Indígenas amenazan con volver a las calles

La Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP) anunció ayer el inicio del periodo de prueba de la polémica central hidroeléctrica Barro Blanco, en la provincia de Chiriquí, que implica el llenado de su embalse entre mañana y el próximo 3 de agosto.

En un comunicado, se deja informa que el llenado del embalse es dos meses y dos semanas es de carácter temporal y únicamente para la realización de pruebas para examinar los elementos que componen la hidroeléctrica y su conexión al Sistema Eléctrico Nacional.

INICIOS DE LA OBRA
  • La compañía de capital hondureña desde 2008 tiene el proyecto
  • La Empresa Generadora del Istmo S.A (Genisa) inició en 2008 la construcción del proyecto que tiene un costo aproximado de $130 millones.
  • Los empresarios de Genisa son de origen hondureño.

‘La operación se realizará paulatinamente, cerrando la compuerta de la presa e iniciando el proceso de inundación en la costa 74 msn (metros sobre el nivel del mar), llegando a la costa 103 msn nivel máximo de operación aproximadamente el día 21 de junio, regresando a su nivel mínimo de 74 msn, a más tardar el próximo 3 de agosto’, indicó la ASEP.

Dirigentes indígenas dijeron que no fueron informados de lo que venía y que para ejecutar el plan tienen conocimiento que las autoridades del Gobierno han movilizado a unas 200 unidades policiales, que buscarán desalojar a los manifestantes que acampan en los alrededores y frente al proyecto para mostrar su rechazo.

La consigna es defender los derechos territoriales de la Comarca Ngäbe Buglé, la Ley 10 de 1997, que crea la comarca y los derechos constitucionales del pueblo afectado como los artículos 27 (libre tránsito) y 90 (de respeto a identidad étnica).

‘Esta es una violación más a los derechos humanos , porque con este llenado se afectará a comunidades como Quebrada Plata, Quebrada de Caña, Quebrada Kia y Nuevo Palomar,

Donde se estará inundando una tierra ceremonial para el pueblo ngäbe’, dijo el líder Manolo Miranda.

Miranda agregó que no descartan una ‘lucha en las calles’, para defender el valor de tierras, los árboles y sus recursos.

Asimismo, el dirigente invitó a las organizaciones indígenas y a los pueblos originarios a estar alertas al llamado que se haga para ‘seguir defendiendo su identidad’.

TODO FUE INFORMADO

La ASEP aseguró que el proceso de llenado ha sido debidamente comunicado a las autoridades tradicionales de la comarca, así como a varias comunidades aledañas como Cerro Algodón, Llano Culebra, Nuevo Palomar, La Emeregilda, Nancito y Cogle.

‘A sus autoridades se les explicó la necesidad de realizar el llenado de la presa, reiterando que es de carácter temporal para la realización de las pruebas antes mencionadas’, expresó.

Igualmente, enfatizó que el proceso forma parte de los acuerdos firmados entre la Comisión de Alto Nivel sobre Barro Blanco, la comisión técnica y las autoridades tradicionales de la comarca en agosto de 2015.

El llenado definitivo y la operación no iniciarán hasta tanto no culminen los acuerdos de las mesas técnicas de diálogo.

El Gobierno instaló el 2 de febrero de 2015 una Mesa de Diálogo, con mediación de la ONU, para buscar una salida a las protestas contra la hidroeléctrica. El 10 de agosto de 2015 los dirigentes indígenas y el presidente Juan Carlos Varela firmaron un acuerdo sobre la culminación del proyecto Barro Blanco, con el compromiso de realizar trabajos, pero no iniciar la operación.

La Estrella de Panamá