Las ministras reunidas en la XXXVII Asamblea de la Comisión Latinoamericana de la Mujer (CIM), adscrita a la OEA, adoptaron ayer la Declaración de Lima, que insta a los países latinoamericanos a promover la igualdad y el empoderamiento económico de esta población.

“La Declaración de Lima compromete a nuestros estados a fomentar la participación y liderazgo de las mujeres en las decisiones políticas relacionadas al ámbito económico, así como a promover su participación en la dirección de empresas públicas y privadas”, afirmó la flamante presidenta de la CIM, Marcela Huaita.

La ministra peruana agregó que el compromiso de los Estados debe estar vinculado al fortalecimiento del emprendimiento femenino como la vía para la consolidación de la diversificación productiva de los países latinoamericanos.

Las ministras de la mujer y delegadas participantes acordaron, además, identificar sectores y niveles específicos donde existan brechas salariales de género, formular e implementar leyes, políticas y programas que coadyuven a cerrar estas brechas.

Asimismo, se comprometieron a visibilizar el valor económico y social del trabajo no remunerado en el hogar, en particular el trabajo de cuidado, como herramienta fundamental para el diseño e implementación de políticas públicas adecuadas de corresponsabilidad y de cuidado, tomando en consideración las diferencias étnicas, económicas y sociales.

Huaita señaló que es imprescindible tomar en cuenta las diferentes formas de discriminación que acompañan a las diversas identidades de las mujeres como las afrodescendientes, indígenas, migrantes, con discapacidad, lesbianas y transexuales.

Otros desafíos son el embarazo adolescente que repercute en la desigualdad de oportunidades en el mercado laboral e incrementa la brecha salarial, así como el impacto del cambio climático y fenómenos delictivos como el narcotráfico y la trata de personas con fines de explotación.

Huaita fue nombrada ayer presidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM), adscrita a la Organización de los Estados Americanos (OEA), en el cierre de la XXXVII Asamblea de Delegadas.

La ministra peruana agradeció su elección en la sesión plenaria donde se escogieron a las nuevas autoridades que regirán el Comité Directivo de la CIM en el próximo trienio y declaró que su tarea será continuar “la tarea que deja la presidenta saliente, Alejandra Mora”.

En este pleno también se designó el Comité Directivo para el próximo trienio, que estará integrado por Belice, Argentina, Panamá, Bolivia y Colombia, y la vicepresidencia de la CIM, que estará a cargo de Costa Rica, México y Paraguay.

La asamblea ha reunido durante dos días a ministras y delegadas de los 34 estados miembros de la OEA y su apertura estuvo enfocada en el empoderamiento económico de las mujeres de la región.

La CIM, constituida en 1928, fue el primer órgano intergubernamental creado para asegurar el reconocimiento de los derechos humanos de las mujeres, está constituido por 34 delegadas y celebra sus asambleas cada dos años donde define la agenda a seguir.

Terra Noticias

Declaración de Lima: