La “Marcha del Silencio” vence generaciones, el olvido, y las amenazas. Desde 1996 se realiza con el único propósito de conocer el destino de los 196 uruguayos detenidos desaparecidos en dictadura, por verdad y justicia. Este año coincidió, además, con los 40 años de la muerte de los legisladores Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz y los militantes de izquierda Rosario Barredo y Williams Whitelaw, la desaparición de Manuel Liberoff, de los 22 militantes de izquierda traídos de Argentina en el Segundo Vuelo de la Muerte, y el secuestro y desaparición de la maestra Elena Quinteros.

Como cada 20 de mayo, la procesión fue extensa, silenciosa, pero combativa. Reclamó conocer el paradero de los desparecidos, saber la verdad y aplicar la justicia sobre quienes cometieron delitos de lesa humanidad.

La tradicional “Marcha del Silencio” coincidió este año con los 40 años de la muerte de los ex legisladores Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz y los militantes de izquierda Rosario Barredo y Williams Whitelaw, asesinados por el terrorismo de Estado uruguayo – argentino en el año 1976, en el marco de la Operación Cóndor de coordinación represiva de las dictaduras del Cono Sur.

Se enmarcó también en los 40 años de la desaparición de Manuel Liberoff, los 40 años de la desaparición de 22 militantes de izquierda que fueron traídos de Argentina en el conocido como Segundo Vuelo de la Muerte, y los 40 años del secuestro y desaparición de la maestra Elena Quinteros de la embajada de Venezuela.

Asimismo, se cumplen 45 años de la desaparición de Abel Adán Ayala Álvez, estudiante de Medicina y funcionario en Sanidad Policial, quien fuera la primera víctima del Escuadrón de la Muerte, aún en democracia.

En esta oportunidad la consigna fue: “Ellos en Nosotros – Contra la Impunidad de Ayer y de Hoy – Verdad y Justicia”.

También se realizaron marchas y concentraciones en Paris, Buenos Aires y Santiago de Chile, y en el interior en: Pirápolis, Maldonado, Rivera, Florida, San José, Paysandú, Mercedes, Tacuarembó, Melo, Rocha, Salto, Juan Lacaze, Carmelo, Treinta y Tres, Minas, Flores, Fray Bentos y Artigas, aseguraron los organizadores.

“La lucha será siempre contra la impunidad de los crímenes del terrorismo de Estado y su ocultamiento hasta el presente”, asegura la organización Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos.

Integrantes de dicha organización cuestionaron que “la investigación sobre el robo de los discos duros y la amenaza a los antropólogos del Grupo de Antropología Forense aún no muestra avances”.

“A la impunidad de los delitos de lesa humanidad cometidos en el pasado, amparada por los sucesivos gobiernos desde la salida de la dictadura, puede llegar a sumarse la impunidad sobre estos ataques en el presente, que hieren profundamente el estado de derecho”, aseguran.

Indican que “el silencio cómplice de las Fuerzas Armadas y su falta de reconocimiento sincero de lo horroroso de sus crímenes habla de cómo continúan formando a las nuevas generaciones de militares y los descalifica totalmente como presuntos educadores en valores de nuestra juventud”, indica la organización”.

Homenajes

Este 20 de mayo también se realizaron en horas de la mañana y el mediodía los homenajes a: Michelini en el Cementerio Central, y a Héctor Gutiérrez Ruiz en el Cementerio del Buceo.

El pasado jueves 19 se realizó el concierto “Música por la Vida” dirigido por el maestro ruso Yuri Sobolev con la interpretación del “Requiem” de Mozart.

Por su parte, el  Correo y la Cámara de Representantes presentaron el pasado miércoles sendos sellos un en homenaje a Michelini y Gutiérrez Ruiz, y Diputados colocó una placa recordatoria en su antesala.

La Red 21


Pasados presentes

Con una multitudinaria participación, se realizó en la noche de este viernes la 21ª Marcha del Silencio, encabezada como siempre por Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, pero este año con una pancarta con la consigna: “Ellos en nosotros. Contra la impunidad de ayer y hoy. ¡Verdad y justicia!”. La movilización partió de Rivera y Jackson, tomó por la avenida 18 de Julio y culminó en la Plaza Libertad.

El silencio dominante durante el trascurso de toda la marcha, solo se vio interrumpido por el “presente” que repitieron los manifestantes después de que los altoparlantes decían el nombre de cada uno de los desaparecidos, al final por la entonación del himno nacional y luego por uno de los familiares que gritó: ¡“Viva la democracia!”.

Este año, además, la marcha recordó los 40 años de la desaparición de Manuel Liberoff, de los 22 militantes que fueron traídos de Argentina en el conocido como Segundo Vuelo, del secuestro y la desaparición de la maestra Elena Quinteros, y de los asesinatos de Zelmar Michelini, Héctor Gutiérrez Ruiz, William Whitelaw y Rosario Barredo, ocurridos en Buenos Aires.

Pero también, la organización Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos hizo especial énfasis en reclamar el esclarecimiento de las amenazas y el robo al Grupo de Investigaciones en Arqueología Forense (GIAF). Ignacio Errandonea, de Madres y Familiares, dijo que si bien las amenazas y robos “siempre existieron”, lo que pasó en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación “es la gota que desbordó el vaso”. “No puede ser que el gobierno chifle y mire para el costado. La justicia debe actuar y la policía debe actuar, porque los medios técnicos que demostraron tener para neutralizar una alarma y que no quede registrado, no lo tiene nadie a mano. Es muy poca la gente que puede tener acceso a eso. Por lo tanto, la policía, si realmente quiere investigar, debe hacerlo y debe encontrar a los culpables rápidamente”, manifestó. El senador del Frente Amplio (FA) Rafael Michelini, hijo de Zelmar Michelini, también habló del tema y dijo que el hecho “preocupa” porque “no fue ni un hurto ni un robo”, “se quiso sacar la información”, y “decir que ellos podían entrar en cualquier momento y en cualquier circunstancia y hacer lo que quisieran”.

“Ellos quisieron que nosotros supiéramos que estuvieron para decir: la impunidad sigue existiendo. Nosotros somos impunes. Ese es el mensaje. Pero contra esa impunidad está esta marcha. Contra la impunidad de siempre, está el reclamo de verdad, de justicia, de memoria que es muy importante para las nueva generaciones y de nunca más terrorismo de estado”, afirmó.

La Diaria