El presidente boliviano, Evo Morales, afirmó que este año el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá en cinco por ciento, unos 34 mil millones de dólares.

De acuerdo con Morales, la información no proviene solo del Gobierno, sino que es apreciación y seguimiento de los organismos internacionales. El mandatario comparó la situación actual con la época neoliberal para demostrar cuánto avanzó el país en la última década.

En 2005, último año de la etapa del neoliberalismo, la renta petrolera era de 300 millones de dólares, pero en 2015, pese a la baja del precio del crudo, la utilidad fue de 4 mil millones de dólares, afirmó.

Añadió que cuando ya se acerca la primera mitad de 2016, los organismos financieros coinciden en que Bolivia marcha al frente en alza del PIB.

La representante del BM en La Paz, Nicola Pontara, admitió que esta nación supo aprovechar la década de oro para ahorrar, lo que le ha permitido ser una de las economías más fuertes en la región.

“Hoy en día el país que más está creciendo en toda América Latina es Bolivia, dado que ha manejado bien su economía durante la década dorada”, dijo Pontara.

El ministro boliviano del sector, Luis Arce, coincidió en que los indicadores de los primeros meses son alentadores y, si continúa la tendencia, sin dudas se alcanzará el cinco por ciento a fines de año.

De acuerdo con Arce, felizmente los fenómenos climatológicos como El Niño o La Niña han tenido un impacto menor al inicialmente previsto, a diferencia de lo ocurrido en Perú, Paraguay y Brasil.

Todo apunta a que si sigue así, y si no vamos a tener nuevamente efectos de esta naturaleza, la economía va ir creciendo en la línea programada, afirmó el ministro.

Jornada