El fiscal general adjunto Federico Espinoza anunció que el Ministerio Público comenzará hoy a analizar la denuncia presentada el pasado viernes, por los supuestos hechos de enriquecimiento ilícito y asociación criminal, contra el expresidente de la República Nicanor Duarte Frutos.

La presentación realizó el exsenador, ex ministro de Defensa y exaliado político de Duarte Frutos, Nelson Argaña.

Si existen elementos nuevos la fiscalía podría reabrir una investigación que inició en 2006 pero que fue archivada por falta de pruebas.

Según los documentos, en el 2006 la fiscalía decidió de oficio iniciar una investigación a Duarte Frutos, porque, pese a existir correspondencia de bienes según la Contraloría, existía una hipótesis fáctica de la presunta existencia del hecho punible de enriquecimiento ilícito del funcionario público.

En ese entonces el escrito de la fiscalía señalaba que inició una investigación “formal y exhaustiva” recolectando “elementos de convicción”.

La revisión comenzó con la declaración jurada de bienes correspondiente al 19 de abril de 1999, cuando Duarte Frutos se desempeñaba como ministro de Educación.

A la carpeta fueron agregadas listas de inmuebles y muebles de Duarte Frutos y su esposa Gloria Penayo de Duarte; tasación y avalúo de los bienes; informe del Servicio Nacional de Catastro y un informe pericial de todas las propiedades.

Formaron parte además del expediente títulos de propiedad de vehículos; informe de la Subsecretaría de Tributación en referencia a la categoría o tipo de registro único de Imagro correspondiente a la estancia San José; certificados de tránsito de animales; de Senacsa sobre traslado de semovientes; e informe del Colegio San Ignacio de Loyola referente a los montos abonados por la educación de sus hijos.

La investigación se inició el 2 de marzo de 2006. Finalmente un años después, en marzo de 2007, la fiscalía aseguró que “con las enormes cantidades de elementos de convicción recogidos por los agentes fiscales René Fernández y Liliana Alcaraz, se puede notar que la investigación fue realizada con todas las formalidades exigidas para el efecto y al no obtener indicios que señalen la existencia de hechos penales relevantes se solicita la desestimación del caso”.

De origen humilde

Quienes conocen a Duarte Frutos aseguran que proviene de una familia humilde de Coronel Oviedo. Su padre, Héctor Duarte, fue comisario de la dictadura, y su madre, Disnarda, ama de casa.

Se desempeñó como periodista de un matutino local hasta 1992, antes de saltar al sector público. El denunciante Argaña le atribuye ahora un importante número de bienes y sociedades.

ABC