A una semana de la toma del Colegio Nacional República Argentina, iniciativa que se replicó en decenas de instituciones educativas en todo el país, los estudiantes consiguieron la firma del presidente Horacio Cartes.

Con la rúbrica, el mandatario se compromete a derogar la resolución Nº 4613 que establece centros estudiantiles y que es “de tinte autoritario”, de acuerdo a las palabras del nuevo ministro de Educación, Enrique Riera.

Además, promete la declaración de emergencia educativa nacional en infraestructura escolar, entre otras cosas.

“Muy contentos todos queremos decir que logramos nuestro objetivo, la firma del ministro de Educación y del presidente Horacio Cartes. Con la firma el presidente se compromete con la ciudadanía en general y con los estudiantes, que ya no haya corrupción y que haya una buena educación”, expresó Johana Romero, secretaria ejecutiva de la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (Fenaes), en representación de los 30 jóvenes que firmaron el documento ayer.

Los representantes de la Fenaes, la Unión Nacional de Centros de Estudiantes (Unepy), de la Organización Nacional Estudiantil (ONE) y los independientes, quienes participaron de las tomas que se dieron en más de 100 colegios desde el martes de la semana pasada fueron los que estamparon sus firmas con Horacio Cartes y el ministro de Educación, Enrique Riera.

Llamativamente, participaron del encuentro gerentes del Grupo Cartes y asesores del mandatario, quienes solo permanecieron escuchando. Se trata de Francisco Barriocanal y Osvaldo Salum.

Algunos siguen. Si bien las organizaciones confirmaron el levantamiento de las medidas de fuerza en todo el país, algunos centros estudiantiles decidieron continuar con las tomas en algunas instituciones, debido a supuestos problemas internos.

Es el caso de los colegios Vicepresidente Sánchez, donde los secundarios exigen un nuevo local para estudiar mientras se inicien las obras del Fonacide en el colegio.

La misma situación se dio hasta el cierre de esta edición en el Colegio Fernando de la Mora, en la Zona Norte de esta localidad, donde los alumnos incluso escracharon a una de las líderes de la toma de colegios, Camila Benítez. Le reclaman que no peleó por mejoras para esa institución.

Enrique Riera prometió ayer atender a todos los casos de las tomas que no se resolvieron pese al anuncio oficial de los grupos estudiantiles. “Finalmente se hizo la paz, mañana van a volver al colegio, la cosa iba en aumento, entonces era necesario darle prioridad a las tomas. Desde que asumí empecé a enviarles mensajes de amor”, comentó.

Controlarán. Vetner López, de la Unepy, también explicó que se convertirán en adelante en contralores del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide). Implica que pueden enviar a la cartera educativa imágenes, datos y documentos sobre las obras que puedan realizarse y denunciar todo tipo de irregularidades que puedan darse.

Última Hora