El primer crucero en viajar de Estados Unidos a Cuba en más de medio siglo zarpó del puerto de Miami a las 4:05 horas locales (la misma en la Isla), con más de 700 pasajeros a bordo y tras el tradicional bautizo con chorros de agua expelidos por dos buques.

El barco tocará el Puerto de La Habana a las 10:00 am de este lunes. Después de la capital cubana tiene planeado viajar a Cienfuegos (el jueves) y Santiago de Cuba (el viernes).

Media docena de cubanoamericanos viajan también en el buque Adonis de la compañía Fathom, filial de Carnival Corp, la compañía más grande del mundo en su tipo.

Orta, de 47 años, quien salió de Cuba con sus padres rumbo a España cuando tenía tres años, es uno de los cubanoamericanos que pisará la isla tras viajar en un crucero en medio siglo.

Pero el primer cubanoamericano que bajará del buque es Arnoldo Pérez, consejero general de Carnival, según anunció esta mañana en una rueda de prensa el presidente de la firma de cruceros, Arnold Donald.

El viaje presenta restricciones para los pasajeros, pues Estados Unidos solo permite embarcar a los ciudadanos estadunidenses que se acojan a alguna de las 12 categorías permitidas para viajar a Cuba.

Entre ellas los motivos religiosos, familiares, periodísticos o culturales, pero en ningún caso turístico, pues esta área sigue vetada por el bloqueo comercial que persiste de Estados Unidos a la isla.

Durante el recorrido del Adonia los viajeros tendrán actividades como visitas guiadas, encuentros con artistas y clases de baile.

“Por ejemplo, el lunes las personas van a estar involucradas en actividades durante cinco horas y después van a estar libres para que puedan hacer lo que quieran y a donde quieran ir”, dijo Tara Russell, presidente de Fathom, una de las 10 marcas de Carnival que organiza el viaje del Adonia.

Cuba Debate