Gobernador se reunió con el presidente de la Cámara federal

El gobernador Alejandro García Padilla se reunió ayer con el speaker cameral Paul Ryan, en momentos en que quedó aplazada, por unas horas o días, el proyecto de ley que impondría una junta federal de control fiscal por encima del gobierno de Puerto Rico y que tendría ciertos poderes para reestructurar la deuda pública de la Isla.

Después de tener el martes reuniones en Nueva York con acreedores, el gobernador viajó a Washington para reuniones en el Congreso.

Como parte de esos encuentros, La Fortaleza informó de que el gobernador se ha reunido hoy con Ryan, el presidente del Comité de Recursos Naturales, Rob Bishop (Utah), y el portavoz adjunto de la minoría demócrata en la Cámara baja federal, Steny Hoyer (Maryland).

También se entrevistó con los congresistas republicanos Sean Duffy (Wisconsin), autor del proyecto que impone la junta federal de control fiscal por encima del gobierno de Puerto Rico; el boricua Raúl Labrador (Idaho), miembro del Comité de Recursos Naturales; y  Charles Dent (Pensilvania).

En una declaración escrita, el gobernador indicó que abogó en las reuniones por un mecanismo que permita una reestructuración ordenada y sustentable de la deuda pública, “así como el desarrollo económico de la isla”.

“El país espera por una pronta y justa acción del gobierno federal, que tenga el resultado de brindar las herramientas que Puerto Rico necesita para su recuperación económica. Hemos sido enfáticos en afirmar que las consecuencias de la crisis fiscal ya se han comenzado a sentir. El Congreso debe actuar prontamente con un proyecto que brinde las herramientas necesarias, de lo contrario, el escenario será aún más desolador”, indicó el gobernador.

Según García Padilla, en las reuniones también advirtió que el acceso del gobierno de Puerto Rico a un mecanismo para reajustar sus obligaciones financieras, no puede ser “a expensas de la democracia y autogobernanza del país”.

El Nuevo Dia


Casa Blanca confía Congreso armonice diferencias sobre Puerto Rico

La Casa Blanca exhortó ayer al liderato del Congreso a “armonizar sus diferencias” en torno a un proyecto de ley que pueda mitigar la crisis fiscal y de deuda pública de Puerto Rico.

Josh Earnest, portavoz del presidente Barack Obama, reaccionó al retraso en la presentación de una nueva versión del proyecto de ley que impulsa imponer una junta federal de control fiscal por encima del gobierno de Puerto Rico.

“Siguen tratando de armonizar sus diferencias”, dijo, al insistir en que la receta del Ejecutivo federal es otorgar ahora al gobierno de Puerto Rico autoridad para reestructurar su deuda y establecer “supervisión independiente”.

“El Congreso debe proveer a Puerto Rico un régimen ordenado de reestructuración”, señaló Earnest, pero a cambio “el gobierno puertorriqueño debe comprometerse a implantar reformas económicas y financieras que serán buenas para la economía a largo plazo”.

A su vez, “creemos que debe haber una forma de rendir cuentas sobre esas reformas” por medio de una “supervisión independiente”, indicó el portavoz de la Casa Blanca.

Aunque son asuntos que no están dentro de la legislación que se intenta aprobar en la Cámara baja federal, Earnest reafirmó el respaldo del gobierno del presidente Obama a que el gobierno federal encamine la paridad en Medicaid y acceso al crédito contributivo federal por ingresos vengados (Eitc).

En su visita del lunes a San Juan, el secretario del Tesoro, Jacob Lew, hizo claro al gobernador y a los líderes legislativos que no habrá cambios al poder de la junta federal sobre el gobierno de Puerto Rico, según el presidente del Senado, Eduardo Bhatia.

Junto al poder de reestructuración de la junta, sin embargo, todavía hay forcejeos entre demócratas y republicanos sobre la forma de nombrar a los miembros de esa nueva autoridad federal que funcionaría por encima del gobernador y la Legislatura de Puerto Rico.

Earnest sostuvo que participó de una reunión en la Casa Blanca en la que el secretario Lew habló sobre su viaje del lunes a San Juan y las limitaciones que dijo haber visto en el Centro Médico de Puerto Rico.

El Nuevo Dia