El Gobierno de Guatemala lamentó y denunció ante la comunidad internacional, un nuevo hecho de uso excesivo de la fuerza del Ejército de Belice.

Según la Cancillería, tres guatemaltecos, uno de ellos herido de bala, fueron detenidos por las autoridades de Belice a inmediaciones del Parque Nacional Chiquibul, ubicado a ocho kilómetros al este de la denominada zona de adyacencia, en territorio administrado por la excolonia británica.

En un comunicado divulgado por el Ministerio de Relaciones Exteriores, se explica que uno de los detenidos es Carlos Roberto Pérez Hernández, de 23 años, con una herida de proyectil de arma de fuego en el área del codo.

Los otros capturados fueron identificados como Salomón Martínez Pascual, de 19 años, y Edin Alexander Escobar García, de 17.

Las autoridades beliceñas acusan a los tres guatemaltecos, que son originarios de la comunidad Las Brisas, Chiquibul, en el municipio de Melchor de Mencos, en el departamento norteño de Petén, de extracción ilegal de oro.

El personal consular de Guatemala en Belice realiza las indagaciones correspondientes y les han informado de manera preliminar, que les impodrán cargos por ingresar ilegalmente a una reserva forestal y por la extracción ilegal de oro.

El Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex) dijo que se rechaza la versión oficial de Belice en el sentido de que el campesino guatemalteco atacó con un machete a un miembro de las fuerzas de defensa de ese país que estaba debidamente equipada y armada.

En abril pasado un guatemalteco menor de edad fue asesinado a tiros por las fuerzas de seguridad de Belice en la frontera no delimitada entre los dos países.

Agencia Guatemalteca de Noticias


Delegados de OEA visitan zona entre Guatemala y Belice

Delegados de la Organización de Estados Americanos (OEA) visitaron la zona fronteriza no delimitada entre Guatemala y Belice, por un añejo conflicto territorial, para conocer la muerte de un menor en abril, informó este sábado una fuente oficial.

Los representates de la OEA evaluaron la situación de comunidades guatemaltecas en esa región “luego del incidente con las Fuerzas de Defensa de Belice, donde perdió la vida el niño Julio René Alvarado (13, años)”, indica una nota de la cancillería guatemalteca.

Guatemala y Belice mantienen una disputa territorial desde hace unos 150 años, pero la tensión diplomática entre los dos países se avivó el 20 de abril tras la muerte a tiros del menor guatemalteco, supuestamente por soldados beliceños que dispararon contra una familia y dejaron otros dos heridos.

Esta semana se registró otro incidente luego de que circularan dos videos en que se ven soldados caribeños ingresando con una embarcación en un río que divide a los dos países en la zona fronteriza no delimitada.

La OEA ha sido hasta el momento la mediadora del litigio, pero los dos países acordaron llevar la diferencia a la Corte Internacional de Justicia para alcanzar un acuerdo final, pero sin fecha determinada para el proceso.

La visita, que se realizó el viernes, estuvo encabezada por la Representante Especial del secretario general de la OEA para Asuntos Belice-Guatemala, Magdalena Talamás, y el director de la Oficina de la OEA en la Zona de Adyacencia, Sergio Benítez.

En un recorrido por el lugar, los acompañaron los ministros guatemalteco de Relaciones Exteriores y de la Defensa, Carlos Raúl Morales y Williams Mansilla respectivamente, agrega.

Morales aprovechó la visita para solicitar “a la OEA un diagnóstico de las 36 comunidades para fortalecer y ampliar los proyectos de desarrollo sostenible que permitan la subsistencia de las familias y el incremento del intercambio comercial”, puntualiza.

Aunque Guatemala reconoció la independencia de Belice en 1991, le reclama a su vecino 12.272 km2, equivalentes a 50% del territorio de la excolonia británica, incluyendo varias islas y cayos.

El Período