Por el fin de la MINUSTAH y toda ocupación de HAITÍ 

Por la desmilitarización de nuestra América

El pueblo haitiano está en pie de lucha frente al imperialismo estadounidense y sus aliados. Las movilizaciones populares de 2015/16 pusieron en jaque los planes de la llamada “comunidad internacional”, forzando la salida del ex presidente Martelly y la caída tres veces de la segunda ronda electoral, exigida desde afuera aunque fuese con un solo candidato. Pese al rechazo frontal de EE.UU., lograron iniciar un proceso de verificación del escrutinio 2015, calificado de fraudulento, con desenlace aún abierto.

En este contexto el Consejo de Seguridad de la ONU se apresta a decidir sobre el futuro de la MINUSTAH – la Misión de Naciones Unidas por la Estabilización de Haití. Esta fuerza multilateral, con mayoría de tropas de América latina, ocupa Haití desde el 1 de junio de 2004, seguido al primer golpe de Estado de este nuevo milenio contra un gobierno elegido en nuestra América. Su mandato actual concluye el 15 de octubre de 2016.

Haití no es una amenaza para la seguridad hemisférica, como afirma el Consejo de Seguridad al mantener la MINUSTAH. Es un ejemplo de resistencia contra la ocupación y saqueo que se manifiestan a través del desconocimiento de la institucionalidad democrática, el despilfarro de recursos colectivos a través del modelo de sobre-consumo, el acaparamiento de tierras campesinas, la destrucción de los bienes comunes y eco-sistemas, la profundización de la dependencia, alimentaria, financiera, comercial y energética y la mercantilización de la vida.

Cada vez más sectores haitianos denuncian la injerencia extranjera en su país, el fracaso de los objetivos anunciados por la MINUSTAH e incluso su papel en el agravamiento de la crisis haitiana. Pero EE.UU. ahora busca prorrogar su mandato y Canadá se dispone a asumir el comando de una nueva etapa, ligada descaradamente a la “protección” de sus inversiones en la mega minería, el turismo de lujo, la maquila, la agroindustria exportadora, un paraíso fiscal.

Haití es un laboratorio de las nuevas fórmulas del imperialismo estadounidense para retomar el control político y reconstruir su hegemonía en el continente frente a la grave crisis del sistema capitalista. Así, retirar las tropas extranjeras de Haití – empezando con las latinoamericanas – y poner fin a la MINUSTAH deben ser ejes de la ola unitaria de movilizaciones populares que hay que desatar para paralizar esta ofensiva, desnudar las modalidades actuales de ocupación económica, mediática, jurídica y militar y avanzar en la construcción de alternativas liberadoras.

Por eso, llamamos a realizar una Jornada continental de acción solidaria el 1ro de Junio del 2016, y a seguir reforzando las movilizaciones hasta el 15 de octubre, unidos al pueblo haitiano en su lucha para lograr:

  • el retiro inmediato de las tropas de ocupación de Haití;
  • el desmantelamiento completo de la MINUSTAH que socava su soberanía y ha traído inmensos sufrimientos para el pueblo de Haití;
  • que la ONU reconozca su responsabilidad criminal en la introducción del cólera e indemnice al país y a las familias de los 9000 hombres y mujeres a quienes esta epidemia mató;
  • que la ONU invierta recursos adecuados para la erradicación del cólera y la provisión de infraestructura asegurando el acceso universal al agua potable;
  • al respetar el desarrollo del proceso electoral, de acuerdo a lo establecido en las instancias administrativos locales, sin las presiones externas para el cumplimiento de los plazos que solo responden a los intereses de las agendas intervencionistas.
  • el desmantelamiento de todas las bases militares imperialistas en el continente y el respeto de América Latina y el Caribe como zona de paz;
  • contrarrestar los procesos de desestabilización y golpes antidemocráticos, de criminalización de las luchas sociales, de asesinatos selectivos y violación de los derechos humanos, de los pueblos y de la naturaleza, en toda la región.

Llamamos a realizar, el 1ro de junio y hasta el 15 de octubre, en todos los rincones de nuestro continente, acciones de diverso tipo para visibilizar la lucha del pueblo de Haití, solidarizarnos con ella y presionar para el cumplimiento de sus demandas. Llamamos a organizar, entre otras posibilidades:

  • Manifestaciones, piquetes, marchas
  • Radios-abierta, mesas-debate, presentación de vídeos
  • Peticiones, cartas, pronunciamientos
  • Entrevistas con responsables de los poderes parlamentarios y ejecutivos
  • Eventos locales, nacionales y subregionales

Llamamos a apoyar también al Tribunal popular antiimperialista que se desarrollará en Haití entre el 28 de julio y el 17 de diciembre del 2016, profundizando sobre las consecuencias criminales de la ocupación centenaria del país y reforzando las respuestas populares.

El pueblo de Haití sigue ofreciendo, desde fines del siglo XVIII, alternativas transformadoras de liberación e igualdad. Ofrezcámosle nuestro respeto y solidaridad.

Viva la autodeterminación de los Pueblos

Abajo el neoliberalismo de guerra

Viva la protección y defensa de nuestros bienes comunes

Viva la soberanía alimentaria, energética y financiera

Viva la agricultura campesina agroecológica

Viva América Latina y el Caribe como zona de paz

 

CAMPAÑA DE SOLIDARIDAD HAITÍ NO MINUSTAH

Para sumar adhesiones: [email protected]   

Visítanos https://haitinominustah.info

FB: Haiti.no.minustah

@HaitiNoMinustah

Haití Minusah