El expresidente de Colombia, Álvaro Uribe Velez, pidió este viernes en Estados Unidos que un ejército internacional arremeta contra Venezuela.

Además esta solicitud fue realizada desde un encuentro en la ciudad de Miami, en la que también participaron el ex presidente de España, José María Aznar y Lilian Tintori, esposa del político de derecha, Leopoldo López, detenido por los delitos de instigación pública, daños a la propiedad, incendio y asociación para delinquir, tras la activación del plan golpista La Salida.

En este sentido, la integrante del movimiento Colombia no está sola, Liliana Gutiérrez,  expresó “Alvaro Uribe Velez siempre ha estado ligado a los intereses del imperialismo, de hecho Colombia es uno de los países más intervenidos y militarizados por EEUU, por eso tenemos más de nueve bases militares Norteamericanas”.

“Son unos descarados. ¿Por qué no se cuestionan la falsa democracia colombiana? Si tenemos una de las diásporas de desplazamiento más grandes de América Latina y del mundo, donde se persiguen a los sindicalistas, se desaparecen estudiantes, se asesina y se persigue al movimiento popular, e incluso en medio de los diálogos de paz se ha recrudecido la guerra en las zonas rurales”, agregó Liliana Gutiérrez.

Vale acotar que durante la reunión también estuvo presente el secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien desde que asumió la administración del organismo internacional, ha realizado constantes pronunciamientos contra Venezuela.

“Uribe es parte de esa casta política que ha utilizado la violencia como mecanismo de asegurar sus intereses y su poder. Pero además internacionalmente hay un cerco mediático contra Venezuela que busca deslegitimar al presidente Nicolás Maduro, ahora más que nunca a la derecha le interesa que el gobierno venezolano se caiga, sin importar que en Venezuela haya elecciones, tengan una de las tasas más altas de participación política, o una de las mejores Constituciones del mundo”, agregó la integrante del movimiento Colombia no está sola.

La Radio del SUR