El Jefe de la Bancada Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Orlando Blanco Lapola, informó que este bloque legislativo analiza solicitar un antejuicio contra el Presidente de la República, Jimmy Morales, por supuestas negociaciones privadas sostenidas con representantes de la empresa Maersk –que compró a la casa matriz de TCQ- Guatemala S.A.

Blanco detalló que para este viernes 20 se citó al Secretario General de la Presidencia, Carlos Adolfo Martínez Gularte, al Secretario Privado de la Presidencia, Rodrigo Colmenares Pellecer, y al Comisionado Presidencial de Puertos y Aeropuertos, Enrique Godoy, para que informen de qué se trató la reunión y los acuerdos a que llegaron.

“Es lamentable que en estas negociación se note la ausencia de la Procuraduría General de la Nación (PGN); es necesario que ella fije un planteamiento claro por representar los intereses del Estado en un litigio millonario” dijo.

Luego indicó que Morales no está facultado para estar realizando negociaciones con empresas privadas en un litigio que se está dilucidando actualmente.

“Desde hace un buen tiempo, debió haberse planteado el recurso de nulidad, en lugar de estar planteando estrategias jurídicas”, resaltó.

Sobre el paricular, María Eugenia Villagrán, titular de la PGN, dijo que le parece preocupante que Morales se haya reunido, sin invitarla, con representantes de la empresa Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ), involucrada en el caso de corrupción por la ampliación del Puerto Quetzal.

La aún funcionaria dijo en un programa radial: “Es preocupante, porque cuando una persona tiene un abogado él se encarga del caso y debe estar en las reuniones”. En el caso TCQ están acusados el expresidente Otto Pérez Molina y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, así como otros exfuncionarios.

No obstante, el abogado constitucionalista Roberto Molina Barreto comentó que legalmente no existe ningún impedimento para que el jefe de Estado se reúna con representantes de cualquier empresa privada; más, cuando se trata de solucionar una crisis y corregir cualquier error cometido en el pasado.

Los representantes de la PGN tampoco están obligados a estar presentes en este tipo de reuniones, pues su función se limita a recibir la instrucciones del Presidente, afirmó.

SIN PRONUNCIAMIENTO

El portavoz presidencial, Heinz Heimann, informó que este caso se encuentra ya en manos de la PGN y que se reserva cualquier declaración, hasta que se ventile el caso en los órganos judiciales respectivos.

Esto, independientemente de que la acual Procuradura, Eugenia Villagrán, haya renunciado al puesto y que después del 31 de mayo tenga que nombrarse a otro Procurador.

Siglo 21