Miembros del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) exigieron con una protesta esclarecer el crimen de la activista Berta Cáceres.

La caminata inició en las instalaciones del Ministerio Público (MP), donde pidieron la captura de los encargados del proyecto Agua Zarca.

Posteriormente se desplazaron a Casa Presidencial para pedirle al Presidente Juan Orlando Hernández se haga justicia.

Los miembros del Copinh llegaron hasta la culminaron la manifestación en el edificio del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh).

Los protestantes consideran que con las captura de cinco personas implicadas en el crimen solo se está actuando en contra de los autores materiales.

El pasado 2 de mayo se arrestó a cuatro personas en distintos puntos del país, posteriormente se aprehendió a otro vinculado en el asesinato.

Berta Cáceres fue ultimada a balazos el pasado 3 de marzo en su casa de habitación de La Esperanza, Intibucá.

LaTribuna


Volver