos para la defensa de la democracia, de la presidenta Dilma y de los procesos de unidad e integración.

Prensa Latina


El PT dice que Temer busca el “fin del multilateralismo” y la “dependencia” con EEUU

El presidente del Partido de los Trabajadores de Brasil, Rui Falcao, denunció este lunes que el gobierno interino de Michel Temer quiere “terminar con el multilaterismo” de la política exterior brasileña y adoptar “dependencia” de Estados Unidos.

“Apenas comenzó, el gobierno usurpador confirma lo que ya preveíamos. En su primera entrevista -y la de algunos ministros- el presidente interino anuncia la disposición de avanzar en privatizaciones, en revisar políticas sociales y reforma agraría, así como terminar con el multilaterilsmo, retornando a la dependencia de Estados Unidos”, dice Falcao.

La política externa de Temer está en medio de un cambio de rumbo respecto de la gestión de Rousseff, luego de que fuera convocado como canciller el opositor José Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña, nuevo aliado del Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB) del gobierno provisorio.

Serra, en comunicados del Palacio del Itamaraty calificó de “falsedades” las interpretaciones hechas por el secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, y los gobiernos de Ecuador, Bolivia, Cuba, Venezuela y Nicaragua, sobre que la salida de Rousseff se trató de un “golpe parlamentario”.

El nuevo ministro de Relaciones Exteriores -el primer no diplomático en 15 años- declaró el sábado que “el tono de las notas corresponde a las falsedades que están siendo debatidas y cuando mayores las falsedades, más fuerte será el tono, cuánto más pequeñas, menos fuerte será el tono”.

El gobierno de El Salvador anunció que retirará su embajador en Brasilia en repudio a lo que considera un “aparente golpe de Estado” producto de la “manipulación política” del proceso contra Rousseff en el Congreso, según dijo el presidente Salvador Sánchez Cerén.

Ansur


El 13 de mayo, el gobierno de Temer repudió a Unasur y países que cuestionan el “golpe” contra Dilma

http://www.nodal.am/2016/05/gobierno-de-temer-repudia-a-unasur-y-paises-que-cuestionan-el-golpe-contra-dilma/